Compartir
Publicidad
'Crónicas de Cyberpunk 2077': todo sobre Johnny Silverhand, el rockero de cromo con el rostro de Keanu Reeves
Literatura, comics y juegos

'Crónicas de Cyberpunk 2077': todo sobre Johnny Silverhand, el rockero de cromo con el rostro de Keanu Reeves

Publicidad
Publicidad

Lo mío no eran las letras.

Me defendía. Cuando estaba con los Samurai, con Kerry, Denny, Nancy y Henry, me salían cosas como:

Pillo la vieja mega violencia

Cuando me chuto, va en serio

Los condes rugen en mi neuro

Ya sabes cómo me siento

Luego, en los bolos con Kerry, mi chomba, iba más cromático, sangre y titanio. Pero daba igual solo que con los Samurai. Lo mío no eran las letras. Tampoco tocar, aunque tocaba mejor que escribía. Lo mío era dejarme ver, que me vieran y me aullaran. Porque los focos lucían a tope mi *bio, mis implantes y enchufes; mi brazo de plata. Que me vieran y me amaran y me odiaran. Que no pudieran sacarme de sus neuros.*

En eso era grande yo. Solo en eso. Pero era muy, muy grande, chomba.

Muy grande.

Una sonrisa de guadaña y una mirada de cristal. No más. No menos.

Johnny Silverhand

Bienvenidos a Johnny Silverhand. Un ciberpunk, o lo que es lo mismo, un kamikaze de Ciudad Noche, dispuesto a morir en un suspiro, pero a morir con estilo. Un rockero rebelde que debió morir durante la 4ª Guerra Corporativa (2021-2023) que enfrentó a OTEC (Ocean Technology and Energy Corp) y CINO (Corporation Internationale Nauticale Et Océanique) por el cadáver de la IHAG (Internationale Handelsmarine Aktiengesellschaft) y que más tarde escalaría a una lucha sin cuartel entre Arasaka y Militech. Un rockero que ahora ha vuelto de la tumba con el rostro de Keanu Reeves en 'Cyberpunk 2077'.

De él va la historia de estas Crónicas de 'Cyberpunk', una serie de artículos en los que, mes a mes, me sumergiré en un aspecto del fascinante, complejo e hiperdetallado lore creado por Mike Pondsmith y sus colaboradores de Talsorian Games. Y no podía haber otro érase una vez para estas crónicas. El Johnny Silverhand que se llevó el E3 de calle. Ese misterioso Pepito Grillo fantasmal que nos seguirá durante nuestra aventura orquestada por CD Projekt.

Trovador de bajos fondos

Silverhand es un rockerboy, un tipo, como reza la biblia de la calle: "que usa la música y la agitación para rebelarse". ¿Contra quién? Contra las grandes corporaciones, evidentemente.

Silverhand es uno de estos personajes carismáticos que actúan como una matrioska de misterios. Pondsmith usa constantemente citas de Silverhand para cuajar los libros de 'Cyberpunk 2020', entrecomillados que funcionan para crear ese personaje bigger than life, un Gran Gatsby que nos fascina más por lo que intuimos que por lo que sabemos.

Uno de los puntos clave de la información que Pondsmith sí nos da sobre Silverhand es su hoja de características (página 46 del manual principal de 'Cyberpunk 2020'), de un total de 40 posibles puntos. Estas son las siguientes:

  • Carisma y liderazgo +6
  • Percatarse +3
  • Interpretación +5
  • Estilo +4
  • Composición +4
  • Marrullería +2
  • Tocar el instrumento +5
  • Sabiduría callejera +3
  • Persuasión +3
  • Seducción +5

La primera va en negro porque es la característica principal del personaje.Y su rasgo más distintivo. Es decir, Johnny Silverhand era (¿es?) un líder. Un tipo con carisma.

Pero de las otras características es de donde podemos extraer más información sobre la psicología de Silverhand, más pistas sobre cómo sería (o debería ser) la interpretación de Keanu Reeves. Johnny es un tipo que seduce más que convence; al menos el Johnny que vivió hasta aquella fatídica misión final que acabó con la 4ª Guerra Corporativa. Su atractivo hace que la gente se cuelgue por él, pero por labia, a Johnny le cuesta mucho más convencer.

De sus habilidades musicales se deduce que es solo pasable en la composición (hay que recordar que estos valores se puntúan del 0 al 10) y en el estilo, y que su punto fuerte es cómo toca, pero sobre todo cómo irradia ese carisma natural desde el escenario. Solo con esta información, sin saber más de su trasfondo, uno puede empezar a rolear un poco como Johnny Silverhand, como yo hice en el arranque del artículo.

Es un tipo querido, seductor, probablemente fanfarrón; pero no es ningún genio que brille en las jugarretas psicológicas o que convenza con su discurso o su deslumbrante talento. Simplemente, gusta; esa es su mayor virtud: gustar de manera natural.

Si le sumamos el contexto general de los rockerboy, entendemos que Johnny toca, como todos los cyberpunk de su clase, para derrocar el sistema. Pero sería probablemente la pieza del grupo que lo hace con una vocación política más difusa, un rebelarse por rebelarse porque su claridad de ideas para componer letras punzantes no es su mayor baza. Su baza es vestirlas sobre el escenario con los ademanes, gorgoritos y florituras adecuados.

De Samurai a ronin

La primera etapa claven de la vida de Silverhand es ser un Samurai. Samurai, el grupo musical cuyo logo era esa máscara roja de un diablo nipón que lucíamos todos los que hubiéramos atendido a la conferencia de CD Projekt en el E3. Fue un grupo que sencillamente lo petó, y que lideraba Silverhand como vocalista y guitarra.

Cyberpunk 2077 Samurai El logo de Samurai, el grupo musical de Johnny Silverhand.

Sus compañeros de grupo fueron: Kerry Eurodyne (vocalista y primera guitarra rítmica); Denny (batería); Nancy/Bes Isis (teclado) y Henry (bajo). Del resto del grupo sabemos poco, pero de Kerry Eurodyne sí tenemos tres citas en el manual principal de 'Cyberpunk 2020'. Mi favorita:

"La música siempre amartilla con tres cosas: mástil, actitud y audiencia. yo tenía el mástil y la actitud. Lo único que me faltaba era hacerme con la tercera".

Después de firmar en 2003 con Universal Music, gracias al prócer Jack Master, Samurai lo petó con su primer sencillo: 'Blistering Love'. Luego vinieron 'Chippin' In' y 'Never Fade Away'. Exitazos también.

La gracia duró exactamente cinco años. En 2008, Samurai se disolvía.

¿Destino de la banda?

Lo escribimos individual y sucesivamente, como en los títulos de crédito de una película basada en hechos reales, extrayendo la información de la Wiki del universo.

  • Nancy: a la cárcel siete meses por defenestrar a su marido que la apalizaba desde un piso 83. Tras cumplir condena, Nancy se reinventó como media (los periodistas de este mundo) bajo el nombre de Bes Isis.
  • Henry: dejó la música y se puso a trabajar en un prototipo interfaz. Un accidente le frió el cerebro y le obligó a reconstruir su mente.
  • Denny: se unió a una banda llamada Mastermind.

¿Kerry y Johnny? Siguieron haciendo bolos juntos, compartiendo evento pero no escenario. Cada uno, por su cuenta y con su música. Fue así como el rockerboy Johnny Silverhand, líder de Samurai, se transformó en un ronin. En un bala perdida. Carnaza para el par de bellos ojos equivocados.

La 'input fatale'

Su nombre cabía en tres letras: Alt. Nada espectacular. Pero la chica que había bajo esas tres letras sí lo era. Vaya si lo era.

Sobre todo para Johnny. El cazador convertido en presa, prendado por un par de ojos tan bellos como indescifrables. Nada de espejos del alma; dos búnkeres sellados con la llave en molinete que no dejaban filtrar la más mínima certeza o empatía.

De ella y de Johnny se habla y mucho en 'Never Fade Away', la historia del manual principal ambientada siete años antes que el juego de rol (2013 en vez de 2020) que acompaña al volumen principal de reglas, mecánicas y lore del juego.

Cyberpunk 2020 El manual principal de 'Cyberpunk 2020' que contiene la historia 'Never Fade Away'.

Este es un Silverhand menos verde que el de 2003, el que tocaba con Samurai con más carisma que pericia. Ahora las características de Johnny están a otro nivel. Su magnetismo ha alcanzado el infinito (+10), su control de la guitarra es óptimo (+9), ya no toma gato por liebre tan fácilmente (+6) y su seducción está también por las nubes (+8). Un poquito más que su Alt en Seducción (+7) y un bastante menos en lucidez (+8).

Pero estar más vivo en las calles de Ciudad Noche no asegura la supervivencia. La historia arranca brutal, con un grupo de supuestos fans asaltando a Johnny y Alt a la salida de un concierto. En un borrón de movimiento, Johnny recibe tal puñetazo que le perfora el abdomen y le revienta las tripas. Cae "en una piscina de su propia sangre" y vuelve a abrir los ojos para ver cómo Doc —un viejo amigo de siempre y el arquitecto de sus ojos transparentes y su brazo de plata— rehace su anatomía.

Este par de párrafos son uno de los muchos que indican lo maravilloso de haber pillado al Keanu Reeves post-John Wick para interpretar este papel:

"Johnny se pone una camiseta roja. La prenda se desliza por su carne recién cosida y se engancha en el vendaje. Johnny suelta un taco en japonés. Se echa sobre los hombros una chupa de cuero acorazada".

"Los ojos de Johnny se quedan en blanco."Sin sorpresas". Toma un puñado de balas raídas y comienza a insertarlas en el cargador vacío de la H&K. Solo su mano temblorosa —la de "carne y hueso"— traiciona su hieratismo. "A ver, ¿por qué me jodieron a mí?"

Pero no era a él a quien querían joder, sino a su input, su novia: Alt.

El thriller noir comienza. Alt Cunningham era una netrunner (hacker) de primera, capaz de programar el ciberarma más temible que se conozca, "el infierno en la Tierra", el mata-almas, un programa de dos teras capaz de dejar seca el arma de la víctima: Mata-almas. Alt ha sido secuestrada para refinar su letal obra maestra para Arasaka, una de las temibles corporaciones de Ciudad Noche. Johnny se alía con Thompson, un media [periodista] cuya mujer fue asesinada por el emporio que ha secuestrado a Alt. Y ambos queman asfalto en un Porche que surca el cielo de aquel 2013 que nunca fue, buscando venganza.

La historia, que apenas ocupa 13 de las 250 páginas del manual, es un prodigio de narración muscular. Pasan un montón de cosas y se juega, esencialmente, con un montaje en paralelo de dos hilos: el grupo de Johnny que busca a Alt y el viaje a la Red [el ciberespacio de este mundo] de la misma Alt para construir un nuevo Mata-almas que pueda navegar, con libertad, por toda la red, convirtiéndose en el asesino definitivo.

El final de la historia es trágico. Johnny mata a Toshiro, el líder de Arasaka, pero no consigue salvar a Alt, que queda atrapada en la Red sin posibilidad de rescate. Johnny abandona el escenario de la tragedia mientras, en la Red, Alt aúlla de miedo y dolor al ver partir a su amante.

Vamos, que la trama romántica de Johnny se parece mucho a la de Orfeo y Eurídice; aunque queda abierto, probablemente para 'Cyberpunk Red' [la expansión del juego de rol que saldrá a la venta el 1 de agosto y que servirá como puente del más de medio siglo que separa la versión en papel del videojuego de CD Projekt] o tal vez para el propio 'Cyberpunk 2077'.

La ¿muerte? de Silverhand

La segunda gran historia que completa el lore de Silverhand se cuenta en otro libro, el segundo volumen de 'Firestorm', que narra la 4ª Guerra Corporativa: OTEC contra CINO; y, posteriormente, cuando la cosa se recrudece y los emporios claman ayuda, Arasaka contra Militech. La historia que incluye este volumen, 'Las pistolas... en silencio' y que se prolonga por 16 páginas, debería haber sido el último capítulo para el Orfeo rockerboy: su muerte. Como sabemos, las cosas son más complejas y la naturaleza espectral que luce Johnny en 2077 apunta a que probablemente, como si Eurídice Alt, ya está encerrado en el Hades de la Red.

El caso es que nos volvemos a encontrar con parte de la vieja tropa, Thompson y Rogue, y dos nuevas incorporaciones, Spider y Shaitan; amén de carne de cañón. Y por supuesto Johnny Silverhand, que en el arranque de la misión (¡otra vez, imposible!, mientras recuerda cómo fueron las cosas la última vez: "Esta vez, las apuestas son mucho más altas. Mucho más altas", recita proféticamente. "Hoy, la torre de Arasaka cae. Una última vez".

Tres equipos, el Alpha, el Beta y el Omega se abalanzan contra la Torre Arasaka, en una repetición de lo que sucedió en 2013, pero con el riesgo mucho mayor y con la 4ª guerra corporativa en su cúspide.

La misión tiene dos objetivos. La meta que, digamos, persiguen los ciberpunks (recordemos que son antisistema) es volar por los aires la base de datos de Arasaka; supuestamente, es la única que conserva todo el acervo empresarial, demonios (virus) y demás información para seguir siendo hegemónica. El otro gran objetivo es individual, de Johnny Silverhand: quiere que su Eurídice, Alt, deje de ser un fantasma vagando por la Red (como él lo será en el 2077 que exploraremos el próximo año). Y, para complicar las cosas, hay una nueva versión del Mata-almas, el demonio más terrible que se haya diseñado jamás, la obra actualizada de Alt que se ejecuta como el asesino perfecto, viajando de flotando por la Red hasta encontrar la ciberconexión de su víctima y devorarle el alma.

Esta historia es un tour de force que se expande durante las páginas finales del manual, dividida en múltiples capítulos que recorren los puntos calientes del asalto a la Torre Arasaka, la más alta de toda Ciudad Noche; 130 pisos de acero y cristal que vigilan, cual gólem, la metrópoli.

Cyberpunk 2020 Una imagen de la gigantesca Torre Arasaka, el rascacielos más inmenso de Ciudad Noche.

Los minicapítulos que nos interesan son los que corresponden al equipo Alfa, el que lidera Johnny. Son un par de secuencias, plagadas de acción, que acaban con un momento brutal. Acosados por el fuego automático de un borg, Adam, el grupo está a punto de perder la misión; y la vida. En ese momento, Johnny sale de cobertura para atraer fuego enemigo y, voluntariamente, se sacrifica, siendo partido por la mitad por el fuego de una autoescopeta. Pero sus compañeros se toman una veloz venganza.

Lo último que sabemos de Johnny es que su cadáver inerte es observado con una mezcla de pasión y rabia por Rogue, su exnovia. También sabemos que Alt es liberada de nuevo en la Red. Y, por todo lo que hemos visto de 'Cyberpunk 2077', sabemos que Johnny la acompaña al otro lado. Que es, como su amante, un fantasma de la Red.

Cyberpunk 2020 Portada de 'Firestorm: Shockwave', el segundo volumen que narra el final de la 4ª Guerra Corporativa.

Por cierto, el segundo evento describe exactamente la expresión de Johnny cuando muere: "Johnny gira y cae seco en el suelo, una mirada de sorpresa en sus ojos, la malorian aún humeante en su brazo de plata. Basta con solo un segundo." A pesar de que el párrafo parezca indicar que Johnny se sorprende de su muerte, yo creo que en realidad juega al despiste y la sorpresa es de otra cosa. De ver, milisegundos antes de morir, el rostro de Alt en la Red.

Para terminar, dejamos constancia de las última hoja de características de Johnny Silverhand, en sus atributos y habilidades.

DEP.

Atributos

  • Inteligencia 7
  • Reflejos 7/9
  • Tecnología +5
  • Carisma +10
  • Atributo +9
  • Suerte +9
  • Movimiento Permitido
  • Cuerpo 7
  • Empatía 7
  • Salvar 7
  • Modificador Corporal -2

Habilidades

  • Líder Carismático +10
  • Aikido +6
  • Atletismo +9
  • Percatarse +9
  • Tecnología Básica +3
  • Composición +10
  • Conducción +8
  • Esquivar +9
  • Educación +6
  • Electrónica +5
  • Resistencia +3
  • Primeros Auxilios +5
  • Guitarra +9
  • Pistola +9
  • Armas Pesadas +3
  • Esconderse/Evadirse +7
  • Actuación +10
  • Persuasión +4
  • Pilotaje de Impulsor Vector +7
  • Rifle +6
  • Seducción +8
  • Sombra/Trackeo +5
  • Infiltración +5
  • Sabiduría Callejera +7
  • Ametralladoras +7
  • Nadar +4
  • Vestuario y Estilo +7

Sí, el Johnny Silverhand que murió era un auténtico cyberpunk. Un rockerboy de mil y un talentos.

Medio siglo de silencio

Esto es lo que debe resolverse. ¿Cómo Johnny logró salvarse de la muerte? ¿Fue Alt la que intervino, a la velocidad infinita de los fantasmas de la Red, para arrancar el alma de Johnny de su cuerpo y convertirla en un espectro digital? ¿Es Alt, a estas alturas, una versión consciente del Mata-almas? ¿Será la gran antagonista de la historia?

Un montón de preguntas que podremos someter a mayor escrutinio cuando el próximo 1 de agosto se lance la expansión Red [en honor a CD Prokekt Red] que cubrirá los 54 años que separan este momento culminante de la 4ª Guerra Corporativa de los acontecimientos que explore 'Ciberpunk 2077'.

Desde estas crónicas de cromo y metal, de sangre roja y eléctrica, daremos buena cuenta de ello.

Nota: Esta Crónica ha sido realizada empleando los manuales 'Firestorm Shockwave: The Fourth Corporate War', 'Cyberpunk Rulebook 2nd Edition (1993)' y numerosas entradas de su wiki.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio