Compartir
Publicidad
El techo solar de Tesla, un año después: entre el lujo y la incertidumbre
Energía

El techo solar de Tesla, un año después: entre el lujo y la incertidumbre

Publicidad
Publicidad

Ha pasado un año desde que se abrieron las reservas del techo solar de Tesla, una solución que buscaba cambiar el panorama y el formato de los paneles solares para el hogar. Desde entonces, ha habido todo tipo de dudas acerca de su viabilidad, sin detalles de sus ventas y del ritmo de instalaciones, así como pocos comentarios de los usuarios que ya cuentan con uno.

Es curioso que tratándose de Tesla hasta el momento no haya cifras de ventas o instalaciones, de hecho el mismo el Elon Musk no ha tocado el tema desde hace varios meses, algo que tal vez se deba a que ahora mismo está centrado en la producción del Model 3, el desempeño de SpaceX o está tratando de "salvar el mundo" con The Boring Company. Por ello, hoy veremos un poco de lo que se comenta y se ha comentado del techo solar de Tesla, la que había sido una de las apuestas más interesantes de la compañía durante 2017.

De la pirotecnia al silencio

El techo solar de Tesla fue anunciado con bombo y platillo en octubre de 2016, siendo el primer producto que nacía tras la compra de SolarCity, que en ese entonces era una de las compañías mas importantes de paneles solares e instalaciones en Estados Unidos. A partir de este momento Tesla se dividía en Tesla Motors, para sus coches, y Tesla Energy, para las soluciones de generación y almacenamiento de energía.

Ya en mayo de 2017, Tesla abría las reservas de su techo solar en Estados Unidos con la promesa de iniciar con las instalaciones a finales de ese mismo año, de hecho aseguraban que se podría comprar en todo el mundo y durante 2018 se harían las instalaciones. En agosto de 2017, las primeras instalaciones llegaban a la casa de Musk y a la de algunos empleados de Tesla, quienes fueron los primeros en poder reservar y tener acceso a este techo solar.

2017 terminó sin más noticias acerca de nuevas instalaciones. Para enero de 2018, se anuncia un aumento en la producción de estas tejas con tecnología fotovoltaica en la Gigafactory 2, en Buffalo, pero no se mencionaba nada acerca de las instalaciones, ya que al parecer había retrasos. Así lo confirmaron algunos clientes, mencionando que recibieron llamadas para informarles que su instalación llegaría más adelante en ese año.

Techo Solar Tesla 5

En abril de este 2018, finalmente se empiezan a reportar las primeras instalaciones del techo solar de Tesla en algunas casas en California. El trabajo se realiza en aproximadamente dos semanas con cerca de 20 personas, pero aquí aquí también hay que contar con las conexiones a la red, que en algunos casos demoraron más de dos meses, por lo que hubo gente que tuvo que esperar más de lo esperado. Pero vamos, esto último no es responsabilidad de Tesla, sino de la compañía eléctrica encargada de realizar la conexión.

Hoy día son pocas las personas que han informado que cuentan con un techo solar de Tesla, y al no haber cifras oficiales por parte de la compañía es complicado saber en realidad cuántos se han instalado en Estados Unidos. Las estimaciones no son muy buenas, ya que se habla de menos de 10 instalaciones en California, sin contar las de los empleados de Tesla.

Aquí también hay que mencionar que algunos usuarios, quienes reservaron un techo solar en mayo de 2017, están recibiendo avisos por parte de Tesla para informar que llevan un retraso de al menos seis meses, por lo que las instalaciones llegarían hacia finales de año en el mejor de los casos.

Mientras que existen casos de algunos usuarios con fallos y daños en sus casas tras la instalación.

Los primeros dueños hablan: "la generación de energía es menor a la que habían prometido"

Los flamantes dueños de un techo solar de Tesla no han querido desaprovechar el ser early adopters para dar sus opiniones a diversos medios en los Estados Unidos, donde todos coinciden en que se trata más de una mejora estética que funcional. Aseguran que el techo es sumamente elegante y atrae las miradas, pero su precio hace que sea una inversión que pocos podrán costear.

Techo Solar Tesla 1

Otro punto importante es que las tejas solares de Tesla requieren cambiar todo el techo de una casa, lo que limita su alcance a sólo aquellas personas que necesitan realizar este cambio. En caso contrario, los paneles solares siguen siendo una mejor opción, además de ser más económicos y fáciles de instalar. Eso sí, no son tan bonitos como los de Tesla.

De acuerdo a las primeras estimaciones, la mayoría de los propietarios coinciden en que este techo solar sólo produce tres cuartas partes del nivel de electricidad si lo comparamos con los paneles solares tradicionales. Aquí hay que mencionar que la garantía de 30 años de generación de energía por parte de Tesla puede ser un punto a favor.

Tesla asegura que su techo solar es capaz de generar hasta 9,85 kW a plena capacidad, pero algunos propietarios dicen que esta cifra se ha mantenido en promedio cerca de los 5 kW, con picos de hasta 6,2 kW. Por otro lado, a día de hoy es imposible comprar un techo completamente solar, ya que Tesla sólo vende, y recomienda, un máximo de 40% de tejas solares y el 60% "normales" bajo el mismo diseño.

Otra cosa en la que coinciden todos es en la aplicación móvil para la monitorización de la actividad, la cual, aseguran, es una maravilla al dejar ver en tiempo real el consumo, la generación, el almacenamiento y el envío de energía excedente a la red. De acuerdo a las imágenes, todo se muestra de forma clara y divida en colores, por lo que también sirve para saber qué dispositivos consumen más energía, los momentos de mayor generación y consumo, así como la energía disponible en la Powerwall.

Techo Solar Tesla App

Antes de la instalación, Tesla realiza una investigación de los consumos de energía del hogar y hace una recomendación de compra. Aquí el dueño es quien decide si sigue dicha recomendación o instala más tejas solares de acuerdo a sus proyecciones en el futuro, como nuevos miembros de la familia o un nuevo coche eléctrico. Y es que el objetivo es que el techo genere lo más cercano a la cantidad exacta de energía consumida más la capacidad de la batería Powerwall, ya que se busca que no haya excedentes que tengan que ser enviados a la red.

Respecto a esto último, los propietarios que han apostado por una mayor cantidad de tejas solares se han encontrado con dicho excedente, por lo que han tenido que vender energía para recibir algo de dinero y así tratar de costear un poco el precio del techo. La sorpresa es que, el menos en los Estados Unidos, esta venta de electricidad es prácticamente nada, ya que por cada kWh enviado a la red, la compañía paga entre dos y cuatro céntimos de dólar.

En resumen, y de acuerdo a los primeros propietarios, el techo solar de Tesla es costoso y sólo debe ser una opción para quienes van a cambiar de techo o construir una nueva casa. Es un producto elegante y luce duradero, pero sólo debería ser adquirido por aquellos que aman la tecnología, quieren energía solar y tienen dinero para gastar sin problemas.

¿Qué está pasando entre Tesla y SolarCity?

Dentro de todo esto, hay algunas situaciones que podrían explicar un poco todo este caos de las instalaciones, disponibilidad y retrasos. En primer lugar, hay que recordar que Tesla Energy nace tras la compra de SolarCity, de hecho la Gigafactory 2 en Buffalo era una instalación de SolarCity, la cual se dedica a la fabricación de paneles solares en colaboración con Panasonic.

Tesla prometió que durante la segunda mitad de 2018 se aumentarán las instalaciones de techos solares en los Estados Unidos y empezarán a instalar en otros países, pero sin mencionar cuáles. Y esto es algo sumamente importante, ya que Tesla se ha enfrentado a una importante baja en las ventas de productos energía solar con respecto a lo que vendía SolarCity, que era la compañía más importante en ventas de paneles solares en Estados Unidos.

Para verlo en perspectiva, el margen bruto de Tesla dentro del segmento de generación y almacenamiento de energía paso del 29,1% en el primer trimestre de 2017 (cuando se sumó SolarCity), al 8,5% en el primer trimestre de 2018. De hecho, se dice que todo lo logrado por SolarCity se ha ido perdiendo cuando Tesla se empezó a hacer cargo.

Greentech Media Instalaciones por trimestre en Estados Unidos. (Tesla adquiere SolarCity en el Q4 de 2016)

Otro de los factores que habrían afectado esta disminución en las ventas, es el cambio en la mentalidad de comercialización de SolarCity, donde se dedicaban a la venta de puerta en puerta, con enfoque minorista impulsada por una gran base de vendedores que trabajaban bajo comisión. Algo con lo que Tesla no está muy familiarizada.

Después de la compra, Tesla decidió terminar con la opción de vendedores independientes y traslado todo a sus tiendas en enero de 2017, donde se ofrecían las demostraciones de los productos de energía de Tesla, el techo solar incluido. El problema fue que, al menos en los Estados Unidos, pocas personas se interesan en acudir a las tiendas para comprar soluciones de energía renovable para el hogar, salvo paneles solares. Además, todo esto se ofrecía dentro de una pequeña sección de las tiendas de Tesla, donde sus coches son los protagonistas.

La confirmación de que las cosas no andaban del todo bien entre Tesla y SolarCity fue cuando hace unas semanas Tesla anunció el despido el 9% de sus empleados, así como el cierre de "al menos una docena" de los centros de instalación solar, que pertenecían a SolarCity. De hecho, ese 9%, que representa más de 3.000 empleados despedidos, formaba parte de la plantilla de la compañía de energía solar.

Techo Solar Tesla 3

SolarCity y Home Depot tenían una relación comercial desde hace poco más de cinco años, lo que hacía que la tienda vendiera en exclusiva los productos de la compañía y apoyara con los análisis de instalación y recomendaciones. En febrero de este 2018, Tesla confirmó una ampliación de esta colaboración para que ahora Home Depot vendiera Powerwalls y techos solares. Pero ahora ante el anuncio del despido y reestructura, Tesla también informó que esta alianza sería cancelada.

Ante esto, los comentarios de ex-empleados de SolarCity/Tesla han sido claves para entender un poco qué es lo que sucede en la compañía. Algunas de estas personas aseguran que su labor de venta se vio afectada con la llegada de Tesla, ya que empezaron a tener problemas con los clientes ante demoras en las entregas y sobre todo al no tener una fecha clara en la disponibilidad. Esto aplicaba tanto en Powerwall como en el techo solar.

Tesla les habría indicado (a los vendedores) que el tiempo de espera para que un cliente reciba su Powerwall sería de seis meses, pero aseguran que ese tiempo nunca se cumplió, ya que muchos tuvieron que esperar hasta más de un año para recibirla en casa. Y en el caso del techo solar era aún peor, según explican, ya que no tenían ni siquiera fecha de entrega, lo que hizo que algunos de estos empleados decidieran no ofrecer el producto.

Dentro del segmento de generación y almacenamiento de energía, Tesla ha pasado de tener un margen bruto del 29,1% (1T 2017) al 8,5% (1T 2018).

Durante la entrega de resultados financieros del cuarto trimestre de 2017, Tesla mencionó que la demanda de Powerwall excedía su capacidad de producción. Y para los resultados del primer trimestre de este 2018, Tesla dijo que a pesar de haber instalado "un número récord" de baterías Powerwall durante el trimestre, su número de pedidos había crecido, sin dar cifras concretas.

Como mencionaba, a día de hoy Tesla no ha dado cifras de las ventas de su techo solar y no hay información acerca de la integración de SolarCity a la compañía, lo que hace que sea complicado anticipar qué podemos esperar durante este segundo semestre del año. Lo que es un hecho, es que el ruido mediático que había en torno al techo solar de Tesla ha disminuido de forma importante, y el silencio por parte de la compañía no está ayudando mucho.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos