Publicidad

Puertos de router: qué son, cómo abrirlos y por qué

Puertos de router: qué son, cómo abrirlos y por qué
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy vamos a explicarte cómo y por qué abrir los puertos de tu router. Si has jugado online, si has hecho videoconferencias de forma intensiva o incluso si sueles utilizar a menudo torrents u otras aplicaciones de descarga, es posible que a la hora de hablar de velocidad en estas tareas hayas oído hablar de la posibilidad de abrir los puertos de tu router.

Para que entiendas bien todo este proceso, vamos a empezar explicándote qué es exactamente eso de los puertos del router. Luego, comentaremos por qué podrías querer abrir o no abrir estos puertos, y terminaremos explicándote el proceso para hacerlo. Todo ello vamos a intentar explicártelo de forma entendible independientemente de tus conocimientos.

Qué son los puertos del router

El Router es el dispositivo que se encarga de reenviar los paquetes de datos de tu ordenador entre distintas redes, por lo general una local o LAN y una externa con un puerto WAN que puedes utilizar, por ejemplo, para conectarse al ADSL o la fibra y de ahí a Internet. Vamos, que los datos de tu red local, como los de tu ordenador, son enviados por el router a los dispositivos o servidores de las webs que quieres visitar.

Cuando te conectas a una página web, a otro dispositivo externo o a cualquier servicio que tenga su propio servidor, se produce entre este servidor y tu ordenador un intercambio de datos. El dispositivo que controla este tráfico, el que hace de mensajero entre tú y el servidor de la web a la que te conectas es el router.

A la hora de enviar los datos desde tu red local a la externa, tu router utiliza una serie de canales o puertas en las que se organiza el contenido que envías. Estos son los puertos, y como si fueran realmente puertos de barcos, son como puertas que abres y cierras, y por donde pasa la información que envías o recibes en tu red.

Todos los routers tienen un total de 65536 puertos, que van desde el 0 hasta el 65535. La IANA, la entidad que supervisa la asignación global de direcciones IP y otros recursos relativos a los protocolos de Internet, tiene establecido un estándar de asignación de puertos. Esto quiere decir que existen como tres grupos de puertos, y los puertos de cada uno de estos grupos tienen una función específica. Estas son las tres categorías:

  • Puertos del 0 al 1023: Son los puertos bien conocidos, los que están reservados para el sistema operativo de tu ordenador, y los protocolos más importantes para su funcionamiento. Por ejemplo, el puerto 21 es el del FTP, el 25 el del SMTP, y el puerto 80 para el HTTP.
  • Puertos del 1024 al 49151: Son los puertos registrados, los que se utilizan por las aplicaciones y los juegos que instales en el ordenador. Por lo general se configurarán de forma automática durante sus procesos de instalación.
  • Puertos del 49152 al 65535: Son los puertos dinámicos o privados, los que corresponden a las aplicaciones que necesitan conectarse a un servidor. Es en este rango en el que se encuentran los clientes de descargas P2P, por ejemplo.

Por qué abrir los puertos de tu router

Aunque por lo general se configuran correctamente, si algún tipo de error durante la instalación ha hecho que el puerto dinámico que necesita una aplicación no se haya configurado correctamente, empezarás a tener problemas a la hora de utilizarla y necesitarás abrir su puerto para que su velocidad de conexión o funcionamiento sean los previstos.

Esto pasa porque al no configurarse adecuadamente, tu ordenador no sabrá cuál es el puerto o la puerta que debe abrirle a los datos, ni tampoco a qué aplicación se los debería entregar. Esto provocará problemas de conexión, como el clásico de que las descargas vayan demasiado lentas, o que haya demasiado lag en un juego o app.

Es aquí cuando tendrás que ponerte manos a la obra, ir a la configuración de tu router y abrir manualmente los puertos necesarios por la aplicación o el juego que esté fallando. ¿Y por qué los puertos están cerrados por defectos y no abiertos para que no tengas que hacerlo tu? Pues por la misma razón por la que no dejas las puertas de tu casa abiertas: la seguridad.

Los puertos deben abrirse cuando se utilizan, pero deben permanecer cerrados cuando ya no se están utilizando. Si dejas los puertos abiertos, un atacante podría aprovecharlos para acceder a tu red u ordenador. De ahí que sea importante abrir manualmente sólo los puertos que vayas a utilizar, y cerrarlos cuando dejes de utilizar la aplicación que necesitas. Esto es algo que si los puertos están bien configurados suele gestionar tu ordenador, pero que si los abres manualmente puede ser un problema.

Cómo abrir los puertos de tu router

El primer paso para abrir los puertos de tu router es saber tu dirección IP privada. Hay varios métodos para saberlo, desde con páginas como Ver mi IP o CualEsMiIP.com hasta el comando IPCONFIG de la consola de Windows, pasando por la configuración de red de tu sistema operativo (Configuración -> Red e Internet -> Ver las propiedades de red en Windows 10).

Sesion Router

A continuación, entra en la configuración de tu router utilizando las direcciones IP 192.168.1.1 o 192.168.0.1, e inicia sesión con tu cuenta de administrador. Los pasos que vamos a dar después dependen de cada router. En las capturas de ejemplo, vamos a utilizar el configurador del ZTE F680.

Add App

Una vez dentro de la configuración del router, en el caso de nuestro F680 debes pulsar en la sección Application List del apartado Network (1). Una vez dentro, pulsa en Click here to add an application (2), ya que es el método para añadir aplicaciones y abrir los puertos necesarios. En otros routers, es posible que tengas que buscar una sección Nat, otra relacionada con red o directamente algún menú que mencione los puertos.

Mete Excepcion

Y a continuación, en el caso del ZTE F680 sólo te queda escribir el nombre de la aplicación y escribir los puertos que quieras abrir, unos datos que debería proporcionarlos la aplicación que estás haciendo funcionar. En otros routers es posible que tengas que escribir tu IP, de ahí que te hayamos recomendado al principio anotarla.

Abrir los puertos de forma automática

Upnp

Algunos routers también tienen otro método para abrir los puertos de forma automática. Se trata de la función UPnP o Universal Plug and Play, que se encarga de abrir y cerrar de forma automática los puertos que se estén utilizando.

Esto facilita mucho el proceso y evita que tengas que abrir los puertos de forma manual, ya que cuando el router detecte que una aplicación está intentando acceder a un puerto, aunque en su configuración no se haya configurado correctamente, el router lo abrirá y lo volverá a cerrar después de forma automática cuando lleve un tiempo sin utilizarse.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir