Compartir
Publicidad
Publicidad

Creative SoundBlaster X-Fi Notebook, análisis

Creative SoundBlaster X-Fi Notebook, análisis
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gran mayoría de ordenadores portátiles tienen un sistema de sonido muy básico. Un par de altavoces integrados que permiten reproducir el sonido emitido por el ordenador, y que pueden servirnos para salvar un apuro y poco más.

Para obtener un sonido de mayor calidad en ordenadores portátiles hay que irse a soluciones de terceros, como el Creative SoundBlaster X-Fi Notebook, que viene a ser una tarjeta de sonido por ExpressCard la cual, según el fabricante, ofrece calidad de alta fidelidad, HiFi.

Junto con el Creative SoundBlaster X-Fi Notebook también es necesario utilizar un juego de altavoces o auriculares que permitan conectarse de forma inalámbrica al adaptador ExpressCard. Nosotros hemos probado el Creative Wireless Receiver, un dispositivo de pequeñas dimensiones que únicamente hay que conectarlo a la corriente, encenderlo, y empezar a recibir la señal del adaptador del portátil. Dispone de un par de salidas de audio, pero eso ya lo veremos más adelante.

Instalación

Siempre es necesario empezar la instalación introduciendo la tarjeta, de tipo ExpressCard 34 en el ordenador portátil. Lógicamente, este tiene que tener dicho puerto, bastante común en ordenadores portátiles de 15.4 o más pulgadas, aunque suele escasear en los de menores dimensiones. Aunque nuestro ordenador permita la instalación de tarjetas ExpressCard 54, el SoundBlaster X-Fi Notebook incluye un pequeño adaptador de plástico que no es más que para insertar la tarjeta de 34 en el hueco de 54. Funciona exactamente igual.

Creative Soundblaster X-Fi notebook

Una vez introducida, hay que instalar una serie de programas y drivers incluidos en un CD. Tras la instalación, quizá algo larga, el propio software se conecta a Internet e inicia una búsqueda de actualizaciones de los programas, y de forma automática los descarga e instala para disponer siempre de la última versión en nuestro ordenador.

La colección de programas existentes es bastante amplia, y va desde el típico reproductor de música, tipo iTunes, hasta un programa que gestiona la configuración del sonido de la tarjeta: volumen, bajos, agudos, ecualizador…

En el CD adjunto también vienen incluidos algunos programas más, aunque no son en absoluto necesarios para empezar a manejar el SoundBlaster X-Fi Notebook.

El otro dispositivo que sí es necesario, y en nuestro caso obligatorio, es el Creative Wireless Receiver. Si la instalación de la tarjeta ExpressCard fue fácil, este receptor de señal es aún más sencillo.

Creative Soundblaster X-Fi Notebook

Una vez instalada y configurada la tarjeta en el portátil, es necesario enchufar el receptor inalámbrico a la red eléctrica. Se enciende y ya está preparado, aunque como dispone de dos canales de comunicación, tenemos que estar atentos a cuál está marcado. Hay una opción ‘automático’ que no me dio ningún problema

Ahora, para sincronizar los dos dispositivos no hay más que pulsar un botón situado en la parte superior de la tarjeta ExpressCard y fijarse en las luces del receptor inalámbrico, ya que dependiendo del parpadeo de éstas podremos saber si el proceso de sincronización ha tenido éxito o no.

Y a utilizarlo.

Uso

Si la instalación fue sencilla, el funcionamiento del par de dispositivos anda por el mismo camino. Una vez instalado y configurado (lo de configurado es más por la sincronización que por otra cosa), el portátil puede apartarse y nos centraremos en el Creative Wireless Receiver.

El receptor inalámbrico dispone de dos salidas de audio. Por un lado, un conector RCA con el que poder realizar la conexión entre el receptor y una televisión o cadena musical, y por el otro lado tiene una salida de 3.5 milímetros, la más común en los auriculares modernos.

Nosotros hemos probado el minijack de 3.5 milímetros junto con un par de buenos auriculares in-ear. La calidad la dejaremos más adelante, pero para que empiece a sonar la música no hay más que enchufarlos al receptor y ordenar el inicio de la reproducción de música en el portátil.

Para manejar dicha reproducción, junto con el SoundBlaster X-Fi Notebook viene un pequeño mando a distancia, que utiliza dos pilas AA y que se comunica con el emisor de la señal, la tarjeta ExpressCard 34. Permite manejar las opciones más básicas, como la iniciar la reproducción, pararla o pausarla, cambiar a la siguiente canción… en general el mando se comunica bastante bien en las anteriores citadas, pero hay bastantes problemas a la hora de utilizar las restantes. Por ejemplo, tuve bastantes problemas cuando intenté poner el modo aleatorio, ya que el programa de audio (no funcionó ni en Windows Media Player ni en el software de Creative incluido) no termina de reconocerlo. Ni esta función de aleatoriedad ni otras muchos. Aunque sí, lo más básico sí lo reconoce bien y funciona sin problemas.

Creative Soundblaster X-Fi Notebook

El alcance teórico del dispositivo es de 30 metros, los cuales supongo que los habrán contado como si no existieran muros o barreras que impidiesen alcanzar esa distancia. El alcance real es mucho menor.

Para ver un ejemplo práctico. Situando el ordenador portátil en una habitación, el sonido llega sin problemas a las habitaciones inmediatamente contiguas, aunque si por ejemplo escondemos (a mala leche) el receptor detrás del sofá ya se escucha alguna distorsión. Si nos movemos a otro nivel de habitaciones (las contiguas de las contiguas de la habitación emisora), el sonido también llega y se escucha bien… aunque es necesario localizar cuál es la zona de la habitación con mejor cobertura de señal. En este segundo nivel también se recibe la señal, pero no tan bien como en el primero.

Ya si acudimos a un tercer nivel, en mi caso el otro extremo de la casa, el sonido va y viene. Se recibe la señal, se escucha por momentos… pero si por ejemplo se cierra una puerta, se va. Movemos un poco el receptor, volvemos a coger la señal… y se vuelve a ir a los dos minutos por cualquier interferencia del entorno.

Así que la cobertura del dispositivo, más que en esos 30 metros que indica Creative, yo preferiría medirla en niveles de habitaciones (creo que ha quedado claro este concepto), y más concretamente el alcance permitiría llegar sin demasiados problemas hasta dos niveles. Si queremos ponerlo en el sistema internacional, podría decirse que son… unos 10-15 metros.

Calidad del sonido

Las pruebas que realicé fueron ambas por el minijack de 3.5 milímetros, que sin duda es bastante más común que el conector RCA. Fueron dos pruebas diferentes, por un lado con unos auriculares (Sony MDR EX-55) y por otro lado con un par de altavoces (de un juego 5.1 de Creative).

Con los auriculares, la calidad del audio no estaba nada mal y el sonido no se distorsionaba en ningún momento. Sin embargo, con el juego de los dos altavoces, la potencia del Wireless Receiver no era la suficiente, teniendo de este modo que utilizar un volumen mucho más alto que generaba mucho ruido.

En la práctica, los mismos dos altavoces que conecté al Wireless Receiver están diariamente conectados al sistema 5.1. La potencia que los dos altavoces tienen en el 5.1 es mucho mayor, del orden del doble o incluso más.

Por esta falta de potencia, un par de altavoces conectados al receptor inalámbrico realizan su función siempre y cuando no busquemos montar una pequeña discoteca casera. Si por ejemplo queremos tener música de fondo, escuchar un podcast o una radio online, no habrá ningún problema, aunque ya yendo más allá (música alta, bajos y demás) entonces es mejor que busquemos una alternativa.

Conclusión

Creative Soundblaster X-Fi Notebook

La instalación del combo Creative SoundBlaster X-Fi Notebook y Creative Wireless Receiver es muy sencilla. Apenas insertar la tarjeta y enchufar el receptor, instalar una serie de programas incluidos y sincronizar ambos dispositivos.

El funcionamiento también es muy sencillo, aunque el mando falla en algunos momentos debido a cuestiones del sistema operativo y los controladores de la tarjeta que no interpretan del todo bien las órdenes enviadas a través del mando a distancia.

Y ya puesto todo en marcha, la calidad está muy bien si utilizamos un juego de auriculares que no exijan demasiada potencia, aunque en el momento en el que vamos con unos altavoces ya medianamente decentes se ve que el receptor no ofrece toda la potencia que debería.

Los precios son de 79.99 euros cada dispositivo, vendiéndose por separado. Por un lado, la tarjeta ExpressCard, y por otro lado el receptor inalámbrico.

Más información | Creative y Creative.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos