Publicidad

Del cristal al plástico: así son las nuevas ventanas de la misión espacial Orión

Del cristal al plástico: así son las nuevas ventanas de la misión espacial Orión
17 comentarios

Publicidad

Publicidad

Durante las últimas décadas las misiones espaciales han utilizado el cristal en las ventanas de las cápsulas en las que viajaban los astronautas. Los ingenieros de la NASA incluso trataron de ahorrarse problemas en las misiones Mercury en los 60 quitándolas, pero los integrantes de la misión insistieron en su inclusión, algo que de hecho quedó reflejado en la película "Elegidos para la gloria" ("The right stuff", 1983).

El uso del cristal en las cápsulas espaciales ha sido vital por las propiedades de un material que permitía soportar condiciones muy adversas, aunque eso sí, siempre que fuese fabricado con una serie de tratamientos especiales para hacerlo muy resistente. Ahora los ingenieros de la misión Orión han decidido que era el momento de un cambio, y utilizarán ventanas de plástico acrílico en lugar del cristal, algo que ofrece muchas ventajas.

Muchas ventajas para el futuro de las misiones espaciales

Mucho se ha avanzado en estos años en el tratamiento y fabricación de plásticos súper resistentes, y es el caso del plástico acrílico que es más fuerte que el cristal pero tiene propiedades ópticas (entre otras cosas, ser transparente) similares. De hecho es el material que se usa en acuarios de pequeño y gran tamaño, lo que demuestra su validez ante esas enormes presiones, pero hay otras razones poderosas.

Orion Plastic Windows 3

La primera es la de su peso: es posible ahorrar muchos kilogramos gracias al uso de estos materiales, y en el primer vuelo de prueba de Orión en diciembre de 2014 se redujo el peso en 91 kg gracias a ese cambio. Además de eso los paneles acríticos son menos sensibles a daños y eso hace que no sea necesario el mismo nivel de redundancia. O lo que es lo mismo: menos paneles por ventana, y menor coste.

Las seis ventanas de la cápsula Orión que realizó ese primer vuelo de pruebas estaban fabricadas con tres paneles, de los cuales el más interno era de plástico acrílico. Ahora queda comprobar su integridad térmica y también su resistencia a presiones prolongadas para posteriormente evaluar su compormiento una vez más sustituyendo el segundo panel de cada ventana también por plástico acrílico, lo que ahorrará 13,6 kg. Como en otros avances de la industria aeroespacial, nos preguntamos si este tipo de paneles acabarán aplicándose a edificios, coches o ventanas de nuestros hogares a corto plazo.

Vía | Gizmag
En Xataka | Orión, la misión que nos podría llevar a Marte, ya está en el espacio

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir