Una coincidencia entre la oscilación de la Luna y el "dramático" aumento del nivel del mar causará una exagerada ola de inundaciones costeras en 2030, según la NASA

Una coincidencia entre la oscilación de la Luna y el "dramático" aumento del nivel del mar causará una exagerada ola de inundaciones costeras en 2030, según la NASA
58 comentarios

Las costas están en el punto de mira desde hace un tiempo de cara a que en un futuro puedan quedar inundadas al referirnos especialmente a los efectos del cambio climático. Ahora dice la NASA que la Luna también se la jugará a las costas en la década de los 2030, con inundaciones de elevado nivel.

La causa que apuntan: la fatídica coincidencia entre la elevación del nivel del mar y el ciclo lunar. La NASA prevé un incremento sustancial de las inundaciones por las mareas altas (high-tide flood), destacando el riesgo en la costa estadounidense en concreto, aunque sería algo a nivel global.

Una oscilación normal en un momento clave

Se trata de las conclusiones tras un trabajo publicado en Nature Climate Change, dirigido por componentes del Equipo Científico de Cambio del Nivel del Mar de la Universidad de Hawaii. Considerando todas las causas conocidas oceánicas y astronómicas de las inundaciones, calculan que a mediados de los 2030 habrá un "dramático" aumento del nivel del mar.

Esas inundaciones se producirán en ocasiones en grandes agrupaciones que durarán un mes, según calculan. Habiéndolo centrado en Estados Unidos, lo que ven es que habrá localizaciones con inundaciones cada uno o dos días, mientras que las costas más septentrionales, (las de Alaska, por ejemplo), se verán menos afectadas al menos en una década más debido a que los procesos geológicos en estas zonas terrestres están aumentando el área de suelo.

Inundaciones 02

¿Y qué tiene que ver la Luna con esto? Los ciclos lunares o lunasticios se producen y se producirán de manera continua, y como recordamos al hablar de la turbina flotante más potente del mundo, la fuerza de atracción gravitatoria que el Sol y la Luna ejercen sobre la Tierra afectan al nivel de los océanos, de manera que se produce un cambio periódico en el nivel del mar.

En estos lunasticios (de 18,6 años cada uno) sufre cierta oscilación, que según la NASA es bien conocida (desde el siglo XVIII) y es regular. Pero en este caso el punto diferencial (y aparentemente más problemático) será que uno de sus efectos, el de las mareas, se combinará con un nivel particularmente alto del mar.

Lo que calculan que se dará es la combinación entre una oscilación en la órbita de la Luna con el aumento del nivel del mar. Si el nivel del mar sigue aumentando en las próximas décadas como se calcula, habrá un aumento de inundaciones en las costas continentales de Estados Unidos, Hawai y Guam, tal cual indica la NASA en su comunicado.

Otro estudio más que alerta sobre el urbanismo en zonas costeras

Según detalla la NASA, el efecto en las mareas depende de en qué mitad del ciclo nos encontremos. En una mitad las mareas altas son más bajas de lo habitual, mientras que las mareas bajas son algo más altas, mientras que en la otra mitad las mareas se amplifican (las altas son más altas y las bajas son más bajas).

Ahora mismo nos encontramos precisamente en la mitad del ciclo que las amplifica, pero explican que no vemos aún los efectos que calculan la década de los 2030 por el nivel del mar actual. Ben Hamlington, co-autor del trabajo y director del Equipo Científico de Cambio del Nivel del Mar, cree que este estudio será útil para planificar la urbanización de esas zonas. Aquí ya vimos, a este respecto, que por desgracia Houston ya nos daba algunas lecciones sobre lo que ocurrirá si las producciones se cumplen.

Imágenes | Jumpstory

Temas
Inicio