Compartir
Publicidad
Las mejores series que nos marcaron de 2000 a 2010: 25 recomendaciones de los editores de Xataka para este verano
Especiales

Las mejores series que nos marcaron de 2000 a 2010: 25 recomendaciones de los editores de Xataka para este verano

Publicidad
Publicidad

El verano es una gran época para ponerse al día con las series que se nos han quedado en el tintero, rememorar nuestros clásicos favoritos o por qué no, deleitarse con series que ya cuentan con unos años a sus espaldas pero que marcaron una época: viejas conocidas o joyas que desempolvar. No hace falta irse muy lejos: este siglo XXI nos ha dado grandes series que permanecen en el recuerdo popular de varias generaciones.

Tanto si las conocías como si no, los editores de Xataka nos hemos propuesto echar la vista atrás recomendar una serie que nos hayan llamado la atención de los años 2000 al 2010. Algunas de ellas todavía podemos encontrarlas en las parrillas de las cadenas televisivas pero otras no han corrido la misma suerte. ¿Nos dejamos alguna serie de esa época que crees que deba estar?

Boardwalk Empire

Boardwalk Empire

Recomendado por César Muela

Me costó engancharme a Boardwalk Empire al principio por la gran cantidad de personajes que había, pero la trama mezcla de política y gángsters está muy bien hilada. La ambientación, estética y vestuario son una gozada y, además, como parte de hechos y figuras históricas, cuesta creer que algo así pasara de verdad. Y el papel de Steve Buscemi es simplemente brutal en la piel de Nucky Thompson.

The office US

Office

Recomendada por Javier Pastor

The Office US, basada en la serie británica, es una comedia que narra la historia de una pequeña empresa de distribución de material de papelería. Lo importante, claro, no es eso, sino cómo evolucionan los personajes (cada uno de su padre y de su madre) y sus relaciones, la mayoría cómicas hasta el absurdo aunque haya también sitio para una historia romántica. Steve Carrell está prodigioso en su papel, pero el resto de personajes le siguen muy de cerca.

Breaking Bad

Br Ba

Recomendada por César Muela

Aún recuerdo seguir semana tras semana los nuevos episodios y comentar con amigos posibles teorías de lo que iba a pasar después. Aunque Breaking Bad es una serie lenta y poco comercial hasta la mitad de la segunda temporada, tiene unos puntos de giro y unos protagonistas memorables.

También fue una serie muy detallista en el plano estético, con el cuidado de la fotografía y detalles como el color de la ropa de los personajes. Creo que es un título indispensable de la cultura seriéfila actual.

Dexter

Recomendado por César Muela

Lo grandioso de 'Dexter' es que te acabas identificando con un asesino en serie que corta en pedacitos a sus víctimas. Aunque tuvo un final que se alargó demasiado en el tiempo y episodios, el personaje que encarna Michael C. Hall es uno de los más completos y con más aristas que recuerdo en el mundo series.

El ala oeste de la Casa Blanca

The West Wing

Recomendada por Miguel López

Tras enamorarme de los guiones de Aaron Sorkin con series más recientes como The Newsroom, The Social Network y Molly’s Game, tuve que dedicarle mi atención a la que es considerada su opera prima. La serie narra el día a día del Presidente de los Estados Unidos y su equipo en una serie en la que es pecado verla mientras vas consultando cosas en el móvil.

Diálogos excelentes, atmósfera conseguidísima, personajes impecables… The West Wing no es sólo la mejor serie de la primera década del siglo XXI. Es, posiblemente, una de las mejores series de toda la historia. Si te consideras seriéfilo es obligatorio verla.

  • Serie completa en Amazon por 75 euros.

Flight of the Conchords

Flight

Recomendada por Santi Araújo

Flight of the Conchords es una serie en la que el humor es tan importante como la música, siendo dos elementos que están completamente entrelazados. Una especie de 'Simon and Garfunkels' de Nueva Zelanda intentan abrirse paso en el mercado estadounidense.

Tienen el peor mánager del planeta y sólo una fan, pero tienen unas canciones que se pegan como un chicle a un zapato. De las series más frescas y divertidas que he visto en toda mi vida. Arte en mayúsculas.

Fringe

Fringe

Recomendada por Ruben Márquez

Para aquellos que nos criamos con Expediente X, la llegada de Fringe fue como volver a ser adolescentes. Con capítulos autoconclusivos pero con una larga y enrevesada trama detrás, los fantásticos y entrañables personajes de esta serie de misterio nos daban semana tras semana nuestra ración de monstruos, viajes en el tiempo y universos alternativos.

Una de esas series que, como Lost, consiguió arrastrar una comunidad de seguidores que analizaban hasta en el más mínimo detalle lo que estaba por llegar y, como en la otra serie de J.J. Abrams, lo presentado siempre superaba con creces a lo esperado. Nunca me cansaré de recomendarla.

Futurama

Recomendada por Enrique Pérez

Centenares de referencias científicas, anécdotas y material para geeks para aburrir. Futurama fue la primera serie mainstream que hablaba de temas que hasta la fecha no había visto en televisión.

Larry David (Curb your enthusiasm)

Curb

Recomendado por Frankie MB

Tras co-crear, producir y guiónizar ,Seinfeld’, la aclamada sitcom “sobre nada en particular” a Larry David le sonríe la vida. Sin embargo, tiene una habilidad especial para crear situaciones incómodas a su alrededor: una mala elección de palabras, pequeñas manías con las que no está dispuesto a hacer concesiones o malentendidos que degeneran en situaciones que se le acaban llenos de las manos.

Cameos de lujo con la élite hollywoodiense y toda una oda a los problemas del primer mundo narrados bajo el formato de un falso documental en el que Larry, pese a ser su guionista y principal protagonista, rara vez acaba bien parado.

Interpretando una versión caricaturizada de el mismo, Larry nos presenta un personaje tan pintoresco como humano con el que es fácil conectar incluso en las situaciones más retorcidas. Porque triunfar en la vida y que te persiga la mala suerte no es incompatible.

Lost

Lost

Recomendada por Cristian Rus

Lost’ es la serie que ha sido capaz de mantenerme pegado a la TV durante más de 10 horas diarias. No se trata solamente del argumento de la serie (repleto de narraciones no lineales, misterios, pistas, flashbacks, flashforwards, líneas del tiempo alternativas...) sino de muchos otros factores que Damon Lindelof y J.J. Abrams consiguieron endosar en una única producción. ‘Lost’ consigue atraparte en su historia de la misma forma que los protagonistas están atrapados en la isla.

Es de las pocas series que consigue contarte al mismo tiempo la vida de unas 10-15 personas, para entender su carácter, sus decisiones, sus motivos para actuar de la forma en la que actúan. Y todo esto sin sacrificar la complejidad de la trama, consiguió un equilibrio entre estos dos aspectos como pocas series lo han hecho. Una serie perfecta para maratonear durante el verano, pero tómate alguna pausa de vez en cuando. No solamente para descansar, también para crear teorías, buscar pistas y entender los planteamientos que van surgiendo durante la consecución de los capítulos.

Los Soprano

Soprano

Recomendado por Antonio Ortiz

Empezó en 1999 pero es, a mi parecer, la serie de refencia de la década: Los Soprano. Como serie te regala conflictos shakesperianos y personajes apabullantes, violencia y diversión... como Tony Soprano; como producto fue la serie que marcó un camino, el de cierta ambición intelectual y de producción para marcar las diferencias en el cable entonces y en el streaming ahora.

Mad Men

Recomendada por Raquel Rodríguez

La verdad es que la estoy volviendo a ver ahora porque me gustó muchísimo. Sobre todo las primeras temporadas; en las últimas comienza a flojear un poco, pero es lo que sucede con las series que aguantan tanto tiempo en pantalla. A destacar de Mad Men, por supuesto, los cuidados diálogos de la serie, la fotografía y el diseño de producción, donde todo está cuidado hasta el más mínimo detalle y la construcción de los personajes.

Todavía me alucina cómo han conseguido que el espectador (incluida yo, claro) empatice con Don Draper, cuyos principios son más que cuestionables: un hombre que miente sobre su vida, engaña a su esposa, bebe sin moderación y con pocos escrúpulos para conseguir lo que desea.

Me llamo Earl

Earl

Recomendado por Frankie MB

El mundo de Earl cambió por completo el día que le tocó la lotería... y se cruzó con el karma: tras una sucesión de infortunios, Earl Hickey no solo decide dejar atrás toda una vida de fechorías de poca monta, sino que está dispuesto a enmendar todas sus malas acciones, aunque no tiene muy claro cómo hacerlo.

Desafortunadamente este cambio de rumbo en su brújula moral no será fácil, pero cuenta con la incondicional ayuda de su hermano y una lista que va completando, dejándose llevar por el destino y las consecuencias de sus propios desaguisados.

En conjunto, ‘Me llamó Earl’ es un tipo de comedia diferente en el que el mensaje ‘Si haces cosas buenas te pasan cosas buenas’ es trasmitido por las personas menos indicadas, provocando situaciones tan surrealistas como resoluciones inesperadas. Porque a los Hickey rara vez les sale algo a la primera.

Prison Break

Recomendada por Eva Rodriguez de Luis

Con la premisa de sacar a su hermano de la cárcel por un delito que no había cometido, Michael Scofield entra en una prisión de máxima seguridad repleta de lo peor de lo peor con todo su cuerpo tatuado con el mapa del recinto.

Con dos temporadas iniciales sublimes y trepidantes que encumbraron la serie a la altura de Lost, la decadencia de Prison Break no se hizo esperar al intentar alargarla demasiado con tramas más inverosímiles. Incluso el año pasado retornaron recordándonos porqué segundas partes nunca fueron buenas.

Sons of Anarchy (Hijos de la anarquía)

Anarchy

Recomendado por César Muela

Son of Anarchy empezó como la típica serie de moteros con malotes como protagonistas, pero conforme sus tramas se iban sofisticando más y, sobre todo, cuanto más crecía el drama, más intensos se hacían los capítulos. La variedad de personajes también hacía fácil empatizar más con unos o con otros, aunque ya a posteriori y viendo el nombre "anarquía" no le cogería cariño a nadie por si acaso.

The IT crowd

It Crowd

Recomendada por Yúbal Fernández

En mi humilde opinión, la mejor comedia geek que ha existido nunca. Imagínate a Big Bang Theory o Silicon Valley, pero con mejores personajes y unas situaciones mucho más rocambolescas. Creo que es la única serie que literalmente me ha hecho llorar de la risa en algún capítulo. Y eso que son pocos, porque la serie tiene sólo 4 temporadas de capítulos cada una.

La serie trata sobre tres personajes, dos trabajadores de soporte técnico en una gran corporación y su jefa Jen, que acepta el puesto sin haber tocado un ordenador en su vida. El trío se enfrenta a todo tipo de situaciones a cada cual más absurdas, en una serie que cuando crees que no podría ser más surrealista acaba sorprendiéndote una vez más. Humor británico desencadenado.

Doctor Who

Who

Recomendada por John Tones

Aunque esta histórica serie británica de ciencia-ficción nació en 1963, fue en 2005 cuando recibió un notorio lavado de cara, adaptándose a los gustos actuales y revitalizando su abundantísima mitología. Con un respeto reverencial al pasado histórico de la serie, pero capaz de enganchar a nuevos espectadores, Doctor Who prolongó su legado hasta el día de hoy, donde afrontará nuevos retos con un nuevo Doctor a partir de octubre de este año (con la llegada por primera vez de una actriz al papel titular).

De hecho, la serie, debido a su argumento, permite que el protagonista -un alienígena que viaja por el tiempo y el espacio con acompañantes humanos- se “reencarne” en nuevos cuerpos, y por eso esta nueva etapa que empieza en 2005 se plantea más como una continuación que como un reboot.

El encargado de dar vida al Doctor en 2005 sería Christopher Eccleston, que chocó con los responsables de la serie y abandonó tras una sola temporada. Pero le sucedería en 2006 el mejor Doctor de la historia de la franquicia, David Tennant, al lado de una de sus ‘companions’ más celebradas, Billie Piper.

Chuck

Chuck

Recomendada por Óscar Bouzo

Siempre es un buen momento para descubrir (o revisionar) Chuck, una de las series más queridas por los nerds. Chuck Bartowski es un personaje al que se le coge cariño al instante, por ser el típico friki de la tecnología que pasa de la noche a la mañana de ser un don nadie a ser un agente de la CIA gracias al Intersect que acaba dentro de su cerebro.

Una tecnología ultra-secreta que le permite ser como Neo en Matrix, salvando las distancias. Acción y humor para una de mis series favoritas, y donde no faltará una trama que nos dejará más de un puntazo con sus giros de guión. Aunque tampoco nos engañemos, Chuck no es Jack Bauer.

  • Disponible la primera temporada en Amazon desde 12,62 euros.

Battlestar Galactica

Battlestar

Recomendado por Pedro Santamaría

Sin tener grandes presupuestos y con unos efectos especiales que a veces era muy justos comparado con producciones de Hollywood, la trama, los personajes y cómo se desarrollaba la acción hizo que me atrapase. La lucha contra los Cylons, el capitán Adama,... a veces pienso que sería genial un remake aprovechando el nivel de producción que tenemos hoy en día pero por otro lado tal cual se hizo Battlestar Galactica está genial. Una serie muy recomendable para los amantes de la ciencia ficción.

House

House

Recomendado por Juan Carlos López

Si he de quedarme tan solo con una serie de las que he disfrutado durante la década pasada elijo, sin dudarlo un instante, 'House'. La serie protagonizada por Hugh Laurie me enganchó, sobre todo, por la arrolladora personalidad del doctor que la protagoniza y le da nombre, pero, además, también por la originalidad de su propuesta.

No obstante, creo que tiene mucho mérito que durante ocho temporadas los guionistas consiguiesen intrigarnos con decenas de retos médicos muy diferentes entre sí, y, además, con fundamento científico y base real. Eso sí, para disfrutar esta serie es importante no ser hipocondriaco. De lo contrario puede transformarse en un auténtico suplicio.

Six Feet Under (A dos metros bajo tierra)

Recomendada por César Muela

A dos metros bajo tierra es una de las series más maduras y con mejor construcción de personajes que he visto nunca. A priori parece complicado meterse en el papel de una familia dueña de una funeraria en Los Ángeles, pero su inteligente mezcla de comedia y drama hacen que acabes conociendo muy bien a los Fisher. Y, por supuesto, en mi opinión, el final de la serie es también uno de los mejores de la televisión moderna.

Cómo conocí a vuestra madre

Himym

Recomendada por Toni Castillo

Cómo Conocí a Vuestra Madre comenzó renovando el planteamiento de las sitcoms, poniendo toda la carne en el asador con unas situaciones y gags frescos, una metatrama misteriosa y, por supuesto, unos personajes que han marcado a los espectadores.

Quedaría feo decir que está a la altura de "Friends", por ejemplo, pero es, sin duda, su sucesora espiritual. Es una pena que trataran de alargarla un par de temporadas (por lo menos) de más. Aún así, la serie ha marcado un antes y un después dentro de las comedias "de amigos".

Torchwood

Torchwood

Recomendado por Alberto Diéguez

En la irrepetible 'Torchwood: Children of Earth' vemos un ejemplo de la mejor ciencia ficción británica y, sin duda, lo mejor del spin-off de Doctor Who. Una historia que apela a lo más profundo del corazón humano magníficamente escrita y con ese toque tan característicos de la franquicia whoviana.

  • Pack serie completa en Amazon por 36,33 euros en inglés con subtítulos en español

Verónica Mars

Mars

Recomendada por Adriana Izquierdo

Verónica es una chica rubia y menuda de nivel económico modesto que no parece tener muchos amigos en su instituto para niños ricos. Su padre solía ser el sheriff, pero su reputación cayó en picado tras, supuestamente, cagarla monumentalmente en la investigación el asesinato de Lilly, mejor amiga de Verónica e hija adolescente de una de las familias más ricas de la zona. Ahora, con la ayuda de Verónica, trabaja como investigador privado. Verónica está decidida a limpiar el nombre de su padre, e investiga por su lado el asesinato de Lilly, financiando sus actividades extraescolares aprovechando sus cualidades de detective para sacarles los cuartos a sus compañeros de clase.

El 2004 siempre será recordado televisivamente por ser el año en el que se estrenaron 'Perdidos' y 'Mujeres Desesperadas', por ser uno de los años cumbre de esta década que generalmente se define como la edad de oro de las series. Pero, a la sombra de los grandes y populares títulos que llegaron en aquel otoño, la ya difunta UPN nos regaló 'Veronica Mars', una serie carismática con una mezcla de géneros y elementos muy particular que se antoja un visionado perfecto para devorar en estos meses estivales. Es una dramedia juvenil con elementos de cine negro, con interminables referencias a la cultura pop y una protagonista divertida, descarada y listísima de esas que no se olvidan interpretada por la gran Kristen Bell. 'Veronica Mars' tiene tres temporadas y una película financiada por los fans que harán las delicias de vuestro verano.

Anatomía de Grey

Grey

Recomendada por Anna Martí

Hubo un momento que todo parecían pijamas (sanitarios) en la televisión porque cuando no hacían una serie de médicos hacían otra, quizás por el boom de la ‘Urgencias’ de Clooney. A mí para ésa me pilló tarde, pero sí me enganché bien a ‘Anatomía de Grey’, una serie que más que sobre medicina va sobre toda clase de líos amorosos entre el personal del Hospital Seattle Grace (y más allá), y cuyo éxito se refleja viendo que hay 14 temporadas.

Son personajes relativamente curiosos presentados con ese típico esquema que se presta a que enseguida pilles su rol, pero que de alguna manera sepas que hay algo sobre ellos que desconoces e irás descubriendo a miguitas, todo ello bien salpimentado y enmarañado con miradas, tensión sexual y relaciones que van, que vienen y que cambian de tercio inesperadamente. Algo que si te pilla estudiando y con ganas de despejar el cerebro encaja bastante en lo que te apetece ver al acabar el día (sobre todo porque la mayoría son actores y actrices atractivos), sobre todo cuando se van marcando las personalidades y van habiendo casos médicos raros, raros.

Nota: algunos de los enlaces aquí publicados son de afiliados. A pesar de ello, ninguno de los artículos mencionados han sido propuestos ni por las marcas ni por las tiendas, siendo su introducción una decisión única del equipo de editores.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio