Compartir
Publicidad
Publicidad
BQ Aquaris V, primeras impresiones: un teléfono comedido con una cámara que enamora
Móviles

BQ Aquaris V, primeras impresiones: un teléfono comedido con una cámara que enamora

Publicidad
Publicidad

BQ ha dado la bienvenida hace apenas unas horas a cuatro nuevos integrantes de su catálogo. Dos de ellos, el BQ Aquaris U2 y el Aquaris U2 Lite, llegan como relevo de su exitosa saga Aquaris U perteneciente a la gama de entrada. Pero además de repetir con una familia ya existente, la compañía española ha inaugurado una nueva formada por dos mellizos de cámara prometedora: los BQ Aquaris V y BQ Aquaris V Plus.

Pues bien, ya hemos tenido la oportunidad de probar y sostener en nuestras manos al nuevo BQ Aquaris V, un teléfono que a simple golpe de vista nos ha dado muy buenas sensaciones y del que según lo que afirman las especificaciones sobre el papel, tenía que darnos un buen resultado en materia fotográfica. ¿Habrá cumplido las expectativas? Os contamos eso y mucho más en nuestras primeras impresiones sobre el BQ Aquaris V.

Diseño muy cuidado

Como decimos, una de las primeras sensaciones al sostener el BQ Aquaris V nos llega directamente por lo ojos, bueno, y por el tacto. Y es que como ya sucedía en otro de sus terminales de gama superior, el BQ Aquaris X Pro, la compañía ha cuidado mucho el diseño del teléfono y eso se nota.

El acabado compacto, regio y metálico del Aquaris V nos recuerda a teléfonos de rango superior, y además, en mano se hace muy cómodo aunque quizás la elección del aluminio como material predominante lo haya "engordado" un poco, siendo algo más pesado que otros modelos en los que se entremezcla más cantidad de policarbonato.

BQ

En cuanto a la pantalla, tenemos 5,2 pulgadas de diagonal con resolución HD que en lo que hemos podido probar, nos ha regalado una buena experiencia visual, pero como siempre tendremos que ver qué tal se mantiene esta experiencia cuando le demos un uso más prolongado o reproduzcamos contenido multimedia exigente. Una cosa que nos ha gustado mucho es la posibilidad de encender y apagar la pantalla sin tocar el botón de encendido o el lector de huellas, tan solo dando dos toques en la pantalla, algo que además responde realmente bien.

Lo mismo nos sucede con el cristal Dinorex que la recubre -la competencia del Gorilla Glass-, pues durante el tiempo de uso no hemos reportado daños ni arañazos, pero tendremos que ver qué pasa cuando lleve una temporada a nuestro lado y "sufra" entrando y saliendo del bolsillo.

BQ

Por último, el panel marca un brillo de hasta 520 nits que quizás se nos ha quedado un poco corto con reflejos directos de la luz del sol, pero en su favor diremos que el ajuste automático responde rápido y no nos deja tirados cuando de cambios bruscos de luminosidad se trata.

Potencia fluida con Android puro

BQ ha decidido incluir en este teléfono una CPU de Qualcomm, el Snapdragon 435, un chip de gama media que se apoya en una GPU Adreno 505 para los gráficos. ¿Y cómo se ha comportado esta combinación a la hora de hablar del rendimiento del nuevo teléfono de BQ? Partiremos diciendo que la unidad que hemos tenido en nuestro poder es la que corresponde a la configuración de 3 GB de RAM y 32 GB almacenamiento interno. Esta versión es la más potente de las ofrecidas y pese a que no hemos podido compararlas entre ellas, los resultados de ésta nos dejan el sabor de boca que más o menos esperábamos.

Lógicamente, el rendimiento es uno de esos apartados en los que hace falta una prueba más a fondo para poder concluir un juicio de carácter taxativo, pero por lo que hemos podido "trastear" en el BQ Aquaris V, podemos decir que el sistema se mueve soltura, no hemos percibo lentitud al abrir varias aplicaciones ni tampoco cierres súbitos de éstas.

BQ

Lo que siempre nos gusta de los BQ es la pureza de su software que de nuevo se repite en este nuevo teléfono. Todo limpio, sin apenas aplicaciones preinstaladas y espacio disponible para que instalemos las que nosotros consideremos pertinentes.

Y por último, hablando de rendimiento, no podemos olvidarnos del sensor de huellas. BQ ha situado esta parte del hardware en la espalda del teléfono, justo a la altura media de pulsación con el dedo índice. En cuanto al rendimiento de éste, podemos decir que responde rápidamente y que se encuentra con facilidad y de forma bastante natural.

BQ Aquaris V, nos gusta tu cámara

Ya lo vimos en el Aquaris X Pro y de nuevo se repite en este modelo: BQ sigue apostando fuerte por la fotografía y eso es de agradecer. Este modelo monta un sensor IMX386 de 12 megapíxeles con apertura f/2.0 firmado por Sony que sobre el papel, nos hacía intuir buenos resultados y la verdad, no nos hemos podido resistir a probarlo.

Como podemos ver en las muestras tomadas a continuación, con condiciones de buena luz la tecnología 'Big Pixel' del sensor saca pecho y nos da unos resultados brillantes que en un teléfono de este rango de precio son todo un lujo. Lo mismo podemos decir del efecto desenfoque, limpio y con una nitidez sin recortes que nos gustaría poder exprimir más, pero que nos ha dejado muy satisfechos con estas primeras pruebas.

Fbfcda32 519d 49a2 A6e0 03a9c7aa2803
BQ

También se nota el sensor y su 'Big Pixel' cuando la luz no está tan de nuestro lado y vemos que en escenarios donde la luminosidad pierde protagonismo, el sensor ha sido capaz de responder y darnos unos resultados que sin llegar a ser perfectos, no tienen que envidiarle a la mayoría de teléfonos de su rango o superiores.

bq

La cámara frontal está dirigida por un sensor Samsung S5K4H8 con apertura f/2.0 y flash frontal al que además acompañan los modos Face Beauty y Selfie Indicator que nos han facilitado y mejorado los resultados en las muestras de autofotos, aunque la verdadera protagonista ha sido la cámara principal.

Por último, sobre la cámara debemos señalar dos puntos importantes: el primero es que el software y en especial el modo profesional, es el mismo que en el X Pro, algo que agradecemos eternamente por la cantidad de ajustes disponibles y su sencillez.

El segundo punto es que también repiten aquí con el modo HDR+ que no es imprescindible, pero en alguna ocasión (especialmente retratando paisajes) es muy útil porque nos ahorra mucho tiempo de edición.

BQ Aquaris V, tu cámara justifica tu precio

Tras esta primera toma de contacto con el BQ Aquaris V nos hemos quedado con unas sensaciones muy buenas que sobre todo se centran en el diseño y el equipo fotográfico. Sin embargo, quizás nos encontramos con un punto crítico debido a que el resto de especificaciones -como la pantalla IPS o el chipset- no son tan top como los señalados.

Ef4b73f9 Ac23 4631 A72e 2ac667f9fada

Este punto crítico no es otro que su precio de salida al mercado, y es que el teléfono se estrenará el próximo mes de octubre por unos 200 euros en la configuración de 2GB de RAM y 16GB de almacenamiento, algo elevado para lo que encontramos en el mercado, pero justificado para aquellos que busquen un terminal económico con una cámara muy interesante.

En Xataka |

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos