Publicidad

Acer sacrifica 234 millones de dólares para convertirse en la compañía que quiere ser

Acer sacrifica 234 millones de dólares para convertirse en la compañía que quiere ser
36 comentarios

La taiwanesa Acer ha reportado pérdidas por valor de 234 millones de dólares en el segundo trimestre de 2011. La noticia no es menos mala por ser esperada pero, al menos, Acer sabía lo que se le venía encima porque, de hecho, es producto de una elección propia.

En marzo de este año, el fundador de Acer, Stan Shih, ya dijo que la compañía debía tomar cuanto antes un nuevo camino que pasase por elevar los márgenes de beneficio en lugar de vivir del volumen de ventas y que Acer haría bien en abandonar su idea de desbancar a HP como mayor fabricante mundial de ordenadores.

Acer era, en marzo, el segundo fabricante mundial de ordenadores por debajo precisamente de HP. Sin embargo, hablamos de volúmenes de ventas. La marca nunca ha conseguido destacar particularmente con ninguno de sus dispositivos y su posicionamiento ha sido el de marca asequible pero no demasiado lujosa. Ahora, Acer ya ha caído al cuarto puesto por debajo de Dell y Lenovo.

El nuevo camino de la compañía pasa por abandonar esa imagen de fabricante barato y a destajo para centrarse en la producción de dispositivos que realmente sean únicos o puedan competir en el mercado de lujo con mayores márgenes de beneficio. En definitiva, vender menos productos pero mejores.

La maniobra es exactamente la misma que ya han emprendido otras compañías como Samsung o Asus y el modelo a seguir no es otro que Apple. En el caso de Acer, el nuevo cambio de estrategia le está saliendo caro. En junio anunció un recorte de 300 trabajadores y sus pérdidas casi han doblado las previsiones preliminares de la compañía para el segundo trimestre del año, cayendo un 23% respecto al mismo período del año anterior.

Acer

El CEO de Acer, JT. Wang, admite las pérdidas y reconoce que levantar este año 2011 es una tarea prácticamente imposible. Con todo, Wang se muestra optimista respecto al cambio de estrategia. El CEO de la Taiwanesa encuentra totalmente lógica, por ejemplo, la reciente maniobra de HP y no desaprovecha la ocasión para lanzar un guiño a sus clientes diciendo que ‘Acer trabaja duro para satisfacer a sus clientes, incluyendo a los de HP’.

Wang termina sus declaraciones diciendo que los tablet son ‘una moda pasajera y la gente acabará volviendo a los portátiles. De hecho eso ya está ocurriendo’.

No parece probable que en mitad de esta cambio de estrategia Acer se sienta inclinada a lastrarse con la división de portátiles de HP. Lo que resulta muy llamativo es la cantidad y rapidez de los cambios que están sucediendo en el mercado de los ordenadores. Seguiremos al tanto de estos movimientos para analizarlos con vosotros a medida que ocurran.

Vía | CrunchGear

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio