Compartir
Publicidad

'Buzzberry', 'Monocle'...: refugios de animales recurren a redes neuronales para poner nombre a sus gatitos y conejillos de Indias

'Buzzberry', 'Monocle'...: refugios de animales recurren a redes neuronales para poner nombre a sus gatitos y conejillos de Indias
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace más de un año, un refugio de conejillos de Indias de Oregón (Estados Unidos), el Portland Guinea Pig Rescue, se puso en contacto con una investigadora de inteligencia artificial, Janelle Shane, para preguntarle si alguna vez había pensado en entrenar una red neuronal que se dedicara a poner nombre a los nuevos ejemplares que iban llegando al refugio (normalmente fugados o abandonados).

La consulta llegaba después de que esta investigadora en el campo de la óptica se hiciera famosa en redes por entrenar redes neuronales que ponían nombres a galletas y a monstruos del Dungeon & Dragons.

Así que Janelle aceptó el reto, y poco después los conejillos de Indias del centro tenían nombres como Hanger Dan ('Dani Percha', en español), Buzzberry (¿'Zumbifruto'?), Princess Pow ('Princesa Pum'), Stargoon ('Bobo estelar'), Fuzzable ('Pelusable'), y Popchop ('Cortaexplota').

Tras eso, llegó a sus oídos que el Refugio Animal Morris de Filadelfia también tenía un grupo de conejillos de Indias a los que bautizar. Volvió a poner en macha la red neuronal y de ahí salieron Mumpkans o Biinshecklesseon (no intentaremos traducir esto).

En su blog, Janelle cuenta cómo esa primera red neuronal se basaba, para su realizar su labor, en tres conjuntos de nombres recopilados a la vieja usanza (uno de nombres 'típicos' de conejillos de Indias, otro de nombres de superhéroes y finalmente, otro de bandas de metal), que iba entremezclando para formar los suyos propios.

¿Para qué llamarlo 'Micifú' pudiendo bautizarlo 'Kill all humans', eh?

Pero el Refugio Animal Morris no trabaja sólo con conejillos de Indias: también tienen un montón de gatitos, y la convencieron para que desarrollara otra red neuronal para poder ponerles nombre. En este caso, se le proporcionó a la red una lista de 8.000 nombres de gato preexistentes,

"Partiendo de cero, sin ningún conocimiento de inglés y careciendo de contexto para las palabras y combinaciones de letras que estaba probando, se trató de predecir qué elementos se podrían encontrar en los nombres de gato, y en qué orden.

Los nombres generados iban desde lo extraño al sinsentido, pasando por lo muy desafortunado. Sin conocimiento de inglés más allá de su lista de nombres gatunos, [la red neuronal] no sabía qué combinaciones de letras debía evitar".

Así que Janelle volvió a reexaminar el problema, optando por utilizar una red neuronal capaz de manejar contextos: la versión de funcionalidad limitada de la polémica GPT-2 de OpenAI, capaz de saber qué combinaciones de palabras tienden a utilizarse conjuntamente en inglés y cuáles hay que tender a evitar.

A partir de ese momento, desaparecieron nombres extraños como 'Balllucidoux' y empezaron a aparecer otros como...

  • Taffeta ("Tafetán")
  • Monocle ("Monóculo")
  • M. Tinklesby Linklater Soap
  • The Cream ('La crema')
  • Constipation ('Estreñimiento')
  • Romeo of Darkness ('Romeo de la oscuridad')
  • Bibles Smoked ('Ahumadas biblias')
  • Scarlet Be Thy Coat ('Escarlata sea su escudo')
  • Kill All Humans ('Mata a todos los humanos')
  • Honeystring ('Cuerda de miel')
  • Peanutbutterjiggles ('Sacudidas de mantequilla de cacahuete')
  • Sparky Buttons ('Botones chispeantes')
  • This Guy ('Este tipo')
  • Accepted A Tribute ('Aceptado un tributo')
  • Not Suitable For Character the Enforcer ('No adecuado para el personaje de inspector')

En definitiva, queda claro que GPT-2 es capaz de lidiar con el contexto... a ratos, y que puede entremezclar los nombres gatunos más brillantes con otros capaces de dar una buena excusa a nuestros felinos para seguir su instinto natural de ignorarnos cuando les llamamos.

Pero, eh, 'Mr. Sinister' fue uno de los gatos bautizados por la red neuronal y el pasado lunes el refugio anunció que había sido dado en adopción. Ni tan mal.

Vía | CNET

Imagen | Morris Animal Refuge

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio