Compartir
Publicidad

Mezclar remedios naturales y medicina convencional es mucho más peligroso de lo que parece

Mezclar remedios naturales y medicina convencional es mucho más peligroso de lo que parece
Guardar
23 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un hombre de 55 años muere mientras nada. Los suplementos de ginkgo biloba que tomaba para mejorar la función cognitiva inhibieron el efecto de los anticonvulsivos que tomaba. Una mujer de 70 sufre un infarto. El té verde que toma cada día afecta a la función de las estatinas. Una chica de 22 se queda embarazada. La hierba de San Juan que compra en el herbolario inhibe el efecto de los anticonceptivos.

Son muchos los casos. Unos más graves, otros más leves, pero todos tienen algo en común: el uso de remedios naturales. Alarmados por la popularidad de estos remedios, un grupo sudafricano de investigación está intentando recopilar todos los "efectos secundarios" que en el herbolario no nos pueden contar.

Ningún remedio tiene por qué ser inocuo

The Creative Exchange 461575 The Creative Exchange

Bajo la apariencia de "hierbas inocuas", los remedios naturales interaccionan con todo tipo de fármacos. A veces reducen sus efectos, otras veces los aumentan: la mayoría generan efectos secundarios potencialmente peligrosos. Sin embargo, sabemos muy poco de esas interacciones.

Las interacciones entre fármacos suelen estudiarse, pero ¿quién estudia cómo afectan todas esos remedios que se venden en los herbolarios? Nadie, se respondió Charles Awortwe, de la Universidad sudafricana de Stellenbosch. Por ello se propusieron investigarlo.

Y, según explica, la investigación no ha sido un capricho, "se han visto obligados a emprenderla" por la popularidad que los tratamientos naturales. De hecho, la primera revisión sistemática que ha elaborado ha encontrado hasta 15 interacciones distintas.

Desconocemos la mayoría de esas interacciones

Kelly Sikkema 475112 Kelly Sikkema

El estudio publicado en el British Journal of Clinic Pharmacyology incluye 49 casos y dos estudios observaciones. Es pequeño, sin duda: pero las conclusiones que las plantas más usadas tienen importantes efectos en los antidepresivos, los antirretrovirales, los antiepilépticos o los tratamientos para enfermedades cardiacos.

Sin ir más lejos, la hierba de San Juan, un remedio muy popular contra la depresión, no solo aumenta los efectos secundarios de los antidepresivos, reduce la efectividad de la warfarina, las estatinas, los antihistamínicos, los anticonceptivos y los medicamentos contra el VIH.

Esto es más problemático de lo que parece. Estas interacciones son tan desconocidas que en muchos casos ni contándole a nuestro médico qué estamos tomando podríamos evitarlas. Lo más sensato, sabiendo lo que sabemos, es pensárselo dos veces antes de tomarse ese 'remedio natural' que hemos comprado en el herbolario.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos