Compartir
Publicidad

Las farolas de Chicago se encargarán de cuantificar lo que pasa en la ciudad

Las farolas de Chicago se encargarán de cuantificar lo que pasa en la ciudad
6 Comentarios
Publicidad

Este verano la ciudad de Chicago estará un poco más conectada. ¿Van a poner más antenas WiFi para que la gente se pueda conectar en la calle? No, al menos no es lo que os vamos a contar hoy. La ciudad del viento estrenará en unas semanas una serie de sensores en puntos estratégicos.

¿El objetivo? Recopilar más datos sobre lo que ocurre a pie de calle: temperatura, niveles de contaminación, volumen de ruido, datos relacionados con la lluvia y la velocidad del viento... Incluso se podrá analizar el tráfico de la gente a través de la señal de los teléfonos móviles. Las analogías con Watch Dogs son inevitables.

Ciudades inteligentes y cuantificadas

Esta iniciativa nos deja una de cal y una de arena. Por un lado tenemos algo muy positivo que es un proyecto serio para recopilar información muy útil sobre lo que está ocurriendo en la calle. Sin embargo, plantea el mismo problema que el resto de proyectos relacionados con el concepto big data. ¿Podemos procesar todo ese volumen de información para conseguir datos y conclusiones útiles?

Luego tenemos todo lo relacionado con la privacidad y el hecho de que estos sensores cuenten a la gente por la señal de nuestros dispositivos móviles. Según Charlie Catlett, ingeniero informático relacionado con este proyecto, dice que los planificadores urbanos han tenido en cuenta este problema para que la identificación se haga con la señal del móvil y no con la dirección del dispositivo.

Detrás de la creación de estos sensores tenemos empresas colaboradoras como Cisco, Intel, Zebra Technologies, Qualcomm, Motorola y Schneider Electric. Las placas externa han sido creadas por estudiantes de la escuela de arte de la ciudad y la recepción por parte de los ciudadanos de Chicago es una incógnita.

De momento la entrada de estos sensores será tímida y a mediados de julio se introducirá el primero de ellos en una de las calles del centro de Chicago. Su expansión se irá produciendo paso a paso en función de cómo sea la recepción de estos dispositivos y la información que logren recoger los creadores de este proyecto.

Vía | Chicago Tribune

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio