Publicidad

El capitalismo elige la tecnología: así ha sido la evolución hacia los geeks de los más ricos

El capitalismo elige la tecnología: así ha sido la evolución hacia los geeks de los más ricos
62 comentarios

Publicidad

Publicidad

En primer lugar, creo que debo disculparme. Hablar de gente multimillonaria igual no es plato de buen gusto sobre todo en los tiempos que corren. Pero claro, la idea no es tanto hablar de riqueza, como de quién la tiene. O más concretamente, qué geeks la tienen.

Siempre ha habido gente del sector de la tecnología en las listas de los más ricos. Bill Gates, sin ir más lejos, ha ido manteniéndose -con algún que otro pequeño altibajo- como el hombre más rico del mundo durante años. A distancia, por ahora, le siguen una nueva hornada de multimillonarios que se han hecho ricos gracias a sus éxitos en el campo de la tecnología.

Los friquis también ganan dinero (y mucho)

La fuente probablemente más relevante a la hora de hablar de estos temas es Forbes, que anualmente publica su lista con los hombres y mujeres más ricos del planeta. Los multimillonarios (allí son billonarios, por lo del billón americano) han ido poblando esa lista desde el año 2000, cuando 470 personas tuvieron el honor de superar esa cifra mágica.

Zuckerberg

Catorce años después nos encontramos con una lista más numerosa: 1.645 personas pasan de los 1.000 millones de dólares, pero hacer un repaso exhaustivo por todos ellos se nos complicaba un poco, así que nos hemos limitado a cubrir los 500 primeros de la lista actual.

En 2014 hemos localizado a 35 personas relacionadas con el mundo de la tecnología que estaban entre las 500 más ricas de todo el mundo. Sólo una es una mujer: Laurene Powell Jobs, viuda de Steve Jobs. Pero lo que resulta interesante es ver la evolución en la lista de esas personas que han logrado convertirse en multimillonarias gracias a sus éxitos en el campo de la tecnología.

De hecho, es curioso ver cómo los creadores de empresas más veteranas, como SAS, SAP, eBay, Google, o la propia Microsoft, han ido consolidando sus posiciones de privilegio. Pocos han perdido posiciones de forma notable, y lo normal es que no hayan hecho más que aumentar sus ingresos y subir varias posiciones en la lista. Pero hay más conclusiones.

Los emprendedores de mayor éxito suelen ser jóvenes

Bill Gates tenía 20 años cuando creó Micro-Soft (con guión y todo) en 1975. Paul Allen era un par de años mayor. Ambos crearon un imperio que les colocó, un cuarto de siglo después, entre los más ricos del planeta. Y eso que no fueron el ejemplo del clásico emprendedor que monta todo en el garaje de casa.

Garaje HP
Este es el célebre garaje en el que comenzó la historia de HP

Sí lo hicieron otros fundadores como los de HP -por cierto, solo Meg Whitman, la actual CEO, aparece muy atrás en la lista de multimillonarios con 1.900 millones de dólares- , Google, Amazon y, por supuesto, Apple. Aquellos garajes parecen ahora cosa del pasado, y los fundadores de startups de éxito lo suelen hacer desde los dormitorios de las universidades en las que estudian. Así nacieron Facebook, Dell (Michael Dell estudiaba en la Universidad de Texas cuando fundó su empresa a los 19 años) y otras empresas que hoy están entre las más valoradas del mercado. De hecho, así lo hicieron en parte los fundadores de Google, que estudiaban en Stanford.

Lo de dejar los estudios para perserguir una idea de negocio es algo cada vez más popular en Estados Unidos, donde el emprendimiento parece estar especialmente inmerso en su sociedad. Lo refleja muy bien una frase de Thomas Wick, fundador y CEO de eVitamins, que también inició su aventura mientras estudiaba:

Las ventajas de empezar un negocio mientras estudios es que ya estás arruinado. En mi caso, no tenía nada que perder. No tenía mujer, hijos o preocupaciones. Si el negocio falla, no pasa nada. Ya comenzaré otro negocio o terminaré mi titulación y conseguiré un trabajo convencional.

Aunque Wick no es aún miembro de la prestigiosa lista de Forbes, su comentario refleja esa mentalidad en la cual los jóvenes tienen aptitudes y situaciones que favorecen esas aventuras empresariales. Emprender a los 40 no es lo mismo que hacerlo a los 20, aunque el fruto de ese trabajo, si se produce, llega normalmente años después de plantar esas semillas.

Multimillonarios en la tecnología - Forbes 2014

Hoy en día la fracción de multimillonarios por debajo de los 40 es muy baja, y de hecho Forbes compila una lista con esos protagonistas. En 2014, de los 1.645 miembros de la que consta esa lista global de multimillonarios, solo 31 están por debajo de los 40. Sergey Brin y Larry Page acaban de pasar esa barrera, pero eran los tradicionales ejemplos de jóvenes multimillonarios. Sí están Mark Zuckerberg o Dustin Moskowitz, Sean Parker o Jan Koum, todos ellos en el pasado o el presente de Facebook, pero también nuevos protagonistas como Drew Houston (Dropbox, puesto 1519 en la lista de Forbes con 1.100 millones de dólares), Robert Pera (Ubiquity Networks, puesto 697, 2.500 millones de dólares) o Naruatsu Baba (de la poco conocida aquí desarrolladora de videojuegos Colopl, puesto 1144, 1.600 millones de dólares).

Esa lista con geeks multimillonarios no obstante podría crecer de forma significativa en las próximas ediciones del informe anual de Forbes. Los casos de éxito de jóvenes emprendedores en el segmento tecnológico ocupan cada día más portadas de los diarios económicos, y aunque algunos apuntan a una posible nueva burbuja dot-com (con valoraciones por encima de lo razonable o rondas de inversión y salidas a bolsa dudosas), lo cierto es que hoy por hoy los jóvenes emprendedores tecnológicos tienen muchas papeletas para ingresas más temprano que tarde en la prestigiosa lista Forbes.

De hecho, aunque no hemos tenido sitio para todos, destacan otros nombres como el de Mark Pincus (Zynga, puesto 1.602 con 973,2 millones de dólares), Gabe Newell (Valve, puesto 1.373 con 1.300 millones de dólares) , Nicholas Woodman (GoPro, puesto 1.372 con 1.300 millones de dólares), Evan Williams (Twitter, puesto 855, 2.100 millones de dólares), Jack Dorsey (Twitter, puerto 1.078, 1.700 millones de dólares) o Jerry Yang (Yahoo!, puesto 853, 2.100 millones de dólares). Y los que están por venir.

Los geeks chinos, los grandes desconocidos

Otra de las sorpresas de la lista es el gran número de emprendedores tecnológicos procedentes de China que han ingresado en la lista en los últimos años. En nuestro análisis de los 500 primeros puestos destacan Ma Huateng (Tencent, puesto 90), Robin Li (Baidu, puesto 99), Jack Ma (Alibaba, puesto 161), Terry Gou (Foxconn, puesto 250), Zhang Zhidong (Tencent, puesto 345), Barry Lam (quanta, puesto 352) y, cómo no, Lei Jun (Xiaomi, puesto 428).

Multimillonarios chinos

Sin embargo, la presencia de multimillonarios chinos relacionados con el segmento de la tecnología es especialmente notable, sobre todo en la parte "baja" (si pasar de los mil millones "raspados" puede calificarse así) de la lista Forbes.

Hay protagonistas en diversos terrenos (aunque aquí hay otros mercados asiáticos potentes, como el surcoreano o el japonés, con grandes éxitos, por ejemplo, en los juegos móviles o la mensajería instantánea), pero también en otros terrenos como el software empresarial. Lo que parece claro es que en el gigante asiático los emprendedores locales, muy poco conocidos aquí, están comenzando a hacer ruido en la lista Forbes sin haber salido siquiera de sus fronteras. ¿Qué pasará cuando lo hagan?

La tecnología multimillonaria parece cosa de hombres

La tecnología suele ser un campo en el que el porcentaje de hombres es especialmente alto, y lo vuelven a confirmar los datos de una lista Forbes en la que hay muy pocas mujeres que sean multimillonarias por su implicación en el campo de la tecnología.

Meg Whitman
Meg Whitman, CEO de HP

No obstante, hay casos destacables, como el de Sheryl Sandberg (Facebook, puesto 1.605, 966 millones de dólares), que ha entrado en la lista recientemente "sin escribir una sola línea de código", como apuntan en el artículo que precisamente habla de las mujeres más ricas del planeta.

Ese artículo es especialmente crítico con el papel de las mujeres en esta lista: "solo 32 mujeres multimillonarias --el 1,9% del global-- ha tenido responsabilidad directa en construir su propia fortuna, en lugar de heredarla de los padres o del marido". Laurene Powell Jobs, esposa del difunto Steve Jobs, es uno de esos casos, y de hecho figura en el puesto 64 de la lista con más 14.800 millones de dólares.

A Sandberg se le une, que hayamos visto, solo otra ejecutiva en el campo de la tecnología: Meg Whitman (HP, puesto 943, 1.900 millones de dólares) es casi la excepción a la regla, y curiosamente Marissa Mayer, CEO de Yaho!, no figura en la lista y su fortuna, estimada en 300 millones de dólares, está lejos aún de lograr que ingrese en la prestigiosa lista de Forbes. Existen otras responsables femeninas en diversas empresas tecnológicas -aquí tenéis una lista con algunas destacadas- pero no parece que por el momento sus fortunas puedan competir con la de los hombres que destacan especialmente en este sector.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios