Publicidad

La nueva cámara de Lomography permite inyectar líquidos en la lente para crear diferentes (y únicos) filtros

La nueva cámara de Lomography permite inyectar líquidos en la lente para crear diferentes (y únicos) filtros
11 comentarios

Cuando pensamos en los filtros de una fotografía lo más probable es que nos venga a la cabeza los que aplican apps como Instagram o Snapchat. La realidad es que estos son sólo algunos de los filtros que se pueden aplicar y son filtros digitales. Previos a ellos ya se aplicaban filtros físicos con lentes tintadas o acetatos. Lomography ofrece algo aún más curioso: llenar la lente con líquidos de colores para crear filtros absolutamente únicos y no replicables.

HydroCrome Sutton es la nueva cámara de la compañía Lomography. Se trata de una cámara analógica (de las de carrete) con una lente de 35 mm. Las cámaras analógicas están teniendo cierta popularidad últimamente por la calidad y efecto único que genera con respecto a las cámaras digitales. Esta es aún más única gracias a la técnica de filtros que utiliza en su lente.

Belair X Lomomod Still 08u

Líquidos diferentes, filtros diferentes

La idea de Lomography no es del todo nueva, previamente ya habían creado una lente por el estilo. En esencia se rellena con líquido un espacio hueco entre dos cristales de la lente. Según el color que tenga este líquido o las sustancias que contenga el filtro que se la aplica a la fotografía es diferentes. Puede ser simplemente tonalidades de diferentes colores o incluso añadir materiales diminutos que generen ruido a la imagen.

Belair Sutton Anitigravity 1

La cámara viene con una serie de jeringuillas y tubos con los que insertar y cambiar fácilmente el líquido que hay dentro de la lente. Indican que es posible colocar colorantes alimentarios, café, té o prácticamente lo que uno quiera y que luego se pueda limpiar fácilmente con agua. Según lo opaco que sea el líquido tendrá una fuerza mayor o menor sobre la fotografía que se realice. Eso sí, aquí no hay vuelta atrás ni posibilidad de editar el resultado final. Es una cámara analógica con carrete y lo que se dispara es lo que queda al final. Ahí está precisamente la gracia de las cámaras analógicas.

Lomo

Viendo los resultados que muestra Lomography en su contenido promocional, lo cierto es que no queda nada mal. Se trata al final de un tipo de fotografía experimental, donde lo que se busca es precisamente experimentar con distintos modos de captura de imagen. ¿Se podría replicar esto con una app de edición de fotos? Probablemente sí y a un nivel que a simple vista no se distinguiría también. Sin embargo el punto de esto es el proceso y método más que el resultado final.

Hay otros aspectos destacables de la cámara que no son precisamente los filtros de su lente. Tal y como indican, es la "primera cámara de 355 mm panorámica con lente rellana de líquido". Y es que la cámara dispara en un formato panorámico en la película del carrete. Dispone de diferentes aperturas que van desde f/11 hasta f/168 y su lente focal es de 32 mm. Como curiosidad, no requiere de batería ni pilas.

La cámara ya se puede comprar por un precio de 79 dólares estadounidenses en la tienda de Lomography.

Vía | PetaPixel

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios