Microsoft y NVIDIA unen fuerzas para construir un enorme supercomputador de IA en la nube

Microsoft y NVIDIA unen fuerzas para construir un enorme supercomputador de IA en la nube
1 comentario

Vivimos en un mundo en el que la inteligencia artificial (IA) juega un papel fundamental en la robótica, los videojuegos, la conducción autónoma, la programación y el procesamiento del lenguaje natural, entre otras cosas. Pero para que la IA siga avanzando y empiece a ganar terreno en otras áreas es necesario contar con superordenadores con gran potencia de cálculo y el software adecuado para exprimir sus capacidades al máximo.

Empresas como Tesla y Meta pueden destinar millones de dólares para construir sus propios superordenadores de IA para desarrollar sus proyectos. Son compañías enormes y la inversión podría estar justificada. Microsoft y NVIDIA, por su parte, proponen una alternativa. ¿Para qué gastar millones de dólares en montar un superordenador de IA si se puede pagar por utilizar infraestructura de IA en la nube?

Microsoft y NVIDIA se unen para construir un superordenador de IA tremendamente potente

Las dos compañías tecnológicas estadounidenses han anunciado este miércoles una colaboración de varios años para construir “uno de los superordenadores de IA más potentes del mundo”. No hay demasiados detalles de esta futura bestia tecnológica, pero se sabe que se combinarán las tecnologías de IA de Microsoft y NVIDIA para que las capacidades del superordenador estén disponibles en la nube.

A nivel de hardware nos encontraremos con lo último de lo último en tecnología. El supercomputador de Microsoft y NVIDIA incorporará “decenas de miles” de GPUs NVIDIA H100, un prodigio tecnológico construido con fotolitografía de 4 nm de TSMC con más de 80.000 millones de transistores. También habrá GPUs de generación anterior NVIDIA A100 con 54.000 millones de transistores.

La guinda del pastel la pondrá la arquitectura de interconexión InfiniBand de NVIDIA en su séptima generación. Los dispositivos Quantum-2 prometen brindar acceso remoto a memoria directa (RDMA) y motores de aceleración avanzados para soportar altas cargas de trabajo. En este caso, se ofrecerá un ancho de banda de hasta de hasta 400 Gb/s. Todo esto funcionará con el sistema operativo NVIDIA AI Enterprise.

Quantum 2 Nvidia

Como decíamos, este será un superordenador de IA en la nube. Esto significa que, a través de Azure de Microsoft, los clientes podrán utilizar diferentes instancias de máquinas virtuales escalables para sus proyectos. Las compañías señalan que la principal fortaleza de este sistema radicará en brindar herramientas para desarrollar la IA generativa, que es clave para proyectos de imágenes digitales, código, vídeo y audio.

Por su parte, Microsoft optimizará su biblioteca DeepSpeed con el objetivo de reducir la potencia de cálculo y el uso de memoria durante las cargas de trabajo de entrenamiento de IA. Por lo pronto se desconoce cuánto dinero invertirán estas compañías en el superordenador y a partir de qué fecha empezará a funcionar. Toca esperar para saber cómo avanzará este proyecto y si finalmente cumplirá con sus objetivos.

Imágenes: Microsoft | NVIDIA

En Xataka: Europa tendrá un supercomputador a exaescala: Jupiter, la máquina que rivalizará con lo mejor de China y EEUU

Temas
Inicio