Con 16 años y con carnet de la DGT: cómo el coche eléctrico va a llenar las carreteras de adolescentes

Con 16 años y con carnet de la DGT: cómo el coche eléctrico va a llenar las carreteras de adolescentes
48 comentarios

El Ministro de Interior ha presentado en la sede de la DGT su nueva Estrategia de Seguridad Vial 2030, un plan con la pretensión de "ser el marco nacional de referencia en la política de seguridad vial", según Fernando Grande-Marlaska. De la mano de esta estrategia llega una propuesta algo polémica: introducir un nuevo carnet para jóvenes de 16 años, del que se lleva hablando desde noviembre del pasado curso.

El nuevo permiso B1: Un nuevo carnet, accesible desde los 16 años y que permite conducir cuadriciclos pesados (categoría L7e) de hasta 15 kW de potencia (20 CV), con una velocidad máxima de 90 km/h, peso máximo de 400 kg (550 kilos en el caso de vehículos para transporte de mercancías) y una relación peso-potencia de 0,03 kW/g.

A nivel legal, estaría un paso por debajo del carnet de conducir B (el del coche, de toda la vida) y por encima del carnet AM, que abre la puerta de acceso a cuadriciclos y motos limitadas a 45 km/h. El permiso estaba regulado por la normativa europea, pero quedaba en manos de cada país implementarlo o no.

Carnet B1
Imagen: PONS Seguridad Vial

Más europeo. Países como Portugal, Italia, Francia ya han adoptado esta modalidad de carnet, enmarcada dentro de la Directiva 2006/126/CE. España se sumaría así a la estrategia europea de permitir a los más jóvenes acceder a cuadriciclos ligeros, dando un pequeño paso adelante en movilidad eléctrica.

¿El objetivo? Grande Marlaska hace especial hincapié en facilitar la movilidad en zonas rurales, en las que el transporte público no es tan accesible. Del mismo modo, el carnet B1 es una puerta a la movilidad eléctrica para los más jóvenes, y un impulso a la conducción dentro de este mismo grupo.

Una evolución de lo que ya existía. No es nuevo que los jóvenes puedan conducir. Si hablamos de cuadriciclos ligeros, con 15 años ya podía accederse al carnet AM, que permite llevar cuadriciclos de hasta 6 kW (8 CV) y una velocidad máxima de 45 km/h. Hay acceso con 16 años, asimismo, al carnet A1, que permite conducir motocicletas de hasta 11 kW (15 CV) de potencia, cilindrada de 125cc y sin límite en la velocidad máxima.Este carnet B1 es más una evolución del carnet AM que un paso para acercarse al B.

¿Y el examen? La preparación del examen es competencia de cada país, aunque debería ser similar a la obtención del carnet B: parte teórica y práctica en vía abierta. Lo mismo sucede en el caso del carnet A1 para motos de 125cc, siendo el AM el único carnet que exonera de la prueba en ciudad. Estando el carnet B1 por encima del AM, todo apunta a que el examen será bastante completo, aunque no han trascendido los detalles aún.

Silence S04 B2 768x465

¿Qué coches se podrán conducir? Por el momento, pocos coches. Compañías como Elecmobility comercializan en España el YoYo, un cuadriciclo limitado a 90 km/h. Otra propuesta puede ser el pequeño Silence S04, con 149 kilómetros de autonomía y batería extraíble. Poca oferta, por el momento, ya que pocos vehículos cumplen los requisitos de peso.

¿Para cuándo? No hay fecha cerrada para la implementación del carnet B1. Se espera que entre vigor a lo largo del curso 2023, una vez se especifiquen los requisitos necesarios par su obtención y el Consejo de Ministros apruebe de forma definitiva su llegada.

Para el que se lo pueda permitir. El precio sin ayudas para un XEV YoYo es de casi 13.000 euros. El AMI, también sin ayudas, sube de los 7.000 euros. El precio no se aleja demasiado respecto a de los cuadriciclos de gasolina actuales, que supera holgadamente los 10.000 euros en fabricantes como Microcar o Aixam (fabricante que tiene modelos de más de 16.000 euros). Impulso a la movilidad eléctrica, sí, pero para quien tenga un bolsillo holgado.

¿Peligroso? Atendiendo a las cifras de siniestralidad de la DGT, los principales afectados en accidentes de tráfico son motoristas (suponen 1 de cada 4 víctimas mortales) y, en el caso de vías urbanas, peatones y ciclistas. No hay datos que apunten a un especial peligro en jóvenes con pequeños cuadriciclos, aunque se abra el debate a si se debe permitir o no que un joven de 16 años pueda conducir, legalmente, un vehículo que alcance los 90 Km/h.

Temas
Inicio