Compartir
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

¿Cómo sería el portátil gaming de tus sueños?

¿Cómo sería el portátil gaming de tus sueños?
0 Comentarios
Publicidad

No hay el menor problema por elegir un portátil como centro de operaciones. Es una predilección cada día más común. Estos pequeños equipos dan algo más que libertad de movimiento y jugar allá donde vayamos. Por desgracia, no todos dan la talla.

Además, el hermetismo de un portátil frente a un sobremesa genera dudas: ¿conocemos realmente sus prestaciones? No podemos adivinar cómo sería el portátil de vuestros sueños, pero podemos imaginar el perfil de los nuestros. Por pedir que no quede.

Y para que lo entendáis mucho mejor os lo vamos a explicar tomando como ejemplo las series GT y GS de MSI. La serie GT es la más potente de la marca; un portátil de esta gama será el sustituto perfecto de cualquier equipo de sobremesa. Si lo que buscas es algo más ligero y elegante la serie GS está totalmente pensada para ti. Si quieres conocer las claves para hacerte con el equipo perfecto, sigue leyendo.

Los elementos más importantes de todo ordenador

A la hora de hacernos con un portátil es necesario que nos paremos un momento a revisar una serie de parámetros y elementos. Los más importantes de todos son tarjeta gráfica, procesador y RAM. Sí, un poco Capitán Obvio.

Portada

La tarjeta gráfica se encarga de mostrar las imágenes en pantalla convirtiendo los datos que recibe en señales para el monitor. En la actualidad, existen tres tipos de tarjetas. Saber diferenciarlas es un punto clave, pues dependiendo del tipo rendirán de maneras distintas.

Por una parte tenemos las GPU dedicadas (las más adecuadas para un portátil gamer). Cuentan con mayor velocidad de cálculo: han sido creadas para procesar los gráficos de forma intensiva. Normalmente cuentan con su propia memoria dedicada, VRAM o memoria de vídeo, por lo que su funcionamiento es mucho más rápido.

Por otra parte encontramos las GPU integradas. Estas tarjetas emplean la memoria RAM del sistema, siendo su rendimiento mucho más lento que el de las dedicadas. El tercer tipo sería un híbrido entre ambas que nos asegura un precio y un rendimiento de nivel medio.

Los reyes del mercado de las tarjetas gráficas son NVIDIA y AMD. Sin embargo, Intel se ha lanzado recientemente a fabricar sus propias gráficas dedicadas. Si quisiéramos un portátil que funcionara a pleno rendimiento con los juegos más exigentes, necesitaríamos mínimo de una NVIDIA GTX 1060 o una AMD RX 470.

El nuevo portátil GT 75 Titan 8RG incorpora una GTX 1080 con la que la experiencia de juego mejora notablemente. Si creemos que con un poco menos podemos funcionar, el GT 75 Titan 8RF viene con una GTX 1070 más que suficiente. En la misma línea tenemos al GS 65 Stealth Thin RF, equipado también con una GTX 1070. Ambas gráficas te permiten exprimir al máximo la capacidad de tu portátil pero, no son lo único que importa.

Msi

El procesador es otro de los elementos a tener muy en cuenta. También conocido como CPU (Unidad central de procesamiento) va a llevar a cabo todos los procesos lógicos que ejecutamos en nuestro equipo. Vendría a ser el cerebro que coordina a todo lo demás.

Aquí el poderío absoluto lo tiene Intel, pues aunque AMD también entra en el mercado, sus procesadores no son tan populares. Nuestro portátil gamer debería estar equipado con un Intel Core i5 o superior. Los jugadores más exigentes necesitarán de un i7, un procesador mucho más potente que da fluidez a nuestro equipo.

Siguiendo con MSI, hay que decir que se preocupan mucho por la calidad de sus procesadores. El GS 65 Stealth Thin RF se compone de un procesador i7 de octava generación, totalmente suficiente para disfrutar de una buena experiencia de juego. Si eres un jugador aún más exigente, el GT 75 Titan 8RG viene equipado con un i9 de octava generación, con seis núcleos y 12 hilos desbloqueados para overclocking, toda una bomba de procesamiento.

La memoria RAM y el almacenamiento tienen también uno de los papeles protagonistas en nuestro equipo. La memoria RAM actúa como una especie de búffer entre la CPU y el disco duro; sin ella, el equipo debería procesar directamente los datos en el disco duro, produciéndose el temido efecto cuello de botella y limitando el rendimiento de nuestro aparato.

Center

Para funcionar correctamente en el mundo gamer, el mínimo de memoria RAM aconsejado es de 4GB. Si buscamos un equipo aún más potente, nos inclinaremos por 8GB. Todo esto acompañado por un buen almacenamiento. Es muy recomendable que el portátil que adquiramos cuente con un disco duro en estado sólido (SSD). Sencillamente porque estos discos ofrecen una velocidad de transferencia mucho mayor que la de cualquier otro.

Así, en el GT75 Titan 8RG encontramos 16GB DDR4 de RAM con 256GB de almacenamiento en SSD. Si buscamos mayor cantidad de almacenamiento, en el modelo GS que nombrábamos antes tenemos para hartarnos; 32GB DDR4 de RAM y 512GB adicionales en SSD. Una gran capacidad para que todo vaya sobre ruedas mientras jugamos.

Cuidando el más mínimo detalle

Pipes

Otra clave la encontramos en la refrigeración. Los portátiles gamer van equipados con potentes ventiladores, heatpipes que disipan el calor y ocasionalmente con refrigeración líquida —algo poco común en este tipo de ordenadores debido a su reducido tamaño—. Es importante apostar por un equipo que cuide la refrigeración; de lo contrario, el resto de elementos perdería productividad.

Es necesario que nuestro portátil sea capaz de soportar overclocking (con conocimiento de causa). Esta técnica no es otra que subir la velocidad sobre el reloj de la CPU para conseguir un mayor rendimiento. Si no sabemos hacerlo correctamente o nuestro portátil no está preparado para ello, podríamos acabar tostando el equipo entero.

Como comentábamos hace no mucho, uno de los fabricaantes que más cuida la refrigeración de sus equipos es MSI. Y lo hacen con una tecnología creada por ellos mismos: Cooler Boost. Esta tecnología, adaptada a cada modelo, es efectiva y silenciosa. Consiguen extraer el calor de cada uno de los componentes de forma individual. Así, evitan que el calor quede dentro del equipo produciendo una pérdida de eficiencia.

Siguiendo con los modelos que venimos comentando en este artículo, su refrigeración no puede pasar por alto. El GT75 Titan 8RG se refrigera con Cooler Boost Titan. Esta refrigeración se compone de doble ventilador con 11 heat pipes apostando por un enfriamiento independiente de CPU y GPU. Incluso en las situaciones más extremas tenemos el máximo rendimiento asegurado.

Si os gusta más la serie GS, el equipo 65 Stealth Thin 8RF está equipado con la tecnología Cooler Boost Trinity. Se compone de ventiladores triples con aspas recién diseñadas que favorecen el flujo de aire. Además, cuatro tubos de calor centrados en la CPU y GPU nos dan la tranquilidad de saber que la efectividad está asegurada.

Msi

Todo buen ordenador gamer debe estar provisto de un buen número de conexiones tanto interiores como exteriores. Además, no hay que olvidar el audio. Aunque es bueno tener en cuenta que nuestro portátil cuente con unos buenos altavoces, acabaremos adquiriendo unos cascos con micrófono incorporado ideales para cualquier juego.

Además del audio, es importante la visión. Las pantallas de los portátiles deberían contar con una resolución mínima de 1920x1080. Qué menos. También se recomiendan paneles LED y Anti-Glare, es decir, antireflectantes, para cuidar nuestros ojos. Los portátiles de MSI cuentan con pantallas de 120Hz e incluso más, como es el caso del GS65, que funciona a 144Hz. No tenemos que preocuparnos por que nuestro juego se vea limitado.

El teclado es otro elemento que para nada debe mirarse por encima. Debe tener función anti-ghosting, teclas macro, un buen tiempo de respuesta, un correcto tiempo de vida útil y una composición cómoda que nos permita pulsar con rapidez. Todo esto sin olvidarnos de una buena iluminación.

MSI cuida mucho este aspecto, y es que sin un buen teclado no seríamos nada. Los Steelseries que incorpora en sus equipos presentan todas estas características pero, además, cuentan con su propia tecnología RGB. A través del software Dragon Center se puede controlar la retroiluminación adaptándola según el tipo de juego que vayamos a disfrutar.

Teclado

Todo esto va a depender del diseño, otro de los puntos importantes. En lo que se refiere a portátiles, la ergonomía está por encima de todo. Los equipos ligeros, finos y fáciles de transportar son los más buscados por los usuarios.

Los equipos deben componerse de materiales resistentes, que aíslen el ruido pero favorezcan la ventilación. En esta línea, deben presentar rejillas de ventilación en puntos clave que permitan un correcto enfriamiento de los componentes.

Un modelo de diseño a seguir

Conexiones

El diseño es de los puntos más importantes a la hora de adquirir un ordenador. Y es que todos sabemos que las cosas nos entran por los ojos. La primera vista es muy importante, pero también lo es el interior. Y de interior hemos visto que estamos más que cubiertos.

MSI divide sus equipos en diferentes gamas según sus características de diseño y rendimiento. Encontramos la gama GL, con portátiles algo más básicos en cuanto a prestaciones y con materiales plásticos. Para usuarios que busquen un poco más de rendimiento está la serie GP y por encima de ella la GE, con acabados metálicos y más resistente, con una estética totalmente gaming.

Si eres un jugador verdaderamente exigente tendrás que buscar tu equipo perfecto en la gama GT o GS. La GT se caracteriza por contar con los portátiles más robustos. Suelen ser más voluminosos y tienen con una mayor capacidad de ampliación. Son el sustituto perfecto de un equipo de sobremesa; capaces de ofrecer la misma eficiencia que las tradicionales y pesadas torres.

Fijándonos en los modelos que hemos comentado antes, vemos como su diseño sigue las líneas de su gama. El GT75 Titan 8RG no esconde en su diseño que es un equipo gaming hecho y derecho. Pesa cuatro kilos y medio y sus amplias dimensiones permiten que esté equipado con la mejor refrigeración y que no le falte conectividad. Los negros, plateados y rojos predominan en un diseño que se mantiene como un clásico en MSI.

Msi Gs65 Stealth Thin

Si miramos el modelo GS65 Stealth Thin 8RF queda claro lo que promete la serie GS. Un grosor de 1,79 centímetros y un peso de 1,80kg encierran todo lo que hemos comentado antes. Su diseño, más que elegante, se aleja de la clásica estética gaming; esta vez vemos negros y dorados y contrastes mucho menos agresivos.

Ejemplos sin fin

Por seguir, también podríamos fijarnos en el modelo GT 75VR 7RF TITAN PRO. Este portátil cumple todos los parámetros de los que hablábamos antes. Comenzando por la gráfica, está equipado con una NVIDIA GTX 1080 y un procesador Intel Core i7. Tiene 16GB de memoria ampliables hasta 32 y consta de 512GB SSD además de 1TB adicional.

El equipo, bastante robusto, está protegido con el sistema de refrigeración Cooler Boost Titan, ideado por MSI, compuesto por un doble ventilador y 10 heatpipes.

Practicar el overclocking no tiene riesgo en este portátil, pues está perfectamente preparado para ello. De hecho, gracias a la tecnología MSI SHIFT presente en el Dragon Center, es bastante fácil. Desde esta plataforma podemos también controlar su retroiluminación, muy completa y acorde con las necesidades de todo gamer.

Titan 2

Además, es uno de los pocos laptops con teclado mecánico, un tipo de teclado más rápido que el de membrana (habitual), un mayor ciclo de vida útil e iluminación individual.

En cuanto a su diseño, MSI se ha inspirado en la forma de una flecha para crear un equipo dinámico, atractivo y agresivo. Lo mejor es que han apostado directamente por la ergonomía; el reposa manos se ha elevado para tener mayor comodidad durante largos periodos de juego.

Es cierto que es un modelo pesado y robusto, pero, como comentábamos, si se busca algo más ligero podemos acudir a la serie GS, concretamente al modelo GS73VR 7RG STEALTH PRO. Este portátil, bastante parecido al anterior en prestaciones, es un modelo ultra fino y ligero (pesa 2,4 kg y tiene 2cm de grosor) que nos permitirá cargarlo sin ningún esfuerzo. Su principal diferencia respecto al anterior es la gráfica, una GTX 1070, más que suficiente para disfrutar de cualquier juego, y el sistema de refrigeración, Cooler Boost Trinity.

2017 0928 Msi4741

En el artículo de hoy os hemos dado las claves para elegir un buen portátil pero, ¿de qué nos serviría todo esto sin sistemas que lo pusieran en práctica?

Ya hemos visto que MSI ofrece portátiles a la altura de todo gamer. Cada una de sus gamas cuenta con equipos que se adaptan a las necesidades de los jugadores, que nunca son iguales. Independientemente de lo que busquemos, siempre habrá un portátil MSI que pueda ayudarnos a ser los mejores.

Publicidad

También te puede gustar

Inicio
Inicio

Ver más artículos