Publicidad

Ford prueba en una de sus fábricas españolas su primer robot autónomo: su tarea será distribuir piezas de repuesto a los empleados

Ford prueba en una de sus fábricas españolas su primer robot autónomo: su tarea será distribuir piezas de repuesto a los empleados
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

La planta de Ford Motor en Almusafes se ha convertido en campo de pruebas para el siguiente paso en la automatización de las fábricas de la compañía. Y para ello, hace unos meses sumó un nuevo fichaje a su plantilla: un robot autónomo, fabricado por la propia compañía y que responde al nombre de Survival.

Survival recurre a la tecnología de teledetección óptica LiDAR para 'visualizar' su entorno y lograr moverse por la planta sin obstaculizar la labor de los empleados humanos. Si el camino elegido está bloqueado, es capaz de elaborar nuevas rutas sin recurrir al GPS (en su lugar, está programado para conocer el mapa de las instalaciones).

Si bien es el primer robot autónomo que Ford prueba en sus instalaciones europeas, ya cuentan con la presencia de otros robots dotados de inteligencia artificial, como Robutt y los 'cobots'.

"Se quedaban mirando al verle pasar, como si estuvieran en una película de ciencia ficción"

¿Su papel? Trasladar piezas de repuesto y material de soldadura allí donde sean necesario, una tarea no demasiado compleja pero que, tras ser asumida por este robot, libera 40 horas diarias de trabajo en favor de otras para las que sí son necesarias las aptitudes netamente humanas.

Eduardo García Magraner, gerente de ingeniería de la planta de Almusafes, explica cómo fue recibido Survival ("Lo llamamos así porque la intención era evitar riesgos") por los empleados de la planta.

"Cuando comenzaron las pruebas, los operarios se quedaban mirando al verle pasar, como si estuvieran en una película de ciencia ficción. Ahora siguen con sus trabajos sabiendo que el robot es lo suficientemente inteligente como para trabajar a su alrededor"

"Ha estado en periodo de pruebas durante casi un año y ha funcionado impecablemente hasta la fecha. Se ha convertido en un miembro muy valioso del equipo: esperamos que podamos ponerlo en uso a tiempo completo en breve y llevarlo a otras instalaciones de Ford".

Desde Ford dejan claro que este robot, con aspecto a medio camino entre Wall-E y un archivador, está ahí únicamente para liberar a los empleados de tareas pesadas y poco productivas, no para sustituir en su puesto de trabajo a nadie. Tranquilos, la producción de Kugas, Mondeos y S-MAX seguirá, por ahora, en manos humanas.

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir