Publicidad

La Comisión Europea comienza a investigar el sector del Internet de las Cosas y pone el foco en Alexa, Siri y Google Assistant

La Comisión Europea comienza a investigar el sector del Internet de las Cosas y pone el foco en Alexa, Siri y Google Assistant
11 comentarios

Margrethe Vestager ha comenzado a investigar el sector del Internet de las Cosas. Según ha confirmado en un comunicado de prensa, la Comisión Europea ha iniciado una investigación sectorial cuyo objetivo es saber qué productos se venden, cómo funcionan estos mercados, qué datos se recogen, cómo se usan y cómo las compañías ganan dinero con ellos. Precisamente por ello, la Comisión pondrá especial atención en los asistentes de voz, a saber Alexa, Siri y Google Assistant.

De acuerdo a Vestager, "los resultados de esta investigación deberían ayudarnos a detectar situaciones en las que las empresas pueden haber infringido las normas de competencia". Señala, además, que aportará información útil que "puede alimentar las iniciativas reglamentarias de la Comisión" que afectan al IoT y, por último, enviar "un importante mensaje a los poderosos operadores de estos mercados de que los estamos vigilando".

184 millones de dispositivos para 2023 y una competencia frágil

Vestager Margrethe Vestager.

Según la comisaria europea, Internet está penetrando cada vez más en los objetos que usamos día a día. Tanto que a finales de 2019 había 108 millones de dispositivos y se estima que para 2023 haya 184 millones. Es un mercado jugoso, puesto que tal y como asegura Vestager, "se espera que el valor del mercado de los hogares inteligentes casi se duplique en los próximos cuatro años a más de 27.000 millones de euros". Esto incluye cualquier dispositivo IoT, desde relojes y pulseras hasta frigoríficos conectados.

En el centro de este ecosistema se encuentran los asistentes de voz, como Siri, Google Assistant o Alexa. Para la comisaria, el potencial de estos dispositivos es increíble, aunque solo tendremos todos los beneficios ("precios bajos, amplias opciones y servicios y productos innovadores") si el mercado se mantiene "abierto y competitivo". El problema, explican desde la Comisión, es que "la competencia en los mercados digitales puede ser frágil".

"Cuando las grandes empresas abusan de su poder, pueden empujar rápidamente los mercados más allá del punto de inflexión, donde la competencia se convierte en monopolio. Ya hemos visto eso antes. Si no actuamos a tiempo, hay un serio riesgo de que suceda de nuevo con el Internet de las cosas".

Una de las claves de este mercado son los datos. Los asistentes de voz y, por ende, los dispositivos conectados, recogen una "gran cantidad de datos" sobre nuestros y, según la comisaria, "existe el riesgo de que las grandes empresas puedan hacer un mal uso de los datos recogidos a través de estos dispositivos, para cimentar su posición en el mercado frente a los desafíos de la competencia".

Para descubrir cuál es la situación del mercado y que están haciendo las compañías con los dispositivos que venden y los datos que recopilan, la Comisión va a enviar una serie de cuestionarios a 400 empresas europeas, asiáticas y americanas, tanto grandes y pequeñas. Según Vestager, "estamos preguntando sobre los datos - cómo se recogen, cómo se utilizan, y cómo las empresas ganan dinero con los datos que recogen. Y estamos preguntando sobre cómo estos productos y servicios trabajan juntos, y sobre los posibles problemas para hacerlos interoperables".

Más información | Comisión Europea

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios