Compartir
Publicidad

El caparazón dañado de esta tortuga ya no será problema gracias a la impresión 3D

El caparazón dañado de esta tortuga ya no será problema gracias a la impresión 3D
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada día conocemos más historias que involucran el uso de impresión 3D, desde accesorios y herramientas, hasta artículos un poco más complejos, lo que es una realidad es que la impresión 3D es una tecnología que poco a poco ha encontrado su lugar en todo tipo de disciplinas y todo parece indicar que la veremos en muchas más.

Una de las áreas donde se hace presente con un gran éxito y buenos resultados es dentro del campo de la medicina a través de las prótesis, ayudando a las personas a tener una mejor calidad de vida, pero también a los animales quienes han recibido beneficios de esta tecnología como el caso del perro Derby y ahora lo vemos con Cleopatra la tortuga.

La impresión 3D sigue salvando vidas, ahora es el turno de Cleopatra

Slide 413036 5221074 Free

Cleopatra es una tortuga leopardo que sufre de una malformación en su caparazón llamada "piramidal" que hace que crezcan picos de gran tamaño y de forma no uniforme, lo que provoca que su interacción con otras tortugas ponga en riesgo su salud y la de sus compañeras. Además el caparazón ha sufrido de fisuras y debilitamiento, esto provocado por una dieta que no corresponde a sus necesidades como animal herbívoro.

Los daños en el caparazón ponen en riesgo la vida de Cleopatra debido a infecciones y heridas, lo que ha derivado en un aislamiento con cuidados especiales que buscan protegerla. Por fortuna Nico Novelli, propietario del centro de rescate para reptiles Canyon Critters y Roger Henry, diseñador de la Universidad Técnica de Colorado, han ideado una increíble solución a este problema.

Slide 413036 5221072 Free

Se han dado a la tarea de crear una prótesis en forma de caparazón hecha de plástico derivado del maíz e impreso en 3D que se adapta de manera perfecta al caparazón de Cleopatra, protegiéndola en todo momento y permitiendo que las heridas sanen. El proceso requirió de casi 600 horas de modelado en 12 distintos programas, pero al final todo ha sido un éxito.

El caparazón ha sido fijado con velcro y sólo deberá usarlo mientras esté en contacto con otras tortugas, le permitirá jugar y relacionarse con sus amigas sin el riesgo de contraer infecciones y dañar más su caparazón. La buena noticia es que en Canyon Critters se harán cargo de ella ya que con una dieta adecuada el caparazón podrá sanar en unos cuantos años, dando así a Cleopatra al menos unos 80 años más de vida.

Vía | Huffington Post
En Xataka | Así es como la impresión 3D ha ayudado a Derby, un perro con malformación en las patas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio