Compartir
Publicidad

Si llevas palo de selfies no entras: llegan las prohibiciones a festivales, museos y estadios

Si llevas palo de selfies no entras: llegan las prohibiciones a festivales, museos y estadios
71 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque por su nombre muchos consideran que el palo para selfies tan sólo sirve para hacer autorretratos, hay personas que le han encontrado otra funcionalidad: el poder elevar su teléfono por encima de las multitudes para grabar vídeo o sacar fotos sin obstáculos por delante. Personalmente pude presenciarlo en el MWC, donde algunos asistentes iban equipados con palos, micrófonos externos y objetivos fotográficos acoplados al teléfono.

Si eres de los que piensa en utilizar los paloselfis con este objetivo, que sepas que pronto podrías tener que cambiar de estrategia. Algunos festivales populares de música, como Lollapalooza y Coachella, ya listan este objeto entre los dispositivos prohibidos para acceder al recinto, según explican en The Verge.

Los organizadores de Lollapalooza incluyen los palos de selfies en los objetos prohibidos en sus FAQs, junto a los accesorios para la GoPro y otros complementos fotográficos para profesionales. En Coachella se lo toman con algo más de humor y dicen "no" rotundo a los palos de selfies y a los narcisistas. ¿Por qué? Si bien no dan razones oficiales, no parece descabellado pensar que así evitan que la gente reste visibilidad a otros cuando presencian y quieren grabar un concierto al mismo tiempo utilizando estos métodos.

Prohibido también en conciertos y museos

Estos festivales estadounidenses no son los primeros en tomar medidas contra los palos de selfies. En muchos recintos británicos donde se ofrecen conciertos, como los míticos London's O2 Arena o Wembley Arena, también están prohibidos. Un portavoz de éste último explicaba no hace mucho que el motivo era evitar la molestia a otros asistentes. "Un palo de selfie significa que no podrás entrar al recinto así que nuestro consejo es que no lo traigas y que sigas utilizando el tradicional y funcional uso del brazo".

En otros lugares, como los museos, también se veta la entrada de este peculiar accesorio, frecuentemente alegando la seguridad de las obras o de los propios visitantes. En el Hirshhorn Museum (EEUU), comparan los palos de selfies a los trípodes fotográficos, que también están prohibidos, al igual que en el Smithsonian o la Galería Nacional de Arte. Los principales museos de Ámsterdam se sumaron a esta restricción, asegurando que si no dejan pasar con paraguas por miedo a que se dañen las exposiciones, los palos de selfies tampoco deberían entrar ya que son de tamaño similar. En España, el Museo Thyssen tampoco deja utilizar este accesorio y en Italia ocurre lo mismo con el Coliseo.

"Armas potenciales" en el fútbol

¿Y qué pasa con los estadios de fútbol? El pionero aquí parece haber sido el Tottenham, que en enero anunciaba la prohibición. El Arsenal seguía sus pasos justificando su decisión en que estos accesorios pueden ser utilizados como armas. "Las normas del club prohíben cualquier objeto que pueda utilizarse como arma o que pueda comprometer la seguridad pública", explicaba un portavoz. En los estadios españoles, de momento, no parece haberse impuesto esta prohibición.

Imágenes | R4vi En Xataka | A favor y en contra de los palos de selfies

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio