Compartir
Publicidad

BNJMN, el robot que quería ser artista

BNJMN, el robot que quería ser artista
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Desde hace décadas, se ha estado investigando para crear robots inteligentes. Todavía se sigue investigando para intentar replicar algo tan complejo en dispositivos de metal y silicio. Buscamos que se comporten de forma autónoma, que sepan solucionar problemas y además, queremos que aprendan otros valores más asociados al lado creativo.

Esta faceta es la que un grupo de investigadores de Basilea quiere explorar con BNJMN, Benjamin para los amigos. Un brazo robótico pintor que busca acercarse a los procesos de creación propios de los artistas. Una idea bastante original, pero también discutible.

Si nos centramos en la parte tecnológica, BNJMN es un brazo que funciona gracias a Arduino. En cada uno de sus dos brazos tiene un pincel que le permitirá crear, siguiendo una ruta en función a muchos cálculos, una obra de arte; si me permitís la expresión claro, que es un concepto bastante abierto.

El modus operanti de este dispositivo es el siguiente: primero escanea la superficie para localizar los lienzos, sus tamaños y el mejor punto para comenzar a dibujar. Gracias a su sistema de cinco servos y ruedas, BNJMN puede moverse en cualquier dirección y trazar con diferentes niveles de presión.

Para diferenciar entre lienzo y fondo, se utiliza un sensor de luz que ayuda al robot a discernir dónde empieza uno y acaba el otro. Una vez ha reconocido la superficie empieza a crear y dar rienda suelta a los pinceles de forma arbitraria y sin seguir un patrón fijo.

Aplicará diferentes niveles de presión, trazos de todo tipo. A veces se parará, para “contemplar” la obra y seguir pintando. Cuando acabe con ese programa, volverá a la posición de inicio. En total BNJM funciona gracias a 436 líneas de código.

Dejando de lado la tecnología, si nos vamos a un debate más artístico la pregunta es clara: ¿Puede ser un robot artista? Primero habría que definir qué es el arte y aunque hay muchas definiciones, desde quienes creen que el arte sólo está en los museos (Xavier Mariscal) a los que opinan que todo es arte (Marcel Duchamp).

Si entendemos el arte como un proceso estético donde un autor busca transmitir una serie de ideas siguiendo un estilo de composición figurativo o abstracto, resulta difícil decir que BNJM es un artista. ¿Se puede reducir el proceso de creación a unas solas líneas? ¿Hay alguna idea detrás de unas pinceladas realizadas según una serie de cálculos matemáticos?

En cualquier caso, resulta interesante desde una perspectiva teórica, y práctica, ver estos acercamientos donde todavía seguimos intentando embotellar y poner límites, para intentar comprender, una serie de conceptos que muchas veces se nos hacen infinitos e imposibles de controlar como son la inteligencia o la estética.

Vía | Creative Applications Más información | BNJMN

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio