Publicidad

Rusia reúne a sus mejores genetistas para decidir si retoma el testigo de China en la creación de bebes CRISPR, según Bloomberg

Rusia reúne a sus mejores genetistas para decidir si retoma el testigo de China en la creación de bebes CRISPR, según Bloomberg
10 comentarios

Publicidad

Publicidad

Este verano, después de que Denis Rebrikov anunciara que quería hacer bebés genéticamente modificados con CRISPR y la comunidad científica internacional volviera a llevarse las manos a la cabeza, el Kremlin convocó a algunos de los mejores genetistas rusos para discutir el asunto. Según parece, la reunión era secreta y acaba de salir a la luz gracias a Bloomberg.

¿El siguiente paso en la consecución de la edición genética humana está en manos de Rusia?

Un reunión secreta

Ibrahim Boran Zskfqs2kdpm Unsplash 1 1 Ibrahim Boran

Según explicaba Bloomberg, la reunión entre genetistas y autoridades sanitarias contó con la participación de la hija mayor de Putin y partidaria de la investigación en este campo, la endocrinóloga pediátrica Maria Vorontsova. No obstante, ni esto, ni la celebración del encuentro han sido confirmados por el gobierno ruso.

Sin embargo, tiene sentido. El el Centro Nacional de Investigación Médica Kulakov para Obstetricia, Ginecología y Perinatología de Moscú ya ha anunciado que a lo largo del mes pedirá al Ministerio de Sanidad ruso una revisión de los protocolos y normativas relacionados con la regulación de CRISPR.

Y no será una decisión sencilla. Por un lado, Rusia tiene la posibilidad de retomar el testigo del liderazgo en este campo una vez que China lo ha soltado y el resto de países son reacios a cruzar esa línea roja. Por el otro lado, como explicábamos hace unas semanas, la Iglesia Ortodoxa rusa tiene un peso muy importante en la opinión pública del país y, hasta ahora, se ha declarado radicalmente en contra.

¿Podemos controlar la edición genética?

Zharkoy K Hd0d Jebcty Unsplash

Ayer hablábamos sobre los peligros y oportunidades del ADN sintético y, si observamos el asunto con calma, vemos que pasa algo muy similar con la edición genética de embriones humanos: a medida que la tecnología se hace más barata, es más difícil de controlar. Y, si hacemos caso a Denis Rebrikov, cambiar genéticamente un embrión saldría por unos 15.500 dólares hoy por hoy. Es razonable pensar que, en el futuro, será mucho más barato.

Según Bloomberg, Rusia ya tiene comprometidos 2.000 millones de dólares en investigación genética. Y, como dice Antonio Regalado, aunque todo esto puede quedar en nada, lo cierto es que Vladimir Putin tiene un historial de declaraciones algo preocupante: en 2017 ya hablaba de hacer super-soldados.

Imagen | Don Fontijn

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir