Compartir
Publicidad

Qué es un fork de Android y cuáles son sus ventajas y desventajas

Qué es un fork de Android y cuáles son sus ventajas y desventajas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy te vamos a explicar de la forma más sencilla posible qué es un fork de Android y cuáles son sus ventajas y desventajas. Tras el anuncio de Google de que iba a empezar a cobrar a fabricantes por usar sus aplicaciones de Android todos nos hemos puesto a hablar de cómo esto puede favorecer a los forks del sistema operativo, aunque sin pararnos a explicar qué queremos decir con eso.

Por eso, vamos a empezar explicándote qué es un fork en el mundo de la informática, y cómo se aplica ese concepto en el mundo de Android con las ROMs. Luego terminaremos diciéndote cuáles son algunas de las ventajas y desventajas que estos forks o ROMs pueden llegar a tener para un usuario convencional.

Qué es un fork

En el mundo del software, se le llama fork (bifurcación en inglés) a cuando un desarrollador utiliza una copia del código fuente de un programa, aplicación o incluso un sistema operativo para crear un nuevo proyecto basado en él. Este nuevo proyecto será diferente y una pieza de software separada del original y mantenida por otras personas, aunque no dejará de ser un derivado del original.

Estos forks son muy comunes en el mundo del Software Libre y el Open Source (o de código abierto). Estas dos filosofías se basan en que los creadores den libre acceso al código fuente de sus piezas de software, de manera que el resto de la comunidad de desarrolladores puedan revisarlo, avisar de posibles fallos, o modificarlo creando y distribuyendo aplicaciones derivadas sin tener que pedir permisos ni violar normas de copyright.

Existen varios tipos de fork. Por una parte están las modificaciones de aplicaciones concretas, y por otro los forks de sistemas operativos de sean libres o de código abierto. Esto es algo bastante común en el mundo de GNU/Linux, donde existen decenas de distribuciones diferentes parten todas de un mismo código en común, en incluso forks de otros forks que componen un nutrido ecosistema de sistemas operativos.

Qué son los forks de Android

Android 1693894 1280

A la hora de pensar en Android, puedes hacerlo como un proyecto que está dividido en dos. Por una parte tienes la parte del sistema operativo que es de código abierto, el Android Open Source Project o AOSP, y luego tienes una parte de Android que es propietaria de Google y que no está abierta. La parte abierta la puede coger cualquier fabricante para crear su propia variación, a la cuál podemos referirnos como fork.

Este tipo de prácticas las realizan fabricantes como Samsung, HTC y muchos otros desarrolladores de ROMs, incluyendo algunos más independientes como Lineage OS. Por lo tanto, a efectos prácticos la mayoría de ROMs podrían considerarse forks, ya que parten del código fuente de Android para crear una versión independiente.

Por lo tanto, a las forks de Android se las acaba conociendo generalmente como ROMs. Hay algunos casos en los que estos derivados de Android se diferencian mucho más del original, como el caso del Fire OS. Aunque en esencia Amazon hace con él lo mismo que otros fabricantes, sólo que sin el pack de aplicaciones controlado por Google y con un lanzador diferente para que tenga un aspecto aún más diferenciado.

Hasta aquí todo sencillo, pero hay un problema. Y es que muchos usuarios intentan diferenciar entre ROM y fork. Sobre todo porque defienden que un fork implica tomar una dirección diferente al producto en que se basa, cuando la mayoría de ROMs básicamente ofrecen lo mismo que Android pero con algunos cambios estéticos y varias pocas funciones extra.

Por eso en algunos medios y comunidades puedes encontrar diferentes tipos de definiciones que buscan la diferenciación. Algunos ponen la línea divisoria precisamente en esa segunda mitad de Android controlada por Google, sus aplicaciones nativas y el utilizar la tienda de Google Play.

Por eso, verás que hay quienes consideran ROMs a los derivados de Samsung, HTC y compañía reservando el término fork para alternativas como Fire OS. Teniendo en cuenta que al final todas son modificaciones de Android, esto ya puede depender un poco de tus ideales y de las ganas que tengas de establecer personalizaciones entre quienes preinstalan las aplicaciones de Google y los que no lo hacen, aunque algunos de estos segundos te den libertad para hacerlo luego por tu cuenta.

Ventajas e inconvenientes de los fork de Android

El optar por una ROM o un fork de Android tiene algunas ventajas, pero también inconvenientes a tener en cuenta. Estos inconvenientes, además, pueden ser mayores en el caso de que los fabricantes no hayan llegado a un acuerdo con Google para implementar sus aplicaciones, que es la parte de Android controlada directamente por la multinacional, y que además de Chrome y otras apps nativas incluyen también la tienda Google Play.

En cuanto a las ventajas, la principal es que el móvil puede tener algunas funciones que la versión base de Android no tiene, aunque es muy posible que si estas son buenas Google acabe implementándolas en futuras actualizaciones. Aun así, hay quienes están haciendo cosas notables, como por ejemplo Samsung añadiendo el modo de escritorio DeX a sus dispositivos de alta gama.

En algunos casos, los forks también pueden fomentar la libertad de poder optar por aplicaciones alternativas, e incluso tiendas de aplicaciones que no estén controladas directamente por Google. Incluso si es una fork sin Google Apps, también habrá quien se sienta un menos controlado por la multinacional al no tener sus aplicaciones por doquier recolectando datos.

Este tipo de forks son precisamente las que más pueden acabar prosperando tras la decisión de Google de empezar a cobrar a los fabricantes por la licencia de Google Play y el uso de sus aplicaciones en Android. Puede que muchos acaben optando por alternativas como el Fire OS de Amazon que tiene su propia tienda de apps, y puede que incluso acaben apareciendo nuevos forks que le den un poco más de diversidad al ecosistema.

Pero este tipo de versiones de Android también pueden tener algunos aspectos negativos. El primero y más evidente es que los usuarios tardan más en recibir las nuevas versiones de Android, ya que los fabricantes tienen que extraer su código fuente y empezar a trabajar en la siguiente versión de su fork.

También puede haber algunos inconvenientes relacionados con la seguridad y privacidad del dispositivo. Sí, puede que una fork te permita deshacerte del Gran Hermano de Google, pero eso también significa que tienes que buscar una alternativa segura a su tienda de aplicaciones, la cual intenta tener siempre las versiones fraudulentas y el malware a raya.

En el caso de los grandes fabricantes, estos suelen incluir Google Play y una tienda de aplicaciones propia para que puedas decidir cuál usar, e incluso en casos como los de Amazon no dejas de tener a una gran empresa detrás controlando las aplicaciones de su tienda. Pero debes tener cuidado con algunos móviles chinos que tengan tiendas de aplicaciones desconocidas cuya seguridad no esté garantizada.

Además, los móviles chinos también pueden causar complicaciones extra debido al idioma que tienen algunas de sus fork o ROMs, sobre todo si los compras directamente a aquel país. En el mejor de los casos estarán traducidas al inglés, y en el peor de ellos tendrás que vértelas con un idioma chino y buscar en Internet a alguien que haya hecho alguna modificación para traducirlo... o que te permita instalar otra ROM en el mismo dispositivo.

En Xataka | Tras la multa histórica de la UE, Google comenzará a cobrar a los fabricantes por el uso de sus aplicaciones en Android

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio