La debacle de LUNA, el token que se ha convertido en el "Lehman Brothers" de las criptomonedas

La debacle de LUNA, el token que se ha convertido en el "Lehman Brothers" de las criptomonedas
55 comentarios

El mercado de las criptodivisas está desplomándose. La situación económica, la inflación y la reciente subida de tipos de interés en EEUU ha provocado caídas generalizadas no solo en la bolsa, sino también en unas criptodivisas que están viendo caídas del 80-90% respecto a los valores máximos que cosecharon hace tan solo unos meses. Las caídas se han precipitado, y los analistas apuntan a gran culpable: las criptomonedas UST y LUNA del ecosistema Terra, que algunos ya han apodado como las responsables del 'momento Lehman Brothers' de las cripto. Veamos qué es todo esto.

Qué es Terra. Se trata de un ecosistema con una cadena de bloques, como también lo son bitcoin (con su token BTC) o Ethereum (con los ETH). En este caso Terra está diseñada para emitir stablecoins algorítmicas. Hay varias asociadas a la plataforma, aunque la más conocida es Terra USD (UST).

Estas stablecoins algorítmicas están respaldadas por el token nativo de este ecosistema, que se llama LUNA y no es estable, como veremos más adelante. La red Terra se basa en un algoritmo de consenso PoS, y los inversores pueden hacer stacking  a través de una aplicación descentralizada llamada Terra Station.

Las stablecoin tienen un propósito. Esas stablecoins algorítmicas del ecosistema Terra están vinculadas ('pegged') a monedas fiat tradicionales, especialmente al dólar, y los algoritmos prometen mantener esa paridad 1:1 que hace que en esencia durante la inmensa mayoría de su existencia, 1 UST = 1 dólar. Las variaciones han sido mínimas, y con ello los inversores tenían un recurso para no salir del segmento de las criptomonedas y cambiar desde cualquier criptomonedas a UST y luego usar esos UST para comprar otras criptomonedas como si estuvieran usando dólares.

Para qué servía LUNA. Al contrario que las stablecoins emitidas en la plataforma Terra, LUNA no es una stablecoin, es un token convencional, pero importante porque sirve para respaldar y estabilizar ese vínculo o 'peg' de UST y el resto de stablecoins emitidas por Terra.

Como explicaba Fernando Gutiérrez en un hilo en Twitter, LUNA es el mecanismo que facilitaba respaldar y operar con UST. La demanda y la oferta de UST se regulaba mediante el precio de LUNA, que subía si se reducía la oferta de UST y bajaba si ocurría lo contrario y la demanda bajaba. Teóricamente si había una desviación del vínculo, se podía arbitrar en el proceso comprando o vendiendo LUNA.

Captura De Pantalla 2022 05 12 A Las 12 12 41
Evolución de UST en la última semana. Esa línea verde superior se ha mantenido así prácticamente durante toda la historia de esta stablecoin, pero los últimos acontecimientos la han puesto en una situación muy comprometida. Fuente: CoinMarketCap.

La cosa se lía. Unos cambios en la emisión de UST hacían que cuando alguien pagaba con LUNA para comprar UST, no se "quemaran/destruyesen" esos tokens: se guardaba una parte y esos fondos servían para comprar bitcoin. La reserva de bitcoins la gestionaba la Luna Foundation Guard (LFG), una ONG dedicada a garantizar el vínculo de UST y la correspondencia 1 UST = 1 dólar.

Un protocolo llamado Anchor ofrecía casi un 20% si depositábas UST: era una inversión compleja que generó una demanda altísima y que favoreció que LUNA subiese mucho de valor: a principios de mayo superó los 116 dólares. Los responsables del protocolo anunciaron que para garantizar sus sostenbilidad reducían el interés a cerca de un 15%, lo que hizo que se redujese la demanda de UST. Consecuencia: presión sobre el precio de LUNA.

LUNA pierde el 99% de su valor. A todo ello se unió la situación económica y la caída de las criptomonedas, que afectaron también a LUNA y a UST, cuyo vínculo se rompió ('depeg'). Hay quien argumenta que esto se debe a un ataque de un gran inversor, pero no está confirmado. Lo cierto es que un dólar ya no era un UST: el valor cayó ya la gente empezó a vender de forma masiva. La LFG usó su reserva de bitcoin para comprar UST en el mercado y reducir la presión: vendió 1.500 millones de dólares en bitcoin y eso agravó aún más la caída de esta y el resto de criptomonedas.

UST recuperó un poco de terreno para luego volver a perderlo, y a estas horas está a 0,48 dólares cuando, repetimos, jamás se había movido del rango de los 0,99-1,01 dólares. El futuro no pinta bien aunque parece haber intentos de rescatar a UST y LUNA, que de valer casi 118 dólares hace un mes ha pasado a valer apenas 5 centavos (en nuestro anterior artículo, hace unas horas, eran 26 centavos). Mientras, en el subreddit de LUNA han dejado fijados en la parte superior los números de teléfono de atención al suicidio por las enormes pérdidas que esto está generando para muchas personas.

Temas
Inicio