Nuestro coche también será detectado por los conos conectados de la DGT 3.0. Qué son y cómo funcionarán

Nuestro coche también será detectado por los conos conectados de la DGT 3.0. Qué son y cómo funcionarán
7 Comentarios

La DGT tiene en marcha su proyecto DGT 3.0. Una iniciativa que apuesta por la conectividad en la carretera para mejorar la seguridad vial y que se ha venido a denominar en las redes sociales como el "Gran Hermano" del organismo. Lo último que sabemos es que también los conos de la carretera estarán conectados a esta gran red.

Con la DGT 3.0 se pretende garantizar una mayor seguridad a los conductores y que los imprevistos en la carretera sean menores. El proyecto se basa en la conectividad mediante redes 5G y en las ventajas que ofrece el coche conectado. Pero irá más allá de la seguridad y también se esperan mejoras en la gestión del tráfico.

Entre los cambios de los que te hemos venido hablando en los últimos meses, todos los coches que se homologan en Europa ya tienen que contar con una caja negra en su interior pero, al contrario de lo que hemos podido leer por redes sociales, ésta no escucharán nuestras conversaciones ni nos geolocalizará en todo momento.

Los accesorios que sí nos geolocalizarán serán las futuras luces V-16 conectadas. Este aparato sustituirá a los triángulos de emergencia (ya se pueden utilizar aunque las que compremos ahora no nos servirán en el futuro) y estarán conectados a la plataforma DGT 3.0 para que en todo momento el organismo esté informado de un accidente o una avería en la carretera. Un sistema muy parecido al que montarán los conos conectados.

Para mejorar la seguridad y la fluidez del tráfico

La DGT tiene en mente que la implantación de las redes 5G permitirá al organismo, a los vehículos y a diversos aparatos comunicarse entre sí. Por ello, además de que las luces V-16 avisen a Tráfico, también podrán indicar con un aviso luminoso o sonoro en otros vehículos que el primero se encuentra averiado o accidentado.

Lo mismo sucede con los conos conectados de la DGT. Un sistema que Tráfico ya mencionó durante el Global Mobility Call, un evento centrado en la movilidad y al que tuvimos la oportunidad de asistir unos meses atrás.

Con estos conos conectados, se pretende que los conductores estén sobreaviso de que van a encontrarse con un imprevisto en la carretera pero su activación también puede ser interesante en carreras deportivas (donde ya se han puesto a prueba), manifestaciones u otro tipo de eventos en los que se necesite cortar la carretera.

El objetivo del organismo es que, además de comunicarse con los vehículos, los conos conectados sean una herramienta más para la gestión del tráfico, ya que se podrá seguir el avance de estos eventos especiales y desviar a los vehículos afectados por la ruta que más convenga.

Temas
Inicio