Compartir
Publicidad
Publicidad

Auriculares Sony MDR-Z1000 y MDR-ZX700, parecen iguales pero no lo son

Auriculares Sony MDR-Z1000 y MDR-ZX700, parecen iguales pero no lo son
Guardar
15 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Mientras capeamos la resaca del iPad 2 procurando no hablar más de tablets por unas horas, volvemos la vista hacie el pasado evento de Sony para hablaros de los nuevos auriculares de gama alta de la compañía, la serie ZX, compuesta por los impactantes MDR-Z1000, de calidad profesional, y los ZX700, ZX500, ZX300, y ZX100, con un sonido de calidad, pero ya inscrito en un nivel de prestaciones doméstico.

Lo cierto es que es innecesariamente cruel poner juntos en una misma mesa de sonido a los Sony MDR-Z1000 con los Sony MDR-ZX700. Aunque idénticos en tamaño y forma, los primeros son unos auriculares profesionales para DJ que cuestan la friolera de 500 euros, mientras que los segundos son unos buenos cascos domésticos de 100 euros.

Los acabados ya hacen sospechar que no tienen nada que ver. Las almohadillas de los MDR-Z1000 están confeccionadas para no dejar un sólo resquicio al sonido ambiental. Las conexiones también son más gruesas y resistentes. Eso por no hablar del cable, de tres metros y confeccionado en cobre totalmente libre de oxígeno para garantizar una calidad de transmisión impecable.

Sony MDR Z1000

Los Sony MDR-Z1000 pesan un poco más que su contrapartida barata (270 gramos), incluso a pesar de estar construidos en una aleación de magnesio. La culpa la tienen su electrónica y unos altavoces internos de 50 milímetros con diafragma de lámina de polímero de cristal líquido e imanes de neodimio. Los MDR-Z1000 no sólo aislan completamente del bullicio ambiental, sino que proporcionan una sensación de sala de conciertos con un sonido en alta definición realmente limpio y con matices que a veces no sabíamos que existían en una canción.

Sony MDR ZX700

Por su parte, los MDR-ZX700 son una versión de los Z1000 muy digna pero que es mejor no comparar directamente porque después de los primeros, todo nos va a sonar mal. Los ZX700 también aislan con bastante efectividad del entorno y, aunque pierden el sonido de alta definición, ofrecen bastantes matices con especial predilección por los graves. Quizá tan sólo hubiera sido deseable un poquito más de potencia bruta, que a veces es lo único que hace falta para cautivar al usuario medio.

La gama ZX desciende con más modelos idénticos en estructura pero con distintos colores y pensados más para llevar. Todos ellos nos han parecido una muy respetable opción para los que queremos un sonido digno a un precio que no nos destroce el presupuesto.

Más información | Sony

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos