Compartir
Publicidad

DisplayLink: a fondo

DisplayLink: a fondo
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Habitualmente, el disponer de dos monitores conectados a un ordenador implicaba tener un par de tarjetas gráficas instaladas o, al menos, una tarjeta gráfica con diversas salidas. Y mientras un ordenador de sobremesa convencional suele disponer de ranuras extra para gráficas adicionales, portátiles, nettops y otros similares lo tienen más complicado para ser ampliados.

DisplayLink es la tecnología que permite añadir más monitores a nuestro ordenador sin necesidad de tarjetas gráficas adicionales. Está integrada en una serie de dispositivos de diversos fabricantes, que la licencian del desarrollador original, y, habitualmente, funciona a través del puerto USB.

Aunque el puerto USB sea el más utilizado por DisplayLink, no es el único con el que podría funcionar, ya que también lo hace con WirelessUSB y, de hecho, sobre cualquier otro transporte, como podría ser Wi-Fi, Ethernet o a través de Internet. Claro que el USB será el más práctico y común.

La tecnología de DisplayLink se compone de dos partes, una software y una hardware. La parte software se instala en nuestro ordenador como una tarjeta gráfica virtual y se encarga de procesar los datos y enviarlos a través del transporte correspondiente a la parte hardware, que normalmente vendrá integrada en el monitor.

Para acelerar la transmisión de datos solo se envían las diferencias entre imágenes, de forma que no sea necesario enviar la pantalla completa cada vez, y esto se hace comprimido. De este modo se puede conseguir la reproducción de vídeo en pantalla completa a calidad de DVD sin problemas de rendimiento.

La parte hardware se encarga de convertir los datos comprimidos recibidos en una señal aceptable por el monitor, es decir una señal VGA o DVI. Por tanto, vemos que DisplayLink no tiene porque venir integrado en el monitor, sino que también podemos encontrarlo en forma de tarjeta gráfica externa a la que conectar un monitor convencional, como es el caso del conversor de IOGear.

DisplayLink dispone de dos chips distintos, el DL-120 y el DL-160. El primero de ellos soporta resoluciones máximas de 1280 × 1024 y de 1400 × 1050, mientras que el segundo llega hasta 1600 × 1200 y 1680 × 1050. En ambos casos soportan color de 32 bits.

Los accesorios con DisplayLink son compatibles con los sistemas operativos Windows XP y Vista y con Mac OS X. En este último caso los drivers todavía están en beta, pero resultan totalmente funcionales. En Windows Vista soporta también las funciones de Aero.

Esta tecnología nos permitirá conectar hasta seis monitores a un ordenador, con la ventaja de que si el monitor incluye puertos USB adicionales solo necesitamos un puerto para conectar monitor, teclado y ratón externos a un portátil, convirtiéndolo rápidamente en un sobremesa.

En la parte negativa de DisplayLink está el hecho de que al ser una tarjeta gráfica virtual utilizará recursos de CPU para simular la tarjeta real, por lo que habrá una ligera pérdida de rendimiento, aunque según el fabricante esta es mínima.

Más información | DisplayLink.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos