Publicidad

Samsung abandona la producción de reproductores Blu-ray, el streaming sigue arrinconando al formato físico

Samsung abandona la producción de reproductores Blu-ray, el streaming sigue arrinconando al formato físico
57 comentarios

Publicidad

Publicidad

El segmento de los reproductores Blu-ray está en lenta desaceleración. Un estudio del año pasado revelaba cómo las ventas de estos dispositivos pasarán de 72 millones de unidades a 68 millones en 2023, pero puede que esa predicción se acelere tras las últimas noticias que llegan de Corea del Sur.

Allí Samsung ha anunciado que deja de fabricar reproductores Blu-ray 4K UHD, y aunque seguirá fabricando unidades 1080p para ese formato, un portavoz de Samsung confirmó que en Estados Unidos ya no distribuirá nuevos modelos.

El streaming es un poderoso enemigo

No es el primer fabricante en rendirse a una realidad evidente: el streaming de contenidos sigue ganando usuarios, y los formatos físicos, a pesar de sus ventajas, pierden interés.

Stat El streaming domina el segmento del entretenimiento en Estados Unidos. En 2018 los ingresos cuadruplicaron los de las ventas de DVDs y Blu-rays. Fuente: Statista.

El reputado fabricante de reproductores Blu-ray Oppo salió del mercado hace unos meses, y ahora es el gigante de la electrónica Samsung el que toma la misma decisión.

La decisión era previsible: Samsung no presentó nuevos modelos ni en el IFA de Berlín el pasado agosto ni en el CES de Las Vegas este enero. Los responsables de la firma no dieron razones específicas de la decisión, aunque parece evidente que las ventas de este tipo de discos no ayudan.

Bohemian

Curiosamente las ventas de DVDs siguen siendo absolutas protagonistas, y el formato Blu-ray 4K UHD no ha conseguido una gran adopción. En los últimos datos de venta de este tipo de formatos en Estados Unidos se muestra claramente. Los discos BD 4K supusieron un 5,3% de las ventas totales, mientras que los DVD siguen siendo muy populares y lograron una cuota del 57,9% de esas ventas recientes.

Tampoco ayuda que el formato haya ido evolucionando para hacer que ciertos discos solo sean compatibles con reproductores de última generación. Ha sucedido con la distribución de discos Blu-ray 4K con el nuevo HDR10+ en lugar de HDR10: la película 'Bohemian Rhapsody' tiene por ejemplo ese soporte, pero no Dolby Vision, lo que complica las ventas por ese conflicto de estándares.

Vía | Forbes

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir