Sin lograr fabricar la próxima generación de chips, Samsung ya habla de la siguiente: retrasa los de 3 nanómetros y anuncia los de 2 nm para 2025

Sin lograr fabricar la próxima generación de chips, Samsung ya habla de la siguiente: retrasa los de 3 nanómetros y anuncia los de 2 nm para 2025
3 comentarios

Samsung pretendía comenzar a construir su próxima generación de procesadores, los chips de 3 nanómetros (nm), durante este año, pero se ha encontrado de frente con dificultades técnicas en su diseño que han obligado a la compañía surcoreana a anunciar el retraso de su fabricación para la primera mitad de 2022, según informaron en el encuentro Samsung Foundry Forum.

Y para tratar de diluir el impacto negativo de la obligada demora, ha anunciado que ya tiene planeado comenzar a fabricar su sucesor, el chip de 2 nm, para 2025. Samsung ha explicado que este nuevo procesador será un nuevo paso adelante en esta tecnología, con un mayor rendimiento, eficiencia energética y reducción de tamaño.

Aunque la justificación oficial del retraso del chip de 3 nm son las dificultades técnicas del nuevo diseño, lo cierto es que la escasez mundial de procesadores que padece el mercado desde el inicio de la pandemia también ha jugado un papel decisivo en la demora. Los fabricantes de esta tecnología se han visto sometidos a una presión desacostumbrada, y han tenido que desviar recursos para tratar de aumentar su producción. Aun así, Samsung considera que hasta bien avanzado 2022 no se solventará el problema de la falta de chips.

Y es que la escasez de chips no sólo ha provocado el retraso de esta tecnología de Samsung. En agosto, el principal rival de los surcoreanos, la taiwanesa TSCM, también anunció el retraso de la fabricación de un procesador de características similares.

El retraso de la fabricación del procesador de 3 nanómetros afectará, sobre todo, a los principales clientes de los surcoreanos: Qualcomm, IBM y la propia Samsung, que los usa para muchos de sus dispositivos.

La escasez de chips está afectando de forma extraordinaria a multitud de industrias, desde los fabricantes de dispositivos móviles a los de servidores de centros de datos, pasando por automóviles, ordenadores o videoconsolas. Una crisis que estalló poco después de que la pandemia de coronavirus comenzase a azotar el mundo en marzo de 2020 y que tiene múltiples causas, tal y como ya analizamos en Xataka.

Vía | CNET

Temas
Inicio