Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué son los teraflops y qué miden exactamente

Qué son los teraflops y qué miden exactamente
Guardar
11 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Sony y Microsoft están pisando el acelerador de las videoconsolas, y en esta frenética batalla por ver quién la saca más potente hay un término que no deja de repetirse: los Teraflops. De hecho casi podríamos decir que se ha convertido en una especie de nuevo estándar para medir el rendimiento de las consolas.

Por eso, hoy vamos a tratar de explicarte qué son los FLOPS y qué miden exactamente. También te vamos a explicar hasta qué punto es una medida fiable, y de paso pondremos un poco de contexto viendo cuántos tienen otros dispositivos que solemos utilizar.

¿Qué son exactamente los Teraflops?

Supercomputadora

El término FLOPS (Floating point operations per second) significa “operaciones de coma flotante por segundo”, y es una unidad que se suele utilizar para medir los cálculos matemáticos que puede hacer por segundo una CPU y GPU. La representación en coma flotante es una manera de representar números reales especialmente grandes o pequeños, de manera que los ordenadores puedan hacer operaciones aritméticas de forma más rápida.

Así pues, el FLOP es una medida que utiliza como referencia la cantidad de operaciones científicas que se pueden realizar en un segundo. Por lo general en la informática moderna siempre se han utilizado los Gigaflops, el cálculo en millones, pero con el avance de las capacidades de cálculo de los procesadores en los últimos años solemos hablar en billones de cálculos por segundo, los Teraflops.

Hasta la actual guerra de potencia de las consolas, esta era una unidad de medida en la que se fijaban sobre todo en los ámbitos científicos para desarrollar algunos de los mayores superordenadores del mundo. Estos actualmente ya han dejado atrás los Teraflops, y su carrera ahora está para con los Petaflops.

Con el tiempo, más allá de su enfoque científico y matemático, los FLOPS han acabado convirtiéndose en una medida de referencia para medir el rendimiento total del sistema (CPU + GPU). Aun así hay que tener en cuenta que en las aplicaciones ordinarias no científicas de los procesadores, las operaciones sobre números enteros medidos en MIPS son mucho más comunes.

Por lo tanto, aunque todos hemos acabado midiendo el rendimiento en FLOPS, esta medida no predice con precisión la rapidez con la que un procesador hará una tarea. Además no todo es potencia, y a la hora de valorar un dispositivo también tenemos que tener en cuenta otros conceptos como las frecuencias de sus procesadores o la memoria ROM y RAM.

Un buen ejemplo nos lo dio en una entrevista Jorge Huguet, Director de Marketing de Sony Computer Entertainment España: "Es como el motor de un coche. Tienes un motor así de grande que te da 200 caballos, o tienes un motor chiquitito que por su tecnología llega a 180 caballos pero al final la velocidad que te coge es la misma". Esto quiere decir que más allá del rendimiento bruto hay muchas otras tecnologías que también influyen en el resultado final.

En cualquier caso, el Teraflop es una medida de referencia con la que los desarrolladores pueden saber con cuánta potencia computacional pueden contar a la hora de crear sus juegos en determinadas plataformas. Por lo tanto, cuantos más Teraflops tenga una consola mayores y más complejos serán los universos virtuales que se pueden crear para ella.

¿Cuántos Gigaflops tiene tu móvil, ordenador o consola?

Chip

La mejor manera de entender lo que supone que esta o aquella consola tengan estos y aquellos FLOPS es la de compararlos a otros dispositivos cercanos que solamos utilizar convencionalmente. Para ello, una página que seguro te resulta más que interesante es GPU GFLOPS, que te da la medida en Gigaflops de varios tipos de dispositivo.

Por ejemplo, y aunque pertenezca a la gama alta del año pasado, un móvil con SoC Snapdragon 821 con Adreno 530 tiene un rendimiento de 519,2 Gigaflops, y los chips Apple A9X del iPad Pro alcanzan los 345,6 Gigaflops. Por su parte, la Nvidia GeForce GTX 1080 tiene una potencia de 9000 Gigaflops, unos 9 Teraflops.

En cuanto al mercado de videoconsolas, tienes a la Xbox One y la PlayStation 4 con 1311,5 y 1840 Gigaflops respectivamente. La PlayStation 4 Pro llegará a alrededor de 4200 GFlops, y Project Scorpio espera alcanzar los 6000 Gigaflops. De la Nintendo Switch aún no hay demasiados benchmarks, pero sus especificaciones sugieren entre 400 y 500 Gigaflops.

Imágenes | Wikimedia, Argonne National Laboratory

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos