"No creo que haya visto un error así en mi vida": Sanidad reconoce un extraño error en los datos que disparaba la mortalidad juvenil por COVID en España

"No creo que haya visto un error así en mi vida": Sanidad reconoce un extraño error en los datos que disparaba la mortalidad juvenil por COVID en España
47 comentarios

"No creo que haya visto un error así en mi vida". Estas palabras de Max Roser, un investigador que lleva años recogiendo, ordenando y analizando datos de todo el mundo para Our World In Data, describen muy bien un rocambolesco error que ha hecho saltar todas las alarmas de las autoridades de medio mundo.

Este mismo fin de semana, la prestigiosa revista 'The Lancet' publicaba una carta en la que analizaba los datos de mortalidad infantil y juvenil vinculada al COVID-19 en media docena de países del mundo. Sus conclusiones eran que tanto niños como adolescentes seguían teniendo un bajo riesgo de morir por la enfermedad, sí; pero lo sorprentente eran los datos de España: la mortalidad infantil y juvenil doblaba al siguiente país de la lista. ¿Qué había pasado? ¿Una nueva variante? ¿Un problema sistémico? ¿Por qué habían muerto tantos niños en nuestro país?

"Un error" que ha hecho saltar todas las alarmas

Kelly Sikkema R2htbxekgwq Unsplash

El pediatra David Andina salió al paso de la carta de 'The Lancet' explicando que las cifras que se manejaban (35 jóvenes de menos de 15 años fallecidos) no se correspondían con los registros multicéntricos que realizan tanto la Sociedad y Fundación Española de Cuidados Intensivos Pediátricos como por el Estudio Epidemiológico de las infecciones pediatricas por el nuevo coronavirus (que suman 10 hasta el momento).

Así lo confirmaron las asociaciones médicas en un comunicado: “Tanto la Sociedad Española de Infectología Pediátrica (SEIP) como la Sociedad Española de Cuidados Intensivos Pediátricos (SECIP) estamos realizando un registro de pacientes pediátricos atendidos en España con infección por SARS-CoV-2 y sus complicaciones. Hasta la fecha estos registros han incluido hasta siete pacientes fallecidos. Por lo tanto, la cifra incluida en el artículo parece errónea”.

Lo chocante es que los investigadores de 'The Lancet' estaban usando efectivamente los datos del Ministerio de Sanidad. Si había un error, el error estaba en los datos oficiales, ¿era posible? Finalmente, el Ministerio reconoció que sí lo era: “Efectivamente, se ha detectado que algunas comunidades autónomas cometieron errores al incorporar los datos de menores, pero ya se está procediendo a su revisión para corregirlo”

Sin embargo, ninguna fuente oficial ha querido detallar de qué error se trataba, ni cómo es posible que esos datos lleven meses publicados sin hacer saltar las alarmas de los sistemas de notificación del Ministerio y las Comunidades. En este sentido, la única explicación disponible es la que, según han explicado algunos pediatras, les han ido explicando durante estos meses.

El propio Andina, pero también Pere Soler, pediatra de la unidad de Patología Infecciosa e Inmunodeficiencias de Pediatría del hospital Vall d’Hebron, coinciden en que "la única explicación verosímil" que han recibido hasta ahora por parte de las autoridades es que algunos sistemas "impiden incluir directamente pacientes de más de 100 años y por lo tanto si un paciente de 102 años fallece en el registro cuenta como que tiene 2 años. Uno de 107 como si tuviese 7".

Sea como sea, lo que sí parece claro es que se trata de el enésimo error que visibiliza el problema endémico que tiene España con los datos públicos. En otros ámbitos ya no sorprenden este tipo de problemas, pero en el contexto de la pandemia deficiencias de este tipo se vuelven a menudo incomprensibles.

Imagen | Kelly Sikkema

Temas
Inicio