Compartir
Publicidad
Hay gente que está pagando 115.000 dólares por este criptogato basado en el blockchain de Ethereum
Empresas y economía

Hay gente que está pagando 115.000 dólares por este criptogato basado en el blockchain de Ethereum

Publicidad
Publicidad

El segmento de las criptodivisas sigue generando todo tipo de debates, pero hay además fenómenos derivados de esta tecnología que están arrasando en el mercado. El último de esos fenómenos es CryptoKitties, una especie de versión digital de Pokémon basado en la cadena de bloques de la plataforma Ethereum.

El juego, desarrollado por el estudio AxiomZen, se ha convertido en un fenómeno viral que se centra en coleccionar, "alimentar" y, por supuesto especular con estos gatos virtuales que no tienen valor intrínseco más allá del que los usuarios quieran darle. Lo más curioso del caso es que los usuarios están dándole muchísimo valor estos gatos virtuales, y uno de ellos ya se ha vendido a 115.000 dólares hace unos días.

Un juego para coleccionistas virtuales

Los creadores de CryptoKitties indican que este es "uno de los primeros juegos desarrollados con tecnología de cadena de bloques", y de hecho en lugar de calificarlos de criptodivisas indican que sus gatos virtuales son criptocoleccionables.

Kitty2

Además, añaden en el sitio web oficial, "puedes comprar, vender o intercambiar tu CryptoKitty como si fuera un objeto de coleccionismo tradicional, además de tener la confianza de que gracias a la cadena de bloques se transferirá la propiedad de ese criptogato de forma segura".

Cada uno de estos criptogatos es único, "no puede ser replicado, robado ni destruido", y como explican al "alimentarlos" virtualmente podrás crear nuevos criptogatos "genéticamente únicos".

Compra y vende con tus ETH

El funcionamiento del sistema de compraventa de criptogatos se basa en el uso de ether, la criptodivisa derivada de la plataforma Ethereum que se ha convertido en clave para esta idea gracias a los Smart Contracts que facilitan todo el funcionamiento del juego.

Kitty

Podremos comprar o vender estos objetos virtuales con pagos realizados con ETH, que se realizan a través de MetaMask, una extensión para Chrome y Firefox que permite enviar y recibir dinero a y desde carteras ETH. El coste de estos gatos virtuales es variable, y puede ir desde los 0,03 ETH (unos 12 euros) del "criptogato básico" a los 246 ETH (96.300 euros en el momento de escribir la noticia) que alguien pagó recientemente por un criptogato de la hornada inicial, conocidos como "genesis".

En esencia podría considerarse a este juego como una extensión del propio mercado de las criptodivisas, aunque en este caso sí hay algo más tangible detrás, aunque sea un bien virtual sin valor demasiado claro en el mundo real. Son los usuarios los que al coleccionar estos criptogatos, alimentarlos, generar nuevos criptogatos, venderlos y comprarlos hacen que su valoración varíe.

La especulación es aquí parte de una ecuación en la que hay desde luego un fuerte componente lúdico que recuerda al fenómeno viral que vivimos hace tiempo con Pokémon Go y esa fiebre por el coleccionismo de Pokémon.

Un fenómeno dentro del fenómeno

El impacto de este juego en el segmento de las criptodivisas ha sido notable, y de hecho se estima que cerca del 15% de todas las transacciones que se realizan en la plataforma ETH están ahora centradas en este juego.

Eso convierte a CryptoKitties en el contrato inteligente más popular de toda la red, mientras que como indican en TechCrunch el segundo es EtherDelta, con un 8% de todas las transacciones, algo llamativo teniendo en cuenta que este es un mercado de cambio de criptodivisas con soporte para diversas monedas virtuales.

La actividad está siendo tan frenética que se están produciendo problemas de congestión de la red, lo que ha hecho que los responsables incrementen las comisiones por cada transacción. De hecho los creadores del juego indican que "este extra se necesita para incentivar a los mineros a añadir las transacciones "de nacimiento" a la cadena".

Kitty3

Este problema vuelve a desatar la polémica sobre la capacidad de plataformas como Ethereum o bitcoin, que no parecen estar preparadas para el alto volumen de transacciones que necesitarían de ser contempladas como una alternativa a los sistemas de pago tradicionales. Eso se une a las dudas sobre la seguridad de una plataforma que según algunos expertos "no es tan descentralizada como podría pensarse".

Ahora queda por ver si el juego acaba manteniendo su viralidad o cae en el olvido tras algún tiempo. Otras ideas similares se quedaron en el camino, incluyendo a Pokémon Go, pero lo que es evidente es que hoy por hoy el fenómeno está demostrando la capacidad que tiene la cadena de bloques para transformar todo tipo de ámbitos.

En Xataka | Los otros que se están forrando con Bitcoin y Ethereum y no porque hayan invertido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos