Compartir
Publicidad

Nuclear, biológico o químico: cómo se prepara España para un ataque así

Nuclear, biológico o químico: cómo se prepara España para un ataque así
16 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Podríamos decir que entre Corea del Norte y Estados Unidos hay una "tensión nuclear no resuelta". En otros momentos, la escalada de tensión ha sido con otros países como Irán. Ambos parecen quedar lejos de nuestro país y, por tanto, de un posible efecto del lanzamiento de un misil nuclear.

Pero los misiles nucleares no son el único riesgo. Hay otro tipo de desastres nucleares o ataques biológicos o químicos para los que las autoridades españolas han diseñado protocolos con el fin de proteger a la población civil. ¿Cuáles son estos protocolos y cómo se ejecutarían en caso de necesidad?

Somos la OTAN y así disuadimos

Dice la Cumbre de Varsovia de la OTAN, acordada por todos los Jefes de Estado y de Gobierno en julio de 2016, que “las armas nucleares son un componente central de las capacidades generales de la OTAN para la disuasión y la defensa junto con las fuerzas de defensa convencionales y de misiles”.

El Ejército es el principal responsable de establecer los planes de emergencia ante un ataque nuclear

España, como miembro de este organismo, también está sujeta a estas medidas. Pero, según aclara la OTAN, las armas nucleares se contemplan más como una medida de disuasión y defensa colectiva que de uso activo. Eso sí, a renglón seguido subraya que “mientras existan armas nucleares, la OTAN seguirá siendo una alianza nuclear”.

Además de Estados Unidos, Reino Unido y Francia poseen lo que la OTAN denomina “fuerzas nucleares estratégicas independientes” y, por tanto, pueden tomar sus propias decisiones al margen de la OTAN. Algo que “contribuye a la disuasión al complicar los cálculos de potenciales adversarios”.

Bomb Suit

La postura de disuasión nuclear de la OTAN también depende, en parte, de las armas nucleares de los Estados Unidos desplegadas en Europa y de las capacidades y la infraestructura proporcionadas por los aliados. Según este organismo, todos los países miembros deben asegurarse de que todos los componentes de la disuasión nuclear de la OTAN permanezcan seguros y efectivos.

El uso de armas nucleares, una posibilidad remota

La OTAN defiende también que su reto es crear las condiciones para que no haya armas nucleares. De hecho, afirma que ha reducido unilateralmente el tamaño de su arsenal de armas nucleares en tierra en más del 95 por ciento desde el apogeo de la Guerra Fría.

El JEMAD nos asegura que todos los años se realizan cursos de formación y entrenamiento en diversos cuerpos y organismos

Pero, mientras haya armas nucleares en el mundo, la OTAN dice que seguirá existiendo porque su principal objetivo es proteger a los ciudadanos de los países que la forman.

¿Debemos temer una guerra nuclear? La alianza atlántica señala que las circunstancias en las que debería contemplarse cualquier uso de armas nucleares son “extremadamente remotas”.

De hecho, se considera más probable un ataque con agentes biológicos o químicos que nuclear. De ahí que las unidades especializadas aborden estos tres supuestos bajo las siglas NBQ (Nuclear, Biológico y Químico).

Así son los planes de emergencia

Aunque la posibilidad de una guerra nuclear parece, pues, remota, España tiene varios planes de emergencia ante una posible catástrofe nuclear.

El departamento de prensa del JEMAD (Jefe de Estado Mayor de la Defensa) confirma a Xataka que existen protocolos de actuación ante ese hipotético ataque. Pero poco más puede añadir.

"Los Ejércitos y la Armada se adiestran regularmente en ejercicios NBQ y además se realiza este tipo de adiestramiento en los ejercicios conjuntos y a nivel civil", señala esta fuente, que detalla que se participa con la Unidad Militar de Emergencias en aquellos ejercicios que las comunidades autónomas realizan sobre desastres nucleares.

Emnbq Curso Alumnos 20 Paises Prácticas del Ejército en acciones NBQ
Fuente: Ejército de Tierra.

En Tierra, el boletín informativo del Ejército, podemos leer cómo es uno de estos entrenamientos anuales. El personal técnico del RNBQ es el responsable de perfilar los planeamientos y realizar una serie de prácticas dirigidas, que pueden llegar a prolongarse, dependiendo del caso, durante más de cinco horas.

El Ejército tiene, concretamente, una Escuela Militar de Defensa NBQ, responsable de esta formación en las Fuerzas Armadas y de realizar un Curso de Riesgos NBQ para personal de la Administración Local, Autonómica y Nacional y se colabora en cursos organizados por otros Organismos.

Se considera más probable un ataque bacteriológico (con un virus tipo Ébola) o químico (como el gas Sarín) que nuclear

Dentro de esta formación, existen varios niveles de certificación: Especialista en Defensa NBQ, Especialista en Riesgos NBQ, Nivel de aptitud básico, operativo, intermedio...

Estas unidades especializadas se preparan tanto para un ataque con armas nucleares como biológicas (la propagación de un virus tipo el Ébola) y químicas (como el gas Sarín).

El Ejército del Aire dispone de capacidad para defensa NBQ en las Bases Aéreas, contando con sistemas de detección y control de contaminación y protección individual y colectiva. La UME (Unidad Militar de Emergencias), por su parte, podría intervenir si se produce alguna de situación de emergencia grave, mientras que la Guardia Civil sería la encargada de dar una respuesta técnica con el Servicio de Desactivación de Explosivos.

Simulacro Hoyo Simulacro en Hoyo de Manzanares (Madrid)
Fuente: Comunidad de Madrid.

La Escuela Militar de Defensa también tiene protocolos para lo que tiene que ver con la parte sanitaria de un ataque de este tipo. Así, está establecido que los afectados deben ser atendidos en el lugar del suceso o ser evacuados a los centros sanitarios. "En un incidente NBQ, además es necesario descontaminar a los afectados antes de la entrada a las instalaciones sanitarias no contaminadas" para lo que deben ser "tratados, estabilizados, clasificados y descontaminados".

¿Y si atacan una central nuclear?

Los protocolos de actuación en materia de incidentes nucleares también contemplan lo que pueda suceder en las centrales que tiene España. En estos casos, el Consejo de Seguridad Nuclear es el organismo encargado de realizar algunos de planes y de velar por su cumplimiento y funcionamiento, especialmente en los que atañe a las centrales nucleares.

Más concretamente, hay dos planes: para el Interior de las centrales y para el Exterior de estos lugares. El exterior es el que más se podría aplicar en caso de guerra nuclear, puesto que su objetivo es “evitar, o al menos reducir en lo posible, los efectos adversos de las radiaciones ionizantes sobre la población y el medio ambiente”.

Ninguna empresa de material de protección nuclear ha querido contestar a nuestras preguntas

Cada una de las centrales tiene su propio protocolo de actuación. Además, hay una organización central de apoyo, el denominado PENCRA (Plan de Emergencia del Nivel Central de Respuesta y Apoyo). Aunque en Protección Civil nos aseguraron que no tienen ningún protocolo contemplado ante la posibilidad de un ataque nuclear, en su página web podemos encontrar un documento en el que se detalla algunas de las medidas que deben tomar ante un fallo de las centrales nucleares.

Por ejemplo, una de las primeras medidas contempladas consiste en obligar a la población a permanecer en sus domicilios o en otros edificios, próximos a los lugares en donde se encuentre en el momento de ordenarse la adopción de la medida, con las ventanas y puertas cerradas y con los aparatos de climatización apagados.

De hecho, ésta es la primera medida que se recomienda tomar y, por ello, en 10 kilómetros a la redonda de cualquier central nuclear hay megáfonos para avisar a toda la población en caso de incidente.

Gas Mask

¿Máscaras para todos?

En estos protocolos, también se habla de la posible evacuación de la población para evitar la exposición a dosis elevadas provenientes de una nube radiactiva por exposición externa debido a las partículas radiactivas depositadas en el suelo y la contaminación interna por inhalación.

¿Habría máscaras y trajes de protección para todos? Buscando en Google puedes encontrar varias empresas españolas que se dedican a la elaboración de estos trajes. A muchas de ellas les hemos preguntado para conocer su opinión sobre un hipotético ataque nuclear en España.

Lamentablemente, solo una de las empresas nos ha contestado para decirnos que no le interesaba aparecer en el reportaje.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos