Compartir
Publicidad

Seis trucos que tu conexión WiFi sea más rápida

Seis trucos que tu conexión WiFi sea más rápida
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si has contratado una conexión a Internet de alta velocidad, querrás que dicha velocidad llegue íntegra a tus dispositivos mediante el WiFi, pero no siempre es así. Hoy veremos seis trucos para que tu WiFi vaya más rápido.

Por velocidad nos estamos recibiendo a la velocidad de descarga y subida de datos y no a la latencia (ping), aunque ambos términos están con frecuencia relacionados. Nos centraremos en este artículo en la velocidad y no en la señal, pues ya te contamos cinco pasos para mejorar la señal de tu WiFi.

Haz todo en tu mano por aumentar la señal

Canales Cambiar a canales menos saturados es una buena forma de aumentar tanto la señal como la velocidad

Aunque hoy te vamos a hablar de la velocidad de la conexión, es inevitable hacer una mención a la señal, uno de los factores más determinantes en la velocidad de una conexión. Una conexión WiFi con poca señal es también una conexión WiFi lenta.

Puedes pensar en ello como si fuera una emisora de radio. Cuando tienes buena señal, la recepción es perfecta y el sonido es el mejor posible. Cuando hay poca señal, apenas puedes oir nada por culpa del ruido e interferencias. Más o menos pasa lo mismo con el WiFi, solo que en vez de oir interferencias se pierden los paquetes de datos por el camino y deben volver a enviarse, disminuyendo así la velocidad.

Velocidad y señal son conceptos que van de la mano, así que te remitimos a nuestro artículo Cómo mejorar la señal de tu WiFi en cinco sencillos pasos para que revises que tu red WiFi está optimizada para proporcionarte la mejor señal posible.

Cambia a los 5 GHZ

Diferencias

Cuando te hablábamos de las diferencias entre las conexiones WiFi de 2,4 GHZ y de 5 GHZ ya te comentábamos que, a grandes rasgos, la conexión WiFi de 5 GHZ tiene una mayor velocidad teórica: 867 Mbps frente a los 60 Mbps de las conexiones de 2,4 GHZ.

Aunque los 50 Mbps eran más que suficientes hace unos años, hoy en día con las conexiones de fibra están empezando a superar la velocidad máxima teórica, por lo que conectarte mediante 2,4 GHZ hará que la conexión actúe como un cuello de botella.

No obstante, no siempre te será posible cambiar a los 5 GHZ pues tanto tu router como tus dispositivos (móviles, portátil, tele) necesitan tener compatibilidad con el estándar. Con el móvil no vas a tener problemas, pues llevan años incluyendo esta conexión, pero PC y portátiles de gama media podrían ser incompatibles.

Otro problema de la conexión WiFi de 5 GHZ es el rango de red, que es menor que en 2,4 GHZ. Es por eso indicado en situaciones en las que el router está relativamente cerca de tus dispositivos y no tanto cuando un único router tiene que cubrir una gran zona (una casa grande). Algunos dispositivos son lo suficientemente inteligentes como para cambiar automáticamente entre la conexión de 5 GHZ y de 2,4 GHZ automáticamente, según la que tenga mayor señal.

No satures la conexión

Utorrent

La velocidad de conexión a Internet es compartida entre todos los dispositivos que están conectados, de modo que es normal que cuando alguien está descargando archivos con un programa como uTorrent la velocidad de conexión se resienta.

La conexión de Internet, WiFi o no, es en cierto modo como una tubería por la que viajan los datos, y si alguien está usando casi todo el caudal, otra persona solo podrá usar una pequeña porción. Así pues, como norma general, cuantos más dispositivos están conectados a una red, esta es más lenta. Ahora bien, depende mucho de qué están haciendo esos dispositivos.

Algunas aplicaciones de descarga como uTorrent te permiten limitar la velocidad de subida y bajada de modo que puedas seguir usando la red sin notar ralentizaciones.

Otra técnica, aunque más complicada de implementar, es configurar el servicio QoS del router, mediante el cual se priorizan ciertos tipos de datos (por ejemplo, llamadas VoIP o vídeo en streaming) con respecto a otros caudales de datos. La mala noticia es que configurarlo es un proceso bastante complicado y que varía de un router a otro, así que te sugerimos que te pongas en contacto con tu proveedor de Internet o revises el manual de tu router.

Hazte con un router decente

Router

El router es la pieza más importante de tu conexión WiFi y de él dependen mucho de los puntos anteriores: por ejemplo, para poder conectarte al WiFi mediante una conexión de 5 GHZ y, sobre todo, para aumentar la señal, pero su importancia va más allá de sus especificaciones sobre el papel.

Con frecuencia no le damos demasiada importancia a nuestros routers y nos conformamos con cualquiera que sea que nos ha instalado nuestro proveedor de Internet, pero un router malo es también lento y se bloquea a la mínima ocasión.

Esto es especialmente importante si usas programas de descarga como uTorrent, donde se hacen cientos de conexiones simultáneas. Esto supone una carga de trabajo para la que algunos routers que van con la potencia justa no están preparados.

¿Cómo saber qué router es bueno y cuál no? Tienes todas las respuestas en nuestra Guía básica para comprar tu nuevo router, con una selección de modelos recomendados con precios que empiezan en los 60 euros.

... y con un buen adaptador WiFi

Adaptador

En tu móvil, la tele, la consola y muchos otros dispositivos, el adaptador WiFi es el que hay, pero en un PC y un ordenador portátil tienes más opciones. Algunos ordenadores portátiles de gama baja o media incluyen tarjetas de red algo anticuadas que no aprovechan las nuevas tecnologías y avances del WiFi. Por ejemplo, solo pueden conectarse mediante 2,4 GHZ y no 5 GHZ.

No necesitas comprarte un portátil nuevo para disfrutar de una conexión a Internet más rápida. En su lugar te puedes hacer con un sencillo adaptador WiFi USB como este por unos 9 euros, con soporte para 5 GHZ, Dual Band y velocidad de hasta 433 Mbps.

Echa a los intrusos de tu WiFi

Intrusos

Por último, no te olvides de comprobar si hay algún intruso en tu red WiFi. Es decir, vigila que ningún vecino perspicaz haya averiguado la contraseña de tu red WiFi y esté día y noche descargando cosas de Internet y reduciendo la velocidad de tu conexión a Internet.

Mientras que en tu casa probablemente sepas más o menos si tus PC y dispositivos están haciendo un uso intensivo de la red, cuando lo hace un vecino no tendrás ni idea más allá de que la conexión parece ser más lenta. Por suerte, puedes usar aplicaciones para PC y para el móvil para ver quién está conectado a tu red y tomar medidas en caso de que veas a alguien sospechoso.

En Xataka Basics | WiFi 2.4GHz y 5GHz: cuáles son las diferencias y cuál elegir

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio