Compartir
Publicidad

Zune presentado en Madrid

Zune presentado en Madrid
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Esta mañana ha tenido lugar un evento para prensa en el que Microsoft ha presentado varios de sus productos: el reproductor HD-DVD para XBOX 360, el reproductor de música y vídeo Zune y un par de periféricos inalámbricos (volante y auricular) para la XBOX 360. Allá mandamos a nuestro reportero Raúl y estas son sus impresiones.

Si tuviera que definir con una palabra la sensación de la presentación es... frialdad. Que me ha dejado frío, vamos. Pero vayamos por partes...

La cita tenía lugar en el Vánitas, un local muy "cool" de la madrileña calle Velázquez acondicionado para la ocasión con un estupendo equipo de sonido, un conjunto de consolas Xbox 360 "tuneadas", una pantalla de plasma donde tendría lugar la demostración... además, un buen número de asistentes (los hubo que tuvieron que seguir la presentación de pié) que le daban calor al acto.

313894497_273c73b9fc.jpg

Oscar del Moral, responsable de la plataforma Xbox en España, fue el encargado de llevar adelante la presentación. Empezó con el reproductor HD-DVD para Xbox 360, un dispositivo que se conecta a la consola y que permite visualizar a través de ella discos en este formato apoyado por Universal, Warner o Paramount y que pugna con el Bluray por hacerse con el estándar de dispositivos de almacenamiento de contenidos en alta definición. Hemos podido ver algunas imágenes de películas en él (lógicamente el catálogo en USA es mucho más amplio, en España se espera que en la campaña de Navidad haya 35 títulos disponibles) y la verdad es que la calidad de imagen es espectacular. Además, se ha incidido en las posibilidades que permite el HD-DVD en la reproducción, sobre todo vinculadas a la posibilidad de almacenar muchos más extras, a la velocidad de acceso a los distintos contenidos y a la posibilidad de lectura en paralelo (que permite, por ejemplo, activar y desactivar opciones sin detener la reproducción, ver contenidos extra como comentarios y demás superpuestos a la película o utilizar el formato InMovie para introducir "contenidos contextuales" ligados a la reproducción). Sin embargo, como ocurre con el DVD, supongo que el medio únicamente aporta la posibilidad, y que el hecho de que los discos lleguen finalmente con todas estas ventajas dependen de las productoras. Porque... ¿cuántos de los DVD's que existen en el mercado aprovechan todas las posibilidades del medio? Pues con esto ocurrirá lo mismo.

313894557_551cbb2544.jpg

Pero lo que más me ha llamado la atención del reproductor, que saldrá a la venta en España en primavera de 2007 a un precio de 199,99 euros (en Francia, Alemania y Reino Unido ya lo tienen... vaya, otra vez a la cola - por cierto, el pack incluirá un mando a distancia y una película) es que necesita de la consola para mostrar contenidos. Es decir, que no se puede conectar directamente a un televisor. Con lo cual, más que un "reproductor", es un lector de discos pero la reproducción la hace la Xbox 360 (igual que lo hace con contenidos en alta definición grabados en un pendrive, por ejemplo). Lo cual limita mucho tanto su utilidad como su mercado potencial... Tampoco reproduce DivX y, aunque es compatible con DVD, tampoco aporta mucho: si tienes que usar la consola para hacerlo, mejor lo reproduces directamente en ella, ¿no?.

Pasemos al Zune. Para empezar: no hay fecha prevista de lanzamiento en España ni en Europa. Esperan que sea a lo largo del año que viene. Es decir, es un producto "virtual". Supongo que alguno vendrá "de importación" personal, pero no estará a disposición del público masivo durante muchos meses. Lo cual, visto el poco entusiasmo que está generando el dispositivo, igual provoca que nunca lo lleguemos a ver por estos lares... pero bueno, eso es pura especulación. Yendo al reproductor en sí, tiene algunas características "típicas": 30 Gb, pantalla de 3", reproduce mp3, wma, wmv.... en lo menos típico, que es en lo que se ha hecho más énfasis, podemos encontrar radio FM (con RDS) y wifi para intercambiar contenidos con otros Zunes. Y la verdad es que esta es una característica potencialmente muy interesante, que podría haberse convertido en una ventaja diferencial respecto a sus competidores, ya que abriría la puerta a la dimensión social y de comunidad de la reproducción de música: yo te dejo música, tú me la dejas a mí... Pero claro, a Microsoft esta "orgía" del intercambio de contenidos no le podía gustar demasiado, así que han dado un pasito para adelante habilitando la funcionalidad y dos para atrás limitando su usabilidad por parte de los usuarios. Y es que las canciones intercambiadas sólo se pueden escuchar tres veces en un periodo máximo de tres días. Después, la canción desaparece y si la quieres la tienes que pedir (y pagar - a cerca de un euro la canción, o con tarifa plana de 14,99 dólares mensuales) en el Bazar de Zune: la próxima vez que te conectes, se te descargará en tu Zune.

313894856_696cc68152.jpg

Y es que Microsoft dice que quiere "dejar contentos a todos, incluida la industria". Pero lo cierto es que estrategia a la única que deja contenta es a la industria. Porque a los usuarios desde luego no (¿cómo que me vas a limitar la funcionalidad del aparato que yo he comprado?) e, indirectamente, a Microsoft tampoco (si me vendes un dispositivo "capado"... ya me buscaré otro que no lo esté). Creo que es loable el intento de Microsoft por buscar un dispositivo con el beneplácito de la industria, pero lo cierto es que eso es ignorar una realidad (en la que la música ya es intercambiable "de facto") que hará que esta primera incursión de Microsoft en los productos de consumo se salde, muy probablemente, con la mayor de las intrascendencias.

Estéticamente, por lo poco que he podido ver (había un Zune para demasiadas manos), el dispositivo no está mal: el interface parece fluido y estéticamente correcto, igual que la carcasa. Vamos, que ni el Zune es tan feo ni el iPod es tan bonito (yo soy de los que opina que hay demasiado hype con Apple y su diseño: sí, está bonito y tal, pero no para volverse tan loco como es habitual).

En cuanto a los periféricos inalámbricos, poco que contar: unos auriculares (a 49,99 euros) y un volante (Xbox 360 Wireless Racing Wheel, a 129,99 euros, incluyendo el juego PGR3) que permiten jugar sin cables, lo cual está muy bien como posibilidad para los que quieran pagar ese sobreprecio por hacer desaparecer el cable.

En fin, que un reproductor HD-DVD que es sólo para la consola, un reproductor de música con funcionalidades "capadas" que ni siquiera se sabe cuándo saldrá a la venta y dos intrascendentes periféricos. Por eso digo que la presentación me ha dejado frío. Desde luego, no tengo la sensación de haber presenciado nada que vaya a cambiar el mundo de los gadgets.

Gracias de nuevo al consultor anónimo que nos hace de reportero dicharachero.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos