Compartir
Publicidad

Las ventas y beneficios de Samsung bajan, con el Galaxy S5 presente

Las ventas y beneficios de Samsung bajan, con el Galaxy S5 presente
75 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy jueves, como se esperaba, Samsung ha compartido con el gran público sus resultados financieros correspondientes con el segundo trimestre del año. Aunque los beneficios han sido claramente positivos, con 6.100 millones de dólares, el número es un 19,6% inferior a lo conseguido el año pasado, en el mismo periodo. Su beneficio operativo también cayó un 15%.

Desde Samsung comentan que el trimestre ha sido más débil por la bajada en la demanda de smartphones y tablets con respecto al año pasado, algo que les obligó a realizar más gastos en marketing, con el fin de reducir el inventario o existencias producidas.

No vamos a entrar a detallar demasiado las cifras, debemos quedarnos con que los ingresos y beneficios son inferiores que en en trimestre anterior, y lo más importante, que en el mismo periodo del año pasado. En ambos casos de forma significativa, y con Galaxy S5 en el catálogo.

grafica-1.png

La demanda con respecto al trimestre anterior se ha mantenido en lo que respecta a teléfonos móviles, pero ha bajado en tablets, un negocio que parece frenarse tanto en Android, como en el caso de los iPads.

Si hablamos únicamente del negocio móvil, los beneficios se quedan en 4.310 millones de dólares, y los ingresos en 27.720 millones. Queda claro que el departamento móvil sigue siendo fuente principal para la empresa coreana.

Como podemos ver por parte de IDC o Strategy Analytics, el dominio del mercado es de Android, pero claramente existe un frenazo en el crecimiento. Fabricantes chinos son la principal competencia para los chicos de Samsung, y los mercados en desarrollo, el campo de batalla.

Además del lento crecimiento del mercado, Samsung también ha echado culpas al poder de su moneda. Tener un won fortalecido hace más complicado traer a casa beneficios.

Samsung Galaxy S5 estuvo ahí

Según Bloomberg, Samsung ha vendido 95 millones de teléfonos y 8 millones de tablets

Lo más doloroso de los resultados es que no corresponden con un periodo precisamente malo en novedades, precisamente se ha lanzado su terminal estrella de la temporada: Samsung Galaxy S5, que según los coreanos se está vendiendo un 10% más que el modelo anterior. El año pasado batieron records con la salida del S4, es lo esperado.

En las previsiones de Samsung está un futuro a corto plazo algo mejor, con un crecimiento en las ventas en la segunda mitad de año. El problema es que saben que tienen que combatir con una alta competencia en el mercado de gama baja y media (fabricantes chinos con márgenes mínimos de beneficios), en mercados emergentes.

galaxy-s4-s5-comparison.jpg

Como dispositivos importantes que revitalicen las ventas, tenemos en el calendario apuntado un nuevo Galaxy Note. También prometen una diversidad mayor en el catálogo - esperemos que no se refieran a más versiones de lo mismo -, y un potente arsenal de wearables.

La conclusión que podemos sacar es que el mercado de dispositivos móviles se está poniendo complicado, incluso para aquel que lo domina de forma aplastante. Como empresas, tendrán que empezar a pensar en la forma de ganar más, y no en la de conseguir más cuota de mercado.

Más información | Samsung

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio