Compartir
Publicidad

¡Detén a esos hologramas!

¡Detén a esos hologramas!
19 Comentarios
Publicidad
Publicidad
"Con la aprobación de la Ley Mordaza, no podrás manifestarte frente al Congreso de los Diputados. No podrás hacer una asamblea en espacios públicos sin peligro de que te multen. No podrás participar en una manifestación sin previo aviso. En definitiva: si eres una persona, no podrás expresarte con libertad. Sólo podrás hacerlo si te conviertes en holograma" (No Somos Delito)

¿Cómo protestas contra una ley que te impide protestar y que amenaza con multas importantes por ello? Desde la asociación No Somos Delito lo tienen claro: con hologramas. Y, aunque pueda sonar a ciencia ficción, no lo es. El pasado viernes un grupo de hologramas se reunió frente al Congreso para protestar contra la aprobación de la reciente Ley Mordaza, que entrará en vigor a partir del próximo 1 de julio.

Desde No Somos Delito denuncian que, con la nueva Ley Mordaza y de tratarse de personas en lugar de hologramas, una protesta similar frente al Congreso podría acarrear multas de hasta 30.000 euros. De hecho, explican que para llevar a cabo su acto no pidieron permiso para convocar una concentración, sino que optaron por solicitar permisos para realizar una proyección.

¿Cómo lo han hecho?

Los impulsores de esta iniciativa no se han parado demasiado a explicar cómo ha sido el proceso y la tecnología utilizada, seguramente para no desviar la atención sobre la protesta en sí. Sin embargo, en El Mundo han podido hablar con uno de los organizadores, que explicaba que el grueso de las imágenes se grabaron en un estudio con un croma. Tomaron varias capas de manifestantes, para así dotar a los hologramas de profundidad. Después, todo esto fue proyectado sobre una "superficie de gasa semitransparente de siete metros", que es la que se puede apreciar en el vídeo que citamos a continuación:

Durante semanas, y a través de la página Hologramas por la Libertad, han estado recogiendo colaboraciones de los interesados en sumarse a la protesta. Los usuarios podían dejar sus mensajes escritos para que estos aparecieran en las pancartas virtuales o grabar sus propios gritos. Además, escaneando su cara con su webcam podían convertirse fácilmente en uno de los manifestantes en forma de holograma. Según declaraciones de los organizadores al Huffington post, más de 18.000 personas han participado de alguna forma.

Imagen | No somos delito

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio