Compartir
Publicidad

Más de una década después, se acaba de anunciar un segundo caso de remisión permanente del VIH tras un trasplante de células madre

Más de una década después, se acaba de anunciar un segundo caso de remisión permanente del VIH tras un trasplante de células madre
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recordad este apodo "el paciente de Londres", porque podría ser recordado como la segunda persona que se "curó" del VIH. Se trata de un londinense que prefiere mantenerse en el anonimato, pero que lleva un año y medio en remisión de VIH tras un trasplante de médula ósea. Más de una década después, ahora sabemos que Timothy Brown, "el paciente de Berlin", no era una anécdota.

En realidad, el caso que acaba de publicarse en Nature (y se presenta hoy en la 'Conference on Retroviruses and Opportunistic Infections' de Seattle) es “demasiado prematuro” para declararse oficialmente curado, pero los resultados son tan buenos que los expertos hablan ya de curación sin cortapisas.

Más allá de la anécdota

vih

El paciente de Londres El paciente, según se explica en Nature, fue diagnosticado en 2003 y llevaba con tratamiento antirretroviral desde 2012. Ese mismo año, fue diagnosticado de un linfoma de Hodgkin avanzado, un cáncer con mal pronóstico.

¿Qué ha pasado? Como en el otro caso de curación, el de Timothy Brown (“el paciente de Berlin”) hace 12 años, la remisión del VIH está relacionada con un trasplante de médula ósea cuyo objetivo era tratar el cáncer que padecía. Aunque en este año el tratamiento con quimioterapia ha sido menos intensivo.

En 2016 se sometió a un trasplante de células madre hematopoyéticas de un donante con dos copias del gen CCR5, una mutación que solo tiene un 1% de la población y que otorga resistencia al virus. La misma mutación de la que hablamos en el caso de las niñas chinas editadas con CRISPR. Durante estos años hemos visto otros casos, pero ninguno tan parecido al caso de Berlín.

Ni rastro del VIH Tras el trasplante, el “paciente de Londres” permaneció en tratamiento con antirretrovirales 16 meses y desde septiembre de 2017, ya sin medicación, las pruebas regulares no han sido capaces de detectar carga viral en el paciente.

"Al conseguir la remisión en un segundo paciente usando un método similar, demostramos que 'el paciente de Berlín' no era una anomalía", explicaba Ravindra Gupta, profesor de la Universidad de Cambridge y autor principal de la investigación.

¿Hemos encontrado la cura contra el VIH? No, no y no. Creo que por muchas veces que escriba 'no' seré incapaz de transmitir lo lejos que estamos de conseguir una cura clínicamente viable del VIH. El trasplante de médula ósea no solo es un procedimiento peligroso y extremadamente doloroso, sino que los dos pacientes sufrieron trastornos serios después de la intervención (las células del paciente atacaban las del donante).

Es decir, no estamos ante un tratamiento generalizable del VIH. Eso no quiere decir que no sea importante. Ahora, con esta confirmación encima de la mesa, los investigadores saben que no es una anécdota: estamos ante la que quizás sea una de las líneas de investigación más interesantes del momento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio