Amazon usó datos de ventas para replicar productos populares y promocionar sus propias marcas en India, según Reuters

Amazon usó datos de ventas para replicar productos populares y promocionar sus propias marcas en India, según Reuters
43 comentarios

Su nombre es Proyecto Solimo. El objetivo: identificar y poner en el punto de mira productos "de referencia" para luego "replicarlos". La estrategia: "usar información de Amazon.in para desarrollar productos y aprovechar la plataforma para distribuir esos productos entre nuestros clientes".

Es lo que revelan documentos ahora revelados en una investigación de Reuters que muestra cómo la empresa utilizó esta técnica en India: aprovechó los datos de venta de vendedores que usaban la plataforma, y replicó sus productos más populares para luego competir directamente con esos vendedores.

La receta para aplastar a la competencia: clonar, posicionar, vender más barato

La investigación de Reuters revela cómo Amazon recolectó datos privados sobre las ventas, y luego se puso en contacto con los mismos fabricantes que producían esos productos para replicarlos. El objetivo: acabar impulsando sus propias marcas a través de las búsquedas en su tienda online.

Esta investigación es una gota más en ese vaso que va llenándose cada vez más con este tipo de acusaciones. En 2018 la Unión Europea inició una investigación a Amazon por este tema, y acabó acusándola dos años después en un proceso legal que aún está en desarrollo.

En Estados Unidos también se ha hablado largo y tendido de unas prácticas que asfixian a los vendedores que usan Amazon para distribuir sus productos: si son muy populares corren el riesgo de ser clonados para venderse con marca propia de Amazon, y ahora los documentos que menciona Reuters confirman estas técnicas en India.

Según dichos informes, los productos del proyecto Solimo se vendían entre un 10% y un 15% más baratos que los de sus competidores, y se usaban incluso los mismos fabricantes. Ponen como ejemplo las camisas de John Miller, una marca muy conocida en India: tras copiar esos productos, tenían el plan de mostrar los resultados de John Miller en segunda o tercera posición, favoreciendo las camisas fabricadas por Amazon.

En 2020 fue el Comité de la Cámara de Representantes de los Estados Unidos sobre el poder judicial el que realizó esas acusaciones, pero Amazon negó esas acusaciones. El propio Jeff Bezos indicó en julio de ese año que "tenemos una política contra el uso de datos específicos de vendedores que ayuden a nuestros negocios de marca privada", aseguró.

Esas declaraciones contrastaban con la investigación llevada a cabo por Yahoo! Finance en 2019 que mostraba cómo el equipo que desarrolla productos propios en Amazon tenía "buffet libre" en cuando a ese acceso a datos de terceros.

Curiosamente en 2018 Bezos publicó una carta a los inversores en la que admitió que "los vendedores externos le están dando una gran patada en el culo a nuestros productos propios". En aquel momento las ventas de productos de terceros habían pasado a representar el 58% de las ventas totales de Amazon.

Amazon insiste: prohíben usar datos de vendedores en su beneficio o el de cualquier otro vendedor

En Xataka nos hemos puesto en contacto con Amazon, y un portavoz de la empresa nos indica que "Como Reuters no ha compartido los documentos o  su procedencia con nosotros, no podemos confirmar la veracidad o no de  la información tal y como aparece en el artículo. Creemos que estas  afirmaciones no se corresponden con los hechos y no están fundamentadas".

La empresa añade además que "Amazon no otorga un trato preferencial a ningún vendedor en su tienda" y que "la política de Amazon prohíbe estrictamente el uso o el intercambio de datos no públicos específicos del vendedor en beneficio de cualquier otro vendedor, incluidos los vendedores de marcas blancas".

Más información | Reuters

Temas
Inicio