Compartir
Publicidad
'Legión', la serie que te sorprenderá si crees que lo has visto todo en series y pelis de superhéroes
Cine y TV

'Legión', la serie que te sorprenderá si crees que lo has visto todo en series y pelis de superhéroes

Publicidad
Publicidad

David está enfermo. Escucha constantemente una cacofonía de voces en su cabeza, no es capaz de distinguir lo que es real de sus recuerdos y no deja de ver una inquietante aparición que lo aterroriza. También es posible que David tenga poderes telepáticos y telequinéticos, y que sea el mutante más fuerte que se ha visto nunca. Ésa es la premisa de 'Legión', el salto a televisión del universo X-Men que se aparta, muy conscientemente, de la manera en la que se han contado las historias de superhéroes en el cine y la televisión.

Para ello, la odisea de David Haller se confío a una cadena y un guionista que, a priori, no parecen los más indicados para ser el hogar de una serie de acción real sobre mutantes. Pero FX, que estrena la serie el miércoles, y Noah Hawley ('Fargo') son el combo idóneo para dar una vuelta de tuerca a la creación de Chris Claremont y el dibujante Bill Sienkewicz, porque en lugar de utilizar como referentes 'X-Men. Primera generación' o alguna de las películas protagonizadas por Lobezno, tiran más por el lado de 'La naranja mecánica', 'Quadrophenia' y hasta la estética del cine de Wes Anderson.

Quién es Legión

El material de partida con el que cuenta la serie son los cómics que el dúo Claremont-Sienkiewicz empezó a publicar en 1985, en el cuarto tomo de los Nuevos Mutantes. Allí se presenta a David Haller, hijo del profesor Xavier y una israelí llamada Gabrielle Haller, y que de joven fue el único superviviente de un atentado. Ese trauma provoca no sólo que sus poderes se manifiesten antes, sino que hace que cada uno de ellos lo haga como si fuera otra personalidad diferente.

La Patrulla X intenta rescatarlo en esa primera aparición suya en el cómic, pero se encuentran ante un mutante con un poder inmenso e incontrolable, hasta tal punto, que sus creadores quisieron separarlo del resto de X-Men con un estilo de dibujo diferente: David es un joven larguirucho, con una mata de pelo que rivaliza en altura con la de Marge Simpson. En su primera aparición, todas sus diferentes personalidades tienen que luchar contra la mente del terrorista que atacó a su familia cuando él era pequeño, a la que absorbió en el trauma. Sus intentos por controlar su poder son constantes en los cómics.

Los responsables de 'Legión', sin embargo, han tomado al personaje original y han optado por ir, al menos de inicio, por otro camino. En la serie, David lleva varios años ingresado en un psiquiátrico después de haber provocado un incidente telequinético en casa de su novia. Es diagnosticado como esquizofrénico, y tiene serias dificultades para distinguir lo que es real de lo que se está imaginando. En el hospital aparecen unos extraños tipos que empiezan a hacerle muchas preguntas, y que parecen tenerle miedo. ¿Qué pretenden de David?

Por qué es una serie diferente

Legion2

'Legión' se cuenta desde el punto de vista de su protagonista, y éste tiene un sentido de la realidad fragmentado, por decirlo de alguna manera. Por eso, la serie juega con las líneas temporales, con los colores, con los sonidos de las voces que David escucha a todas horas, y se resiste a que podamos situarla en una época concreta. El diseño de sus interiores es más de los años 60-70, pero algunos personajes llevan tabletas táctiles, y aunque el vestuario también es más cercano a, pongamos por caso, el de la segunda temporada de 'Fargo', cuando vemos soldados, su equipo es el de cualquier grupo de operaciones especiales moderno.

'Legión' está más influida por Stanley Kubrick que por los cómics de X-Men en los que se basa muy libremente

El principio de 'Legión' se centra en los intentos de que David controle sus poderes y, sobre todo, asuma que no está enfermo, sino que es un paso adelante en la evolución humana. Se dan las pinceladas del conflicto clásico de los X-Men (una facción del gobierno quiere controlarlos y, si no es posible, matarlos, mientras un grupo de mutantes lucha contra eso y los busca para darles un propósito en sus vidas), pero aquí no aparece ninguno de los personajes más conocidos del cómic (al menos, de momento).

De hecho, la identidad del padre de David permanece en las sombras, y de primeras, ninguno de los personajes que rodea al protagonista han salido en ningún cómic de X-Men. Por ejemplo, la misteriosa chica de la que David se enamora a primera vista en el psiquiátrico se llama Syd Barrett, como el ex líder de Pink Floyd demasiado aficionado al LSD, y Hawley ha explicado en varias entrevistas que es el propio protagonista el que dicta cómo es la serie: "Si tienes un personaje cuya experiencia de la realidad es inusual, ésa es la serie. No deberías verlo desde el punto de vista subjetivo normal. Pero eso te lleva a un lugar que es surrealista, que no es algo que haga la televisión".

'Legión', el gran riesgo de Marvel

La originalidad formal (y su especial sentido del humor, alejado de los chascarrillos de Tony Stark) de 'Legión' la separa de toda la oferta superheroica actual y, especialmente, la aleja a propósito de todas las series y películas que Marvel está produciendo actualmente, hasta de las aventuras espaciales de 'Guardianes de la galaxia'. Noah Hawley ya siguió su propio camino adaptando la película 'Fargo' a serie de televisión y, además, FX es un canal de cable básico que ha apoyado cosas como 'American Horror Story' (que ahora es uno de sus grandes éxitos) o que deconstruyó el policiaco moderno con 'The Shield'.

'Legión', que llega a FOX España el día 13, intenta llegar a ese público que cree que las historias de superhéroes son un género infantil y, al mismo tiempo, quiere ofrecer algo nuevo a los seguidores más fieles de Marvel, que aquí decide arriesgar bastante más de lo que suele hacerlo habitualmente. Y, desde luego, más de lo que FOX, que es quien tiene los derechos audiovisuales de los mutantes, se ha atrevido hasta ahora. Además, la serie forma parte de una nueva estrategia del estudio por ampliar las cadenas donde puede haber historias suyas.

Hasta ahora, sólo ABC (propiedad de Disney) y Netflix tenían superhéroes de Marvel, mientras Warner/DC los ha colocado en NBC ('Constantine', 'Powerless'), FOX ('Gotham'), brevemente en CBS (la primera temporada de 'Supergirl') y, principalmente, en The CW. Marvel ha empezado a desarrollar series sobre personajes menos conocidos fuera de los lugares con los que tenía acuerdos globales firmados. Además de 'Legión', está desarrollando para Hulu una adaptación de 'Runaways', el cómic de Brian K. Vaughan y Adrian Alphona sobre unos adolescentes que descubren que sus padres son archivillanos.

Si las peripecias de David Haller tienen éxito, pueden ser un refrescante cambio de rumbo en la manera en la que se trasladan los cómics de superhéroes a la pantalla. Porque, por mucha espectacularidad visual que aportara 'Doctor Strange', lo de 'Legión' es diferente.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio