España es el país de Europa con más alarmas instaladas. También tiene uno de los índices de criminalidad más bajos

Existen entre 2,7 y 2,8 millones de alarmas en pisos y negocios. Un filón de oro para ciertas empresas

securitas direct
55 comentarios Facebook Twitter Flipboard E-mail

El Senado abrió la puerta ayer a la tramitación de una proposición de ley impulsada por el PP (gracias a la abstención en la votación de PNV y Junts) para aumentar las penas a los delitos de okupación y agilizar los desalojos (un plazo de 24 horas para abandonar el inmueble o acreditar que tienen derecho a estar en él). "Tolerancia cero ante la okupación", decía el senador popular José Ramón Díez de Revenga, quien señala la necesidad de luchar contras la mafias que empujan "una industria del crimen por todo el país" y quien asegura que las denuncias por este delito se han incrementado un 32% en 2022.

Los que han votado que no han sido ERC y EH-Bildu. Un diputado de esta última formación ha ido más allá y ha acusado al PP de agitar el miedo y de ser unos “vendedores de alarmas”. No andan del todo desencaminados en cuanto a la posición que España ocupa en el ámbito de la seguridad de propiedad privada. Y es que ahora mismo somo es el primer país de Europa y el cuarto del mundo en alarmas instaladas, sólo por detrás de Estados Unidos, China y Japón. El sector de la seguridad, y más concretamente las alarmas, vive un boom sin precedentes.

Los datos. En España ahora mismo existen entre 2,7 y 2,8 millones de alarmas instaladas en pisos y negocios. Un negocio que mueve en torno a 2.000 millones de euros al año, según datos de la Asociación Profesional de Compañías Privadas de Servicios de Seguridad (Aproser). Nunca en la historia de nuestro país los hogares han estado tan interesados en este producto. Basta decir que las búsquedas en Google de la palabra "alarma" llevan en crecimiento desde el año 2020 y sin freno.

Mientras los propietarios tienen cada vez más miedo a la okupación, las empresas de seguros de impagos y de seguridad están viendo un filón de oro. ¿Qué ofrecen? Aunque se le llame de muchas maneras, casi siempre suele ser el mismo servicio: paneles de comunicación, detectores de movimiento con cámara, placas disuasorias y llaves inteligentes, etcétera.

Securitas Direct, un cohete. No podemos hablar de esta industria sin mencionar al gigante del sector, Securitas Direct, una empresa de origen sueco que opera en España desde 1993 y ahora está viviendo un auge. Lidera el mercado nacional con 1,8 millones de alarmas instaladas para seis millones de personas. Su facturación se situó en nada menos que 900 millones de euros en 2021. Y aún existe posibilidad de crecimiento, porque, como ellos mismos dicen: “queda mucha alarma por instalar”. Su plantilla ha pasado de los 4.400 trabajadores en España hace cinco años a los 8.000 en la actualidad,

En uno de los países más seguros. Los motivos de esta fiebre por las alarmas en las casas cuesta encontrarlos. Principalmente porque el auge de este mercado no se corresponde con un aumento de la criminalidad, sino todo lo contrario. Según los datos del Ministerio del Interior, los robos con fuerza en domicilios eran de 72.380 en 2020, menos que los 113.299 de 2016. Se ve la misma tendencia en los robos en establecimientos, que en 2020 fueron 31.237, frente a los 37.619 que hubo en 2016.

¿Por qué entonces? Lo que sí parece estar teniendo un efecto disparador en este sector es el aumento de la okupación. Según el Ministerio del Interior, las denuncias por este fenómeno eran de 10.376 en 2015 y crecieron más de un 40% en 2020, llegando a las 14.675. Aunque en este punto hay que tener varios factores en consideración. El primero, que la mayoría de estos delitos se realizan en pisos vacíos que son propiedad de bancos o fondos de inversión. Y segundo, que España es el país con la menor tasa de okupaciones de Europa. Y, sin embargo, sigue siendo el líder en instalación de alarmas.

Que un país con bajos índices de okupaciones y criminalidad invierta tanto en sistemas de alarma podría explicarse por una tendencia reciente de alarmismo mediático y político. Cada vez más medios de comunicación han comenzado a escribir sobre esta problemática, algunos de ellos con publicaciones más sensacionalistas o de carácter marcadamente político. También los propios líderes han encendido el debate tras la nueva Ley de Vivienda con frases como la de Isabel Díaz Ayuso: "Un día de estos os vais de vacaciones y cuando volváis, porque consideran que la casa está vacía, se la dan a sus amigos okupas".  Mientras, los que se frotan las manos son las empresas que venden estos productos.

Imagen: Securitas Direct

En Xataka | Todas las formas en las que los criminales están clonando nuestras tarjetas de crédito sin que nos demos cuenta

Inicio