Compartir
Publicidad

Moto G 2015: tu mayor reto es no convertirte en un Nexus 6

Moto G 2015: tu mayor reto es no convertirte en un Nexus 6
38 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Además del OnePlus 2, esta semana tendremos más movimiento en el mundo smartphone. Y de los importantes. Motorola presentará en sociedad su tercera generación de terminales Moto, con el Moto G 2015 y el Moto X 2015 a la cabeza. No descartamos más sorpresas como podría ser un Moto360 renovado y que empiece a animar los nuevos lanzamientos de smartwatches con Android Wear antes de IFA 2015.

Del nuevo Moto G 2015 pocos secretos quedan por conocer. Sus principales características quedaron filtradas en un video promocional. No podemos decir que haya sorpresas en la ficha técnica provisional, pero precisamente por esa "normalidad" (la resistencia al agua me parece la única novedad relevante) en sus datos la preocupación se dispara y todos miramos al último dato por conocer: el precio.

Porque con solo dos generaciones, el Moto G nos ha dado muchas alegrías para que al final acabe por convertirse en un Nexus. En uno de los últimos. En uno de los que perdieron ya todo su atractivo.

Rivales mejor preparados

Hace apenas unos meses ya dimos el toque de atención: el espacio que hasta ahora habían ocupado Motorola y BQ estaba siendo ocupado a un ritmo endiablado por otras marcas que querían tener algo que decir en un segmento importante al que los gigantes no habían prestado nada (o casi) de atención en estos años de boom de los smartphones.

Y ese espacio está cada día más abarrotado. Y no con cualquier terminal. En la gama media y rondando los 200 euros, margen en el que esperamos que se encuentre el Moto G 2015, hay terminales realmente interesantes y que han conseguido que la recomendación de muy buenos terminales que den lo máximo por tu dinero no tenga que concentrarse ni en Motorola ni en BQ, por citar los dos más reconocidos. Un ejemplo más que claro: el nuevo Alcatel OneTohc Idol 3, seguramente uno de los mejores terminales en relación calidad-precio que hemos probado en Xataka en esta primera mitad de año.

650 1200 1

Tercera generación, tercer diseño muy similar

Con su sobriedad en el diseño, el Moto G ha sido un smartphone que no ha variado demasiado su diseño en las dos generaciones que ya ha vivido este terminal de Motorola. Con la versión de este 2015 parece que llegará la posibilidad de acogerse al programa Moto Maker, aunque no en todos los territorios. Seguramente haya que conformarse con carcasas de colores en muchos de ellos.

Los anteriores Moto G han resultado ser terminales robustos, perfectos para un día a día exigente, pero donde las dimensiones físicas de grosor y peso (1 mm y casi 150 gramos que parece que repetirán en el Moto G 2015) pueden acabar por penalizarlo excesivamente a estas alturas.

650 1200

¿La gran esperanza? Pues sin duda alguna la resistencia al agua que traerá. Ahí es donde el Moto G 2015 puede salir ganador para muchos consumidores y hacer que nos podamos olvidar de otros aspectos de su diseño.

Configuración básica demasiado básica

Lo que hace un par de año servía en el rango de los 200 euros puede que ya no sea suficiente. Y si subes el precio para ofrecer más, como pasó con el último Nexus 6, se corre el riesgo de que el enamoramiento se acabe.

El Moto G 2015 tendrá su ración de actualización a nivel hardware en bastantes apartados, empezando por la cámara y pasando por supuesto por el procesador. Pero batería, pantalla y memoria interna, tres elementos cruciales, por ahora nos han ofrecido síntomas de nula mejoría.

Moto G 2014

El modelo básico del Moto G 2015 podría mantener los 8 GB de memoria interna. Aunque tenga ranura para tarjetas microSD, en 2015 y como le hemos pedido a otros terminales similares, hay que ofrecer algo más. Habrá por lo que parece modelo con 16 GB y 2 GB de RAM, pero el precio subirá y ya no será el modelo de choque de la generación. Y está por ver si una batería de apenas 2.000 mAh que en la publicidad promete llegar a un día de uso, puede cumplir con ello.

Por último tenemos la pantalla. El año pasado la misma aumentó hasta las 5 pulgadas, lógico y necesario, y en este Moto G 2015 no parece que se vaya a subir más. Lo que tampoco mejorará será la resolución, que se quedará en HD según la publicidad, lo que indicaría que estamos ante un modelo con resolución 720p, es decir, por debajo de los 300 ppp de densidad. ¿Se verá mal? Ni mucho menos, ya mejoró bastante la pantalla del año pasado, pero ese estancamiento mientas el resto de competencia se mueve hacia adelante puede jugarle una mala pasada.

Mejoras software de las que luego no usas

Un gran acierto, a mi parecer, de Samsung en su Galaxy S6 fue centrarse en una experiencia personalizada sobre Android que mejorara la versión básica en apartados que realmente se usan. Nada de fuegos artificiales. Hizo justo lo contrario con el Galaxy S5 y no le salió nada bien.

La estrategia de Motorola me recuerda demasiado a esa situación. Ya el año pasado presumieron mucho de asistente propio o el control por voz. Y este año todo parece indicar que una buena parte del valor que desean darle a sus nuevos Moto G y Moto X va por esa senda.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio