Publicidad

NFC Android: qué es, cómo activarlo y para qué se puede usar

NFC Android: qué es, cómo activarlo y para qué se puede usar
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

Vamos a explicarte qué es y para qué se puede usar el NFC en tu móvil Android, y de paso te explicaremos también cómo puedes activarlo en tu dispositivo. Se trata de una tecnología que lleva ya varios años con nosotros, y que seguro que alguna vez la has utilizado sin darte cuenta para realizar pagos móviles o usar el pase del autobús con tu dispositivo.

Vamos a empezar con una explicación lo más sencilla posible para que te quede claro qué es exactamente el NFC. Luego pasaremos a enumerarte las situaciones en las que se pueden utilizar, para terminar con los pocos y sencillos pasos que tienes que dar en tu móvil para activarla.

Qué es el NFC

El término NFC significa Near Field Communication, lo que traducido sería algo así como comunicación de campo cercano. Se trata de una tecnología inalámbrica de alta frecuencia que funciona en la banda de los 13.56 MHz, y que deriva de las etiquetas RFID presentes en abonos de transporte o sistemas de seguridad de tiendas físicas.

Se trata de una plataforma abierta pensada desde el inicio para dispositivos móviles, y que sirve para enviar datos de un dispositivo a otro. Y como su propio nombre indica, su radio de acción es muy bajo, por lo que hay que acercarse a 10 o 15 centímetros del dispositivo con el que te quieres comunicar para poder utilizarla.

Funciona creando un campo electromagnético mediante inducción, en el que se genera un intercambio de datos entre dos dispositivos con una tasa de transferencia puede alcanzar los 424 Kbps. Por esta velocidad, es una tecnología más enfocada a la identificación y validación de equipos y personas que la transferencia de datos.

Su punto fuerte está en la velocidad de comunicación, que es casi instantánea sin necesidad de emparejamiento previo. El tener que utilizarlo acercándose a un rango de unos 20 cm como mucho tiene como punto negativo que no sirve para comunicaciones a distancia. Sin embargo, eso tiene también el beneficio de tener un uso transparente a los usuarios, ya que tendrás que acercar deliberadamente tu dispositivo a otro.

La tecnología NFC puede funcionar en dos modos. Primero está el modo activo, en el que ambos equipos con chip NFC generan un campo electromagnético e intercambian datos. Y luego está el modo pasivo, en el que solo hay un dispositivo activo y el otro aprovecha ese campo para intercambiar la información.

En cuanto a su seguridad, dado que estamos ante una comunicación por radiofrecuencia siempre existe la posibilidad de que se realice una lectura de nuestra transmisión. En el caso de la tecnología NFC la poca distancia a la que opera es un punto a su favor, pero no se puede descartar la copia de los códigos de nuestro chip para un uso fraudulento.

Para qué se puede usar el NFC

¿Y para qué se puede utilizar el NFC? Pues es una tecnología que ya se está utilizando en más sitios de los que piensas. Por ejemplo para hacer pagos con tu smartphone en vez de una tarjeta de crédito, pero también se usa para identificarte con credenciales, sincronizar automáticamente un dispositivo con otro, o automatizar acciones con etiquetas NFC. Estas son las descripciones de cada uso que se le da a esta tecnología.

  • Identificación: El NFC puede utilizarse para el acceso a lugares donde es precisa una identificación. Por ejemplo, puedes tener una tarjeta con chip NFC o tu propio móvil para identificarte en el abono de transporte y para el acceso a determinados recintos.
  • Recogida/intercambio de datos: Google es el principal protagonista de este uso, pues en combinación con las etiquetas RFID, utilidades como marcar dónde estamos, recibir información de un evento o establecimiento son inmediatas. Vamos, que aunque no es su uso principal también pueden transmitirse datos por NFC.
  • Sincronización instantánea de dispositivos: Algunos fabricantes también están utilizando esta tecnología para sincronizar sus diferentes dispositivos. Por ejemplo, son sólo acercar tu móvil a unos altavoces estos se podrían sincronizar automáticamente sin tener que pasar por una tediosa configuración mediante Bluetooth.
  • Automatización de acciones: Desde hace años existen etiquetas NFC que puedes configurar para que, cuando pases el móvil por ellas, se realicen determinadas configuraciones automáticas. Por ejemplo, podrías poner una en la entrada de tu casa para conectarte a la WiFi, u otra en tu mesita de noche para activar el silencio o el modo avión.
  • Pago con el teléfono móvil: Y esta se ha convertido en la estrella de los usos del NFC. Y es que es más cómodo poder pagar con un móvil con NFC en el que tienes vinculada tu tarjeta que tener que sacar la tarjeta bancaria de la cartera. Seguro que casi todos tenemos el móvil siempre más a mano que la cartera.

Como puedes ver, los usos del NFC son bastante cotidianos. Puedes utilizarlo para tener el abono de transporte de tu ciudada en el móvil o una tarjeta específica, pero también para realizar pagos en datáfonos mediante varias plataformas. Estos quizá son dos de los usos más generalizados.

El de poder utilizarse para sincronizar o vincular dispositivos es un uso recurrente. Por ejemplo, hay dispositivos como cámaras de fotos que tienen un chip NFC, de manera que cuando acercas el móvil puedes establecer una comunicación entre ambos usando una app nativa en el dispositivo. De esta manera, procesos como el de transferir las fotos de un dispositivo a otro son mucho más sencillos.

Y lo de las etiquetas NFC, pues es algo que puede resultar bastante útil si en casa te gusta ir alternando de una configuración del móvil a otra dependiendo de la habitación en la que estés. Hay muchos modelos de estas tarjetas disponibles.

Cómo activar el NFC en tu móvil

Nfc

Como suele pasar siempre en Android, el camino a recorrer para activar el NFC depende en gran medida de cómo trate tu fabricante al sistema operativo y de su capa de personalización. En algunos casos es tan sencillo como deslizar hacia abajo en tu pantalla principal, ya que está en los atajos rápidos de la pantalla de notificaciones. En este caso sólo tienes que pulsar el icono con el símbolo NFC para activarlo o desactivarlo.

Nfc Movil

Sin embargo, en otros casos vas a tener que navegar un poco por las opciones del sistema operativo, aunque no mucho. Si tienes un Android limpio, desliza hacia abajo la barra de notificaciones, y arriba a la derecha pulsa sobre el icono de la rueda dentada para entrar en el menú de Ajustes del sistema.

Ahora, en la sección Conexiones inalámbricas y redes pulsa sobre la categoría Más, y entre las opciones que te aparecerán en este menú debería haber una que se llame NFC. También puede ser que lo encuentres en la sección Dispositivos conectados. Se trata de una tecla de activación, por lo que pulsando una vez sobre NFC lo activarás, y si vuelves a pulsarlo después deshabilitarás la opción.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir