Que Huawei lance un móvil de gama alta a 1.199 euros no es raro. Que lo haga con specs del año pasado, sí

Que Huawei lance un móvil de gama alta a 1.199 euros no es raro. Que lo haga con specs del año pasado, sí
37 comentarios

Lo de Huawei es extraño. Cuando presentó sus Huawei P50 Pro el año pasado en China ya dijimos que se habían hecho de rogar más que nunca. Han tardado aún más para su lanzamiento en España, que se produce hoy y tiene desde luego connotaciones singulares.

La más relevante, que estamos ante un gama alta de 2022 en precio, pero de 2021 en especificaciones. El Huawei P50 Pro cuesta 1.199 euros, pero su Snapdragon 888 —aunque notable— es un SoC relegado a un segundo plano ante su sucesor. No solo eso: estamos ante un móvil sin servicios ni aplicaciones de Google, y que además está basado en Android 10, muy lejos del último Android 12.

22 meses son muchos meses

Espera. ¿Un P50 Pro en enero? ¿No tocaría ya el P60 Pro? A juzgar por los lanzamientos de los últimos años de Huawei, sí. Un repaso rápido a esa cronología lo deja claro:

Y sin embargo, tenemos ante nosotros un móvil que parece llegar tarde. No solo ya cuando el año pasado lo presentó en China, sino al presentarlo ahora en España. Han pasado nada menos que 22 meses desde que llegara el P40 Pro a nuestro país, y eso hace que el P50 Pro tenga las cosas algo más difíciles que sus predecesores.

Aquí uno podría argumentar que la escasez de chips y la pandemia han causado estragos en Huawei, pero lo mismo podría haber pasado con el resto de fabricantes. Ninguno de ellos ha tardado tanto en ofrecer sus novedades móviles como Huawei —ha habido limitaciones en el ritmo de producción, sí—, y el ritmo ha sido básicamente igual de frenético que en años anteriores.

Así pues, nos encontramos ante unos terminales (incluimos al llamativo plegable, el P50 Pocket) que llegan con precios que harían pensar en móviles totalmente "metidos" en 2022, pero que en realidad no lo están del todo.

Lo demuestra el hecho de que estos dispositivos cuentan con los Qualcomm Snapdragon 888, unos chips realmente potentes pero que fueron característica definitoria de un "gama alta" en 2021. En 2022 las cosas cambian, sobre todo porque tenemos a su sucesor, el aún más poderoso Snapdragon 8 Gen 1, ya siendo protagonista por ejemplo en los Xiaomi 12 Pro y con varios fabricantes habiendo confirmado terminales con dicho SoC.

Este chip tiene además otro problema: se trata de la versión con módem 4G: el veto comercial impide que puedan acceder al soporte de conectividad 5G, lo que se une al gran obstáculo que para muchos es no poder contar con los servicios y aplicaciones de Google.

De hecho en ese último sentido hay otro apartado llamativo: estamos ante un smartphone con Android 10 (y EMUI 12) cuando la última versión es Android 12.

Es cierto que esa versión aún tardará en llegar a muchos terminales, pero se supone que los nuevos gama alta de 2022 deberían contar con ella —el mencionado Xiaomi 12 Pro lo hace, por ejemplo—. Que ni siquiera tengamos aquí Android 11 es desde luego sorprendente. Es también llamativo que no hayan optado por HarmonyOS 2.0, como sí hicieron en los terminales que se presentaron en China, y que también tenían diferencias en el SoC: el P50 Pro contaba, además del Snapdragon 888, con el Kirin 9000.

En todo lo demás —cámaras incluidas— desde luego estamos ante un terminal que seguramente sea perfectamente solvente, pero ciertamente sorprende que Huawei ofrezca este terminal a este precio y en este momento. Queda por ver si el precio acaba siendo inferior al oficial en tiendas, pero desde luego la estrategia de Huawei aquí resulta extraña.

Temas
Inicio