Compartir
Publicidad

En mitad de la misión de exploración más lejana de la historia, la NASA tenía planes de contingencia para todo menos para Trump

En mitad de la misión de exploración más lejana de la historia, la NASA tenía planes de contingencia para todo menos para Trump
14 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La NASA está preparando una descomunal fiesta de año nuevo. Mientras parte del mundo esté celebrando la entrada en 2019, New Horizons sobrepasará ‘Ultima Thule’, un «objeto clásico del cinturón de Kuiper» que se ha hecho más interesante conforme nos acercábamos a él. La demostración más clara de que en el Espacio también se cumple el viejo dicho de que “de cerca, nadie es normal”.

New Horizons fue la misma sonda que visitó Plutón en 2015 y mientras realiza la exploración en detalle más lejana de la Historia, la NASA se ha quedado fuera de juego. Una agencia que tiene protocolos para todo no tiene protocolos para un problema cada vez más extendido: la inoperancia de los políticos.

El largo viaje de la New Horizons

new horizons

La sonda New Horizons fue lanzada el 19 de enero de 2006, con la idea de buscar nuevos satélites o trazos de anillos alrededor de Plutón, realizar mapas de la superficie del planeta y de su satélite, Caronte. Además, estaba preparada para analizar su geología, su geofísica, sus temperaturas y buscar una posible atmósfera en Caronte. Fue un éxito.

Una vez estudiado Plutón, el equipo puso la mirada en el cinturón de Kuiper, una zona exterior del Sistema Solar llena de cuerpos helados (que, a veces, nos visitan en forma de cometas). Ningún instrumento humano ha estudiado con detalle esa región del sistema solar. Tanto las sondas Voyager y Pioneer 10 y 11 han atravesado el cinturón, pero no lo han estudiado.

¿Por qué es especial ‘Ultima Thule’?

Pia13602 16

La verdad es que no lo era. Como escribía más arriba, tras la visita a Plutón, la NASA buscaba algún cubewano (un objeto típico del cinturón de Kuiper) para que la New Horizons pudiera examinarlo. Era una tarea difícil, estos cuerpos espaciales son tan pequeños y tan lejanos que son muy difíciles de localizar y, más aún, de llegar. ‘Ultima Thule’ fue la elegida.

Pero conforme nos acercamos a ella y la sonda lo está estudiando, hemos empezado a encontrar algunos datos extraños. Las mediciones de luz de ‘Ultima Thule’ no cambian: los asteroides reflejan la luz en una cantidad relacionada directamente con la superficie que permanece orientada al sol.

Como los asteroides no son regulares, esa cantidad de luz cambia conforme rota y viaja por el espacio. Salvo en el caso de ‘Ultima Thule’ cuyas cantidades de luz** han permanecido estables durante los últimos tiempos** y eso ha armado numerosas teorías. Cientos de expertos esperan los resultados de la News Horizons para ver si es un objeto excepcional (¿esférico?) o se trata de una sorprendente coincidencia.

Planes de contingencia para todo

trump

Menos para los políticos. En pleno rifirrafe político entre Trump y los demócratas por incluir 5.600 millones para la frontera con México, la administración estadounidense lleva todas las navidades cerrada con más de 800.000 empleados públicos suspendidos de sueldo. Entre ellos, todo el personal "no imprescindible" de la NASA.

"Es irónico: estamos haciendo la exploración más lejana de la historia", explicaba hace unos días Alan Stern, el investigador principal de la misión a The Verge. "Tenemos procedimientos de contingencias para casi todo, pero no pensamos en un procedimiento para el cierre del gobierno durante el sobrevuelo".

Finalmente parece que no habrá ningún problema, los equipos no suspendidos podrán con todo y el acercamiento se podrá ver en directo en el canal de la NASA. A lo largo del uno conoceremos todos los detalles de la New Horizons, pero todo esto parece una gran metáfora de todo lo que tenemos que evitar para el año que viene: que nuestra capacidad de hacer cosas extraordinarias no se vea afectada por el juego político.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio