Compartir
Publicidad

A Amazon le gusta la idea de diseñar sus propios procesadores para servidores

A Amazon le gusta la idea de diseñar sus propios procesadores para servidores
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando los rumores e informaciones tienen que ver con Amazon, podemos esperar cualquier cosa. No se ponen barreras a la hora de meterse en nuevas aventuras, estén relacionadas con nuevos servicios, dispositivos y asociaciones, e incluso no le tienen miedo al diseño de hardware a bajo nivel, como es el caso de la noticia que compartimos.

Uno de los negocios importantes de Amazon está en los servicios relacionados con la nube, y los servidores asociados. La noticia que os traemos tiene que ver con el diseño y desarrollo de sus propios chips, para motorizar a los equipos - servidores - de una forma más optimizada y personalizada.

A raíz de ofertas de empleo que se han hecho públicas, y actualizaciones en LinkedIn de varios profesionales del medio, se ha llegado a dar relevancia a esta noticia, que ya llevaba tiempo sonando en los mentideros. Por lo que se puede sacar de estas informaciones, a Amazon le gusta la arquitectura ARM para esos procesadores.

Entre las nuevas altas en las nóminas de Amazon se encuentran ingenieros que trabajaban en Calxeda - al menos seis -, una pequeña empresa afincada en Austin que trabajaba justamente en el tema que estamos hablando, crear servidores con procesadores basados en diseños ARM. Dicho sea de paso, la empresa cerró operaciones en diciembre del año pasado.

Como era de esperar, Amazon no hace declaraciones al respecto sobre sus planes, y menos a este nivel. No parece descabellado que una empresa con la posibilidad de ser menos dependiente de terceros, intente serlo, al mismo tiempo que también pueda mejorar su oferta de servicios y equipos.

El pasado noviembre, Amazon ya se pronunció al respecto de crear sus propios servidores e infraestructuras, algo que podría llevarle a recortar los gastos un 30%. La idea es que pueden adaptarse a las necesidades de sus servicios, como también intentan hacer otras compañías, como Google y Facebook.

El enfoque no parece ser el de convertirse en un competidor de Intel, o cualquier otro fabricante, sino el de crear soluciones personalizadas, de bajo consumo, que hagan uso de la computación distribuida, donde los chicos de Calxeda son expertos.

La llegada de la arquitectura ARM a los servidores es especialmente relevante a finales de este año, cuando varios fabricantes van a tener listas soluciones con arquitecturas de 64 bits. Meterse en este negocio es un riesgo de muchos millones de dólares, que bien podría proporcionarles un tercero, ya veremos dónde queda todo esto.

Vía | GigaOM

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio