El avión solar de Airbus se ha estrellado a horas de batir un récord histórico. En realidad es un enorme éxito

El avión solar de Airbus se ha estrellado a horas de batir un récord histórico. En realidad es un enorme éxito
7 Comentarios

Con la miel en los labios. Aunque a lo largo de su próliga carrera Zephyr, el “avión solar” de Airbus, ha logrado coronar varios récords no ha conseguido alzarse con el que quizás era el más simbólico y ambicioso de todos: el vuelo más largo de la historia. Y no porque haya estado lejos de conseguirlo, precisamente. Durante su última operación, Zephyr se mantuvo sobre nuestras cabezas 64 días, solo 22 horas menos que la singladura que ostenta el récord desde hace ya seis décadas.

¿Qué es Zephyr? Pues un prototipo de dron diseñado por Airbus, un espectacular “avión” no tripulado con una envergadura que ronda los 25 metros, menos de 75 kg de peso y un diseño que le permite funcionar con energía solar. La aeronave incorpora paneles en la parte posterior capaces de absorber la luz solar y proporcionarle energía que alimentan sus propulsores día y noche. Destaca su autonomía y la altitud de las operaciones, en la estratosfera. En su último día volaba a 15.200 m.

Un avión de récord. Gracias a su peculiar sistema de abastecimiento de energía y propulsión, el Zephyr ha logrado volar 64 jornadas seguidas. Durante todo ese tiempo sus responsables recabaron datos valiosos que enriquecen los que llevan acumulando desde hace años. El modelo que acaba de superar los dos meses de operaciones es el Zephyr 8 y se beneficia del conocimiento acumulado. En Airbus analizan ahora, de hecho, más de 1.500 horas de datos de misión estratosférica.

Más allá de las lecciones que ha dejado tanto a nivel teórico como práctico, el diseño de Zephyr puede presumir de haber roto ya varios récords. En julio se hizo con el del vuelo no tripulado más largo de la historia y hace unos meses el dron logró también coronar la mayor altitud para un sistema aéreo no tripulado de su clase: durante sus operaciones en Arizona alcanzó los 23.915 metros.

Zephyr Connectivity

Pero no el del récord más preciado. El que no ha logrado conquistar Zephyr, al menos de momento, es el del vuelo más largo. Ese título lo lucen desde hace más de seis décadas dos pilotos que en 1957 volaron durante 64 días y 22 horas con un Cessna 172 Skyhwak. El sueño de Airbus de superar aquella hazaña se esfumó el 19 de agosto, cuando el Zephyr se perdió sobre Arizona.

La noticia la ha adelantado Simple Flying, a quien se la habría confirmado Airbus. El prototipo había pasado la mayor parte de los dos últimos meses en el suroeste de Estados Unidos y en su último día de operaciones se desplazaba sobre el desierto de Arizona. Tras una maniobra en forma de "S" algo se torció y el dron se precipitó a una velocidad de casi 1,4 kilómetros por minuto.

No se consuela quien no quiere. A pesar del chasco, Airbus prefiere ver el lado positivo. Según detalla Simple Flying, un portavoz de la multinacional le ha explicado que durante las "circunstancias que terminaron" con el vuelo del dron no se produjeron daños personales y pone en valor el material que han logrado y "la valiosa experiencia". Sus expertos analizan ahora horas y horas de misión.

En su web la compañía destaca también las virtudes del dron, el primer UAS estratosférico de su tipo: "su persistencia le permite volar continuamente durante meses". Entre otros pluses, puede incorporar un radar electroóptico, infrarrojo, hiperespectral, pasivo de radiofrecuencia, radar de apertura sintética (SAR), alerta temprana, LiDAR y sistema de identificación automática.

Imágenes | Airbus

Temas
Inicio
Inicio