Compartir
Publicidad
Publicidad

Nexus 6, análisis

Nexus 6, análisis
Guardar
106 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Llega final de 2014 y con él, el análisis del nuevo Nexus 6. Finalmente el terminal más disruptor de Google ha caído en nuestras manos antes de finalizar un año más que intenso a nivel de excelente smartphones. Y esa es precisamente la mala noticia para el Nexus 6.

Y es que pocos terminales son tan esperados cada año como el Nexus de Google. Características razonables a precio muy competitivo ha sido la máxima de estos smartphones en los últimos años, pero en este 2014 el Nexus 6 rompía con esa tendencia y volvía más a la exclusividad de los primeros Nexus aunque con una mejorada disponibilidad.

Si quieres descubrir si este Nexus sigue siendo un smartphone por el que suspirar, aquí va el análisis del Nexus 6 en Xataka.

Definitivamente, el Nexus 6 es un gama alta

Si con anteriores versiones de los Nexus la división entre gama media y alta no estaba muy clara para ellos - jugaban por precio en la gama media pero en muchas de sus características podían considerarse gama alta - este Nexus 6 no deja lugar a dudas: es un gama alta de referencia sobre el papel.

Así lo atestigua su ficha técnica que te resumimos a continuación:

Nexus 6, especificaciones
Dimensiones físicas 82,98 x 159,26 mm
10 milímetros de grosor
184 gramos
Pantalla AMOLED de 5.96 pulgadas
Resolución 2560x1440, 493 ppp
Procesador Qualcomm® Snapdragon™ 805 de 4 núcleos a 2,7 GHz
Procesador gráfico Adreno 420
RAM 3 GB
Memoria 32/64 GB (no microSD)
Sistema Operativo Android 5.0 Lollipop
Conectividad WiFi 802.11ac 2x2 (MIMO), Bluetooth 4.1
NanoSIM
LTE / NFC
Cámara Trasera 13 Megapíxels con Flash Led Dual
1/3.06”, f/2.0, 28mm
Estabilización óptica, HDR+, Vídeo 4K
Cámara Delantera 2 megapíxeles
Batería 3.220 mAh
Otros Barómetro
Carga inalámbrica Qi
Puerto IR
Precio de referencia 649 euros en Google Play

Partiendo de esta ficha técnica, poco hay que lamentar de las especificaciones del Nexus 6, pero veamos cómo ha sido la prueba real, que al final es lo realmente importa.

Análisis en vídeo del Nexus 6

Arrancamos nuestra review del Nexus 6 con el correspondiente y completo videoanálisis:

Un diseño bueno … si no miramos a la competencia

Los últimos smartphones de Google no han gozado de demasiada personalidad. Según el fabricante que se hubiera escogido, el diseño se asemejaba más o menos a su modelo destacado de ese año.

Con el Nexus 6 esto es exagerado. Si no fuera por el nombre del terminal bien grande en la parte trasera, no podríamos diferenciar el diseño de este Nexus 6 del último Moto X de Motorola. Es la firma ahora en manos de Lenovo la que se ha encargado del smartphone de Google de 2014. Y por eso reconocemos en el Nexus 6 cada uno de los detalles que ya habíamos visto en el Moto X 2014 … pero en otro tamaño.

Nexus 6 Iphone 6 Plus

Porque algo que marca al Nexus 6 es que se abalanza de golpe a los brazos de los phablets con su diagonal de 6 pulgadas, una decisión arriesgada donde las haya. Esto provoca que las dimensiones físicas del Nexus sean muy grandes, sin posibilidad de que podamos pensar en manejarlo con una sola mano bajo ningún concepto.

El Nexus 6, como quieras que lo cojas, no se puede manejar nunca con una mano, pero con dos se disfruta mucho por su gran pantalla

En nuestra prueba, el Nexus 6 nos ha parecido especialmente ancho, lo que lo hace más incómodo que si hubiera crecido más en altura, margen que mantiene de forma comedida gracias a sus reducidos marcos. Peso y grosor serían adecuados para sus dimensiones si no fuera porque la competencia mejora las cifras especialmente en el grosor, que se va a los 10 mm frente a los 6-7 mm de otros terminales similares. Y en un terminal de grandes dimensiones, el grosor marca diferencias en comodidad en la mano.

Nexus 6 iPhone 6 Plus Nokia Lumia 1520 Samsung Galaxy Note 4 Huawei Ascend Mate 7
Peso (gr) 184 172 209 176 185
Grosor (mm) 3.8-10.1 7.1 8.7 8.5 7.9
Altura (mm) 159.2 158.1 162.8 153.5 157
Anchura (mm) 83 77.8 85.4 78.6 81

Pese a ello, el Nexus 6 es muy agradable en la mano. Es equilibrado, transmite sensación de robustez pero por encima de todo está la curvatura la parte trasera, la clave que salva su diseño en términos de comodidad. Gracias a esa pronunciada curvatura y las líneas suaves de sus bordes, el Nexus 6 nos ha resultado bastante agradable de manejar (con dos manos) pero sin olvidar nunca su anchura, grosor y peso en cuanto cogemos otro terminal de diagonal parecida pero más comedido en esos apartados.

A nivel de acabados encontramos lo mismo que en el Moto X. La carcasa trasera es de plástico, de buena calidad pero sin transmitirnos que estamos ante un terminal que supera los 600 euros. Además, el acabado de ese plástico es amante de quedarse con la suciedad de los dedos con bastante facilidad.

Nexus 6 Trasera Curva

También tenemos que advertir que pese al uso del plástico en la parte trasera, el cuerpo del Nexus 6 es unibody, por lo que no hay posibilidad de extraer la batería e incluso se ha obviado la ranura de expansión de memoria, con lo que perdemos de golpe una de las ventajas del uso del plástico en las carcasas traseras y la posibilidad de aumentar de forma asequible la memoria interna.

La curvatura de la parte trasera es lo que salva al Nexus 6 en mano

Un buen detalle del diseño lo encontramos en el borde metálico. En la parte superior del terminal encontramos la entrada de auriculares y el lugar para la tarjeta nanoSIM, para acceder a la cual necesitamos una herramienta con la que extraer la bandeja, en la cual se ha cuidado mucho el diseño.

En la parte inferior está el conector microUSB y ya en la parte lateral derecha, los controles físicos, de muy buena calidad, especialmente el de encendido, que ha quedado colocado en el mejor sitio para un terminal de tales dimensiones: casi centrado, lo que facilita alcanzarlo sin tener que mover la mano de lugar cuando tenemos el terminal cogido de la forma habitual.

Además, ese acabado metálico del botón de encendido se ha personalizado con un patrón a modo de textura de manera que, con solo tocarlo, podamos distinguirlo del control de volumen por su tacto. No es que vayamos a confundirnos a menudo ni sea realmente necerario, pero este tipo de detalles son los que se agradecen especialmente.

Altavoces Nexus 6

Motorola mantiene también los dos altavoces frontales, una decisión acertadísima a nivel de experiencia multimedia pero que no está tan bien ejecutada como nos gustaría. En vez de integrar esas salidas de audio en el cuerpo de una sola pieza, perforando la carcasa, en el Nexus 6 los altavoces sobresalen, lo que provoca que se rompa la continuidad del frontal y lo que es peor, que en sus bordes sea fácil que se acumule polvo y suciedad.

La pantalla del Nexus 6: la decisión que lo marcará siempre

Esos dos altavoces flanquean a la verdadera protagonista del Nexus 6: su pantalla. Aquí ya no hay medias tintas y Google, que mantiene su Nexus 5 a la venta (por ahora), se lanza directamente a aquellos que quieren 6 pulgadas para su smartphone. Decisión arriesgada sin duda.

Nexus 6 Pantalla Video

La apuesta porque la pantalla sea protagonista del Nexus 6 se confirma con la resolución QHD escogida, lo que le da una densidad que roza los 500 ppp y que nos asegura una visualización a nivel de detalle excelente. Texto y especialmente imágenes y vídeos lucen de forma espectacular con esta resolución QHD. Hasta aquí, sobre el papel, todo correcto con el panel AMOLED del Nexus 6. Pero hay matices importantes a tener en cuenta.

El Nexus 6 confirma que hay dos niveles en los paneles AMOLED QHD. Lamentablemente para Google, el suyo es el del escalón de abajo

Empezamos por el brillo. Este año nos hemos acostumbrado a que los gama alta de referencia presuman de un brillo máximo muy destacable, por encima de 450 nits en la mayoría de los casos, incluso con modos que lo elevan en ciertos momentos todavía más. El objetivo era claro: mejorar la visibilidad con luz directa en exteriores.

En el Nexus 6, su pantalla no es capaz de alcanzar los 300 nits, por lo que se queda definitivamente lejos de los mejores terminales de este año en ese apartado. En el día a día con el terminal no es algo que afecte demasiado a la experiencia hasta que lo comparas con otros terminales. En ese caso se une el menor brillo con una tendencia del panel AMOLED del Nexus hacia tonos cálidos. El resultado es que los blancos no acaban de ser realmente puros e intensos.Esa pérdida de fidelidad de color también se aprecia cuando le exigimos a los ángulos de visión.

Nexus 6 Notificaciones

La buena noticia con el brillo máximo es que nos parece suficiente para una visibilidad correcta de la pantalla del Nexus 6 en exteriores. Es mejorable claro, pero no negativa.

Si el brillo máximo no está a la altura, sí que ha realizado buen trabajo Motorola con el mínimo. Cuando ajustados de forma manual podemos conseguir uno de los brillos mínimos más bajos del año, lo que se agradece en entornos oscuros. Incluso ese valor puede reducirse todavía más, pero solo cuando el modo automático está habilitado. Si lo hacemos así, notaremos una perdida importante de fidelidad de color, pero no será en absoluto el modo en que usemos realmente la pantalla y es un sacrificio que podemos aceptar en circunstancias puntuales. Para entornos oscuros nos sirve perfectamente el brillo mínimo en modo manual y ahí, contando con que la pantalla es más bien cálida, la calibración está más o menos equilibrada.

Nexus 6 Camara

Es cierto que el panel AMOLED del Nexus 6 no está a la altura del que implementa el Note 4 o el IPS de un iPhone 6/6 Plus, pero en general ofrece un buen rendimiento acorde con la gama en la que pretende estar.

A falta de mejor autonomía, buena es la carga rápida

Si a nivel de diseño o pantalla estamos viendo que el Nexus 6 queda colocado entre los mejores de la gama alta de forma muy ajustada, no pasa lo mismo con el rendimiento o la cámara.

En el primer caso, su poderío en la hoja técnica, con un Snapdragon 805 y 3 GB de memoria RAM, se confirma en el día a día. Usándolo de forma intensa no hemos apreciado nada de retrasos, cuelgues o cualquier tipo de indicador de que le podamos echar en falta algo de potencia. Los datos son especialmente impresionantes cuando se trata del lucimiento de su GPU Adreno 420.

Nexus 6 Sony Xperia Z3 Galaxy Note 4 HTC One M8 LG G3 Samsung Galaxy S5
Antutu 48175 41271 46248 36124 32715 35736
Quadrant 13088 20808 23212 24825 22809 24589

A la hora de valorar la autonomía del Nexus 6 dos son las cifras que debes recordar. La primera es un día. Eso es lo que, de media, podrá aguantarte el Nexus 6 en funcionamiento si eres usuario intensivo. Al nuevo terminal de Google lo hemos sometido a un uso que representa para nosotros el de un consumidor que suele tener una actividad intensa especialmente en redes sociales, con la cámara, navegación web, muchas notificaciones y reproducción multimedia, además lógicamente de minutos de llamadas. Y la sensación que nos ha dejado no creemos que esté a la altura de lo que hemos podido comprobar con otros terminales en este segmento este año.

Nexus 6 Potencia

Para un smartphone que vamos a cargar sí o sí al llegar la noche no está mal, pero este Nexus 6 entra a jugar en la liga de los terminales que superan con facilidad el día de trabajo e incluso alcanzan un día y medio, y en nuestra prueba prácticamente ningún día hemos podido dejar de cargarlo al llegar las primeras horas de la noche.

Pese a ser un phablet y contar con 3.200 mAh de batería, el Nexus 6 se ha quedado en la barrera de un día de uso intenso

Su batería de más de 3.200 mAh, pese a su tamaño, se queda corta para lo que podríamos esperar de un terminal de estas características. En modo vídeo (Wifi activado, brillo al 50%) no nos ha dejado en nuestras pruebas una mala cifra (10 horas), y en el día de uso hemos conseguido de media unas cuatro horas y media de pantalla. Suficiente para un terminal que no compita contra Note 4, Xperia Z3 o iPhone 6/6 Plus, pero no para el Nexus 6.

Las cifras de autonomía que han obtenido en pruebas como las de Anandtech o Arstechnica arrojan similares datos a nuestra experiencia, con un día de uso y cuatro horas de pantalla.

La gran noticia con la batería del Nexus 6 no está en su capacidad o autonomía, como acabamos de ver, sino que ocurre curiosamente cuando ésta se agota. Toca hablar de la carga rápida que es posible usar gracias a un cargador que, acertadamente, viene de serie con el Nexus 6. Y aquí es donde entra en juego la segunda cifra que queríamos que recordaras: 2 horas.

Si la tendencia de los grandes smartphones del mercado es a incluir baterías de más capacidad que no logran incrementar la autonomía al mismo ritmo que su capacidad, al menos que opten siempre por el sistema de carga rápida. Nos ha encantado.

Lo mejor de la batería del Nexus 6 viene curiosamente cuando se agota. La carga rápida nos ha enamorado y ya no podemos pensar en otra manera de poner a cargar nuestros teléfonos

Enfrentarse a la cifra de más de 3.200 mAh a la hora de devolver a la vida a un smartphone causa pesadillas. Sin embargo, la inmensa batería del Nexus 6 se carga en poco más de una hora y media. Comprobado.

Pero lo mejor es que podemos conseguir un 50% de batería desde cero en poco más de media hora de carga (en nuestras pruebas fueron 38 minutos exactos). A falta de una mejora en autonomía real, bienvenidos sean estos avances en la carga que ya hemos visto también en el Galaxy Note 4 este año.

Android 5.0 ya: la única ventaja que mantienen los Nexus

Con un precio que ya no saca ventaja a sus rivales directos del mercado (y justo es decir que igualando al menos características sobre el papel), el Nexus 6 se ha quedado ya con la única ventaja de ser el primero en recibir las nuevas versiones de Android.

Este Nexus 6 estrena de hecho la versión 5.0 o Lollipop del sistema operativo más usado a nivel mundial. Y le sienta muy bien.

Interfaz 1

De Android 5.0, que ya repasamos en vídeo a fondo, nos ha encantado en primer lugar su nueva apariencia, realmente cautivadora para la vista. Pero no es una modificación que se quede solo en lo superficial sino que viene acompañada de mejoras en campos donde el sistema operativo de Google ha sido siempre ganador respecto a su gran rival iOS, como pueden ser las notificaciones.

Además de las útiles notificaciones flotantes, las clásicas son ahora mucho más útiles y rápidas de gestionar. En la pantalla de inicio se nos van agrupando por aplicaciones y con simples gestos podemos desde eliminarlas hasta desplegarlas, previsualizarlas o con un doble toque, acceder a ellas dentro de la aplicación.

El cambio visual que nos trae Android 5.0 es totalmente cautivador para la vista, pero no sabe todavía muy bien que un phablet merece que su pantalla se aproveche mejor

La única pega a nivel de diseño es que la interfaz de usuario no da la sensación de aprovechar por ahora de forma óptima una pantalla tan grande como la del Nexus 6. En cierta manera este primer paso de Google por el formato phablet nos recuerda en algunos casos, como puede ser la simple pantalla de configuración, a Android en tablet, donde la compañía del buscador no ha sabido en ningún momento llevar la experiencia Android a nivel de UI con el mismo éxito que en pantallas de smartphones más comedidas.

Capturas 1

Además, no hay aportación alguna en modo de multiventana. Al menos nos queda el consuelo de que la multitarea es ahora más rápida y sencilla de gestionar, y a uno no le importa ir saltando de aplicación en aplicación de forma fácil.

Especialmente encantados hemos quedado con las notificaciones atenuadas (Ambient Display) que se activan cuando cogemos el terminal o se produce la notificación. Con la vorágine de avisos que las diferentes aplicaciones y servicios demandan del smartphone, es un modo muy inteligente de mantenernos siempre al día con lo que ocurre en el teléfono pero sin molestar ni resultar preocupante para la autonomía.

Si Android siempre ha llevado ventaja en el sistema de notificaciones y controles, con Lollipop deja a otros sistemas operativos bastante lejos ya

Cuando cogemos el terminal de la mesa o al recibir una nueva notificación, la pantalla se ilumina en tonos de grises para que podamos de un solo vistazo conocer qué ha ocurrido. Tan solo al tocar la pantalla es cuando pasamos a modo de color y ya podemos gestionar esas notificaciones, ya sea expandiéndolas, entrando en ellas con un doble toque o descartándolas con solo deslizarlas a un lado. Ambiente Display funciona correctamente pero no siempre que cogemos el terminal el sistema lo detecta y nos muestra las notificaciones.

Lástima que Motorola y Google no hayan pensado que “despertar” la pantalla con dos toques sobre ella era un excelente complemento a este sistema de notificaciones de Android 5.0 en vez de tener que buscar y pulsar el botón de encendido.

Interfaz 2

También el acceso a las funciones para la gestión de la energía y conectividad, con esa linterna siempre presente, nos ha gustado mucho. Si estiramos desde la parte superior con un solo dedo, solo nos aparece en primer término la pantalla deslizante con las notificaciones, y si seguimos estirando, llegamos a la parte de control más usada. En el caso de que queramos acceder directamente a esta parte, solo hay que hacer el gesto de estirar pero con dos dedos.

Otro apartado en que Android 5.0 saca varios cuerpos de ventaja a su principal rival, iOS, es la multicuenta. Uno prueba la maravilla que es poder tener varios perfiles o usuarios y cambiar entre ellos en apenas segundos y no puede pensar en no tenerlo en otras plataformas con esta implementación.

Una cámara a la que no le acaba de gustar la oscuridad

Hablar de cámara de fotos en un Nexus no ha sido nunca algo positivo. Pero en el Nexus 6 se soluciona en parte y ya no es un problema endémico sino puntual en algunas situaciones.

El salto de la cámara desde la de Nexus anteriores es apreciable, y no podía ser para menos si pretende competir en la gama alta sin la ventaja del precio. Una cámara decepcionante no podría ser obviada por el usuario. Y ya os podemos decir que no es así.

La cámara del Nexus 6, sin ser brillante en todos sus apartados, cumple con lo que un usuario le puede exigir a este elemento de su smartphone en bastantes de las situaciones habituales.

Nexus 6 Panoramica

Con buena luz, el nivel de detalle de sus 13 megapíxeles nos gusta. En general nos ofrece un resultado adecuado y equilibrado excepto cuando el rango dinámico es alto. Sufre especialmente con los cielos luminosos así que es recomendable jugar bastante con dónde queremos la exposición para encontrar una solución mejor o tirar del modo HDR+, la cual nos puede salvar en bastantes situaciones.

La cámara del Nexus 6 ya no es un problema que venga con el nombre, pero le queda todavía para poder ser considerada cámara de primera división

En velocidad, la cámara del Nexus 6 es correcta, pero nos ha dejado la sensación de que tanto en el enfoque como en el posterior disparo, está ligeramente por detrás de los mejores smartphones de este 2014.

Detalle Y Rango Dinamico Nexus 6
En la imagen de la derecha, la zona del cielo sale completamente quemada. Mala señal para escenas de mucho contraste

En escenas con poca luz los resultados nos parecen aceptables si no hay exceso de oscuridad. La cámara del Nexus 6 tiende a subexponer las escenas y no parece que la inclusión de la estabilización sirva para mucho ni tampoco el aumento de la luminosidad de la lente. En general en zonas complejas perdemos detalles por la reducción de ruido un tanto agresiva.

Recorte Nocturna Nexus 6
Si la escena no es muy oscura, los resultados son aceptables pero sin destacar

Tampoco nos parece que esté a la altura la interfaz de la cámara, fácil de manejar pero demasiado simple y que se deja por el camino todo lo que Android 5.0 pone a su disposición, como los controles manuales o incluso el disparo en RAW. Si de serie se puede incluir y de hecho es una de las ventajas que nos trae la nueva versión de Android, no le encontramos sentido a que haya que recurrir a aplicaciones de terceros para poder tener un control más fino de las opciones de la cámara. Algo que por otro lado hemos visto que es necesario para no desaprovechar un sensor que debería ofrecer mejores resultados si aplicaciones la teoría.

Nexus 6 de Google: la opinión y nota de Xataka

Basta con asomarse por Xataka para comprobar que la fiebre que causó el Nexus 5 el año pasado, no se ha repetido con el modelo de este año.

Nexus 6 Analisis En Xataka

Ya os adelantamos que esto podría pasar, que a los Nexus, sin el atractivo del precio (y también una diagonal no muy de consumo todavía, aunque llegará), se le podría acabar el amor. Pero quizás la culpa en realidad no la tenga él, sino la competencia feroz de este 2014.

El Nexus 6 es el final de una bonita amistad. Pero siempre nos quedará ... Android 5.0

Con el aumento de precio, el Nexus 6 ha mejorado sustancialmente sus prestaciones, pasando a ser justamente un gama alta. Pero sin la diferencia de precio a su favor, los errores (mucho menores que en anteriores versiones) en cámara (en modo nocturno especialmente), diseño (demasiado ancho y grueso) y una pantalla que cumple pero está alejada de las tres mejores de este año, no nos dejan mucha esperanza de que hacerse con un Nexus sea una aspiración como lo ha sido estos últimos años. Siempre nos quedará Android 5.0.

8,4

Diseño8
Pantalla 8,25
Rendimiento9,25
Cámara7,5
Software9,25
Autonomía8

A favor

  • Primer Nexus en años que llega equilibrado
  • Android 5.0 nos tiene enganchados
  • Curvatura de la pantalla y manejo a dos manos
  • Buena experiencia en una pantalla enorme

En contra

  • El precio ya no es un atractivo
  • Android no aporta nada al mundo Phablet
  • Terminal muy grande y sobrado de peso y grosor
  • Pantalla, cámara y autonomía por debajo de lo mejor de este año

El Nexus 6 ha sido cedido para la prueba por parte de Google/Motorola. Puedes consultar nuestra política de relaciones con empresas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos