Compartir
Publicidad

Un laser superrápido quiere que sintamos cómo es tocar un holograma

Un laser superrápido quiere que sintamos cómo es tocar un holograma
5 Comentarios
Publicidad

Los hologramas no son una tecnología nueva. A día de hoy seguro que en más de una ocasión hemos visto alguna demo con sistemas de espejo. Todavía hay mucho que hacer con ellos ya que su uso es algo limitado por la tecnología existente pero mientras muchos se centran en cómo hacer que se vean mejor, otros piensan en darle una nueva dimensión: hacerlos táctiles.

¿Se puede tocar un holograma? Parece una pregunta muy filosófica pero un grupo de investigadores del Digital Nature Group han encontrado una forma de usar láseres, cámaras y espejos en conjunción para crear hologramas de luz compuestos de vóxels (píxeles con volumen). La sensación al tacto, según explican, es algo curiosa.

Gracias a su velocidad, no nos quemaremos

Para hacer posible que un holograma sea táctil se han usado láseres de femtosegundos. Un femtosegundo es un segundo por diez elevado a menos quince (0.000000000000001) parte de segundo donde la energía dura entre 30 y 270 femtosegundos haciendo que los hologramas se puedan topar. La resolución de estas imágenes es de 200.000 puntos por segundos y los vóxeles que se generan para dar forma al objeto se consiguen con plasma emitido por el aire creado con los láseres ya mencionados.

Las personas que lo han probado dicen que la sensación al tacto es parecida a la del papel de lija. Otros hablan de una sensación parecida a ese calambrazo que nos llevamos cuando hay energía estática en contacto. No es la primera vez que se utiliza esta tecnología pero sí la primera donde se consigue que el plasma no queme a la persona que lo toque.

El holograma se crea utilizando láseres de femtosegundo a través de un modulador de luz espacial donde el rayo sigue a través de una serie de lentes y un espejo controlado con un escáner que se encarga de colocarlo en el sitio adecuado. Una cámara debajo del holograma se encarga de capturar la interacción y que el holograma ofrezca una respuesta.

Generar plasma en el aire con láseres tan rápidos puede ser muy útil para los investigadores de física y óptica para que en un futuro se puedan desarrollar sistemas más eficientes y con más resolución. De momento ya han conseguido, como podéis ver en la imagen, algo muy pequeño al ojo humano pero que a la vez es un paso interesante al poder crearlo sin ser un peligro.

Vía | Popular Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio